Cardenal Ouellet: abusos sexuales en la Iglesia NUNCA MÁS


10 de Febrero, 2012
El cardenal recordó que ya en 2002 el Papa Juan Pablo II dijo que «No hay lugar en el sacerdocio ni en la vida religiosa para quien haga daño a los jóvenes».

El cardenal Marc Ouellet, prefecto de la Congregación para los Obispos, afirmó tajantemente ante el altar de la iglesia de San Ignacio: «No es tolerable que en la iglesia se abuse de los niños. ¡Nunca más!». Así lo aseguró durante el acto penitencial de la Conferencia contra abusos sexuales promovida por el Vaticano en la Pontificia Universidad Gregoriana.

Con su autoridad de responsable de los obispos de todo el mundo, el cardenal Marc Ouellet, afirmó en la iglesia romana de San Ignacio que «debemos tener el coraje de pedir humildemente perdón a Dios y a los pequeñuelos que han sido violados. El primer paso es escucharles atentamente y dar crédito a sus historias de sufrimiento».

El cardenal recordó que ya en 2002 el Papa Juan Pablo II dijo que «No hay lugar en el sacerdocio ni en la vida religiosa para quien haga daño a los jóvenes». Es decir, los criminales deben ser expulsados. En esa línea, el cardenal reiteró solemnemente: «No es tolerable que en la Iglesia se abuse de los niños. ¡Nunca más!».

Ouellet reconoció que algunos sacerdotes y religiosos «eran personas profundamente perturbadas», por lo que «habría que haber impedido que llegasen a taras de ministerio para las que no eran idóneos. Esto no siempre se ha hecho de modo eficaz y por eso pedimos perdón a las victimas».

La Conferencia registra consenso en que la Iglesia cuenta ya con normas suficientes para hacer frente a este problema. Lo que hace falta es aplicarlas con energía, creando una cultura de cooperación con las autoridades civiles y de «tolerancia cero» ante estos delitos.

El fiscal anti-abusos del Vaticano, Charles Scicluna, manifestó que «tenemos que estar muy atentos al escoger los candidatos al episcopado, y también utilizar todos los medios que prevé el derecho canónico para pedir cuentas a los obispos». El promotor de Justicia de la Congregación para la Doctrina de la Fe insistió en que «no es aceptable» que algunos obispos sigan ignorando los protocolos establecidos por el Vaticano o por las conferencias episcopales.

Scicluna afirmó que «los obispos son responsables ante Dios pero también ante sus fieles», y recordó que «los nuncios tienen la obligación de escuchar a los fieles y trasladar sus preocupaciones al Santo Padre». En otras palabras, los obispos incapaces de cortar en seco estos delitos gravísimos no sirven para el cargo. Y serán quitados de en medio.

 


Consejo Episcopal Latinoamericano
 Carrera 5 N° 118 - 31 - Bogotá D.C. (Colombia)
 Tel.: (57)(1) 587 97 10 - Fax: (57)(1) 587 97 17
 Email: celam@celam.org
  Desarrollado por Iglesia.cl