Inicio
Escuela Bíblica
Escuela Teológica
Escuela Social
LOS DIRECTIVOS DICEN:
EL DOCUMENTO DE MEDELLÍN Y LA POBREZA
 
Martes 16 de Febrero de 2016
Del baúl de los recuerdos extraigo éste aspecto tomado del magisterio de los obispos de América Latina y El Caribe. La opción por los pobres es profundamente teocéntrica...

No hay que encontrar sus fundamentos en otro tipo de motivaciones. Es un tema urgente y necesario. Se trata incluso de un asunto de credibilidad en el anuncio del Evangelio, de ahí que quiera desempolvar este tópico, tan antiguo y tan nuevo.

El tema de la pobreza fue tratado ampliamente en el documento XIV de Medellín que tiene el título “Pobreza de la Iglesia”. Se parte de la realidad latinoamericana, de ésta parte destaco lo siguiente:

“Con mucha frecuencia se confunde la apariencia con la realidad. Muchas causas han contribuido a crear esa imagen de una Iglesia jerárquica rica. Los grandes edificios, las casas de párrocos y de religiosos cuando son superiores a las del barrio en que viven; los vehículos propios, a veces justos; la manera de vestir heredada de otras épocas, han sido algunas de esas causas. El sistema de aranceles y de pensiones escolares, para proveer a la sustentación del clero y al mantenimiento de las obras educacionales, ha llegado a ser mal visto y a formar una opinión exagerada sobre el monto de las sumas percibidas. Añadamos a esto el exagerado secreto en que se ha envuelto el movimiento económico de colegios, parroquias, diócesis: ambiente de misterio que agiganta las sombras y ayuda a crear fantasías. Hay también casos aislados de condenable enriquecimiento que han sido generalizados. Todo esto ha llevado al convencimiento de que la Iglesia en América Latina es rica”.

“La realidad de muchísimas parroquias y diócesis que son extremadamente pobres y de tantísimos obispos, sacerdotes y religiosos que viven llenos de privaciones y se entregan con gran abnegación al servicio de los pobres, escapa por lo general a la apreciación de muchos y no logra disipar la imagen deformada que se tiene. En el contexto de pobreza y aun de miseria en que vive la gran mayoría del pueblo latinoamericano, los obispos, sacerdotes y religiosos tenemos lo necesario para la vida y una cierta seguridad, mientras los pobres carecen de lo indispensable y se debaten entre la angustia y la incertidumbre. Y no faltan casos en que los pobres sienten que sus obispos, o sus párrocos y religiosos, no se identifican realmente con ellos, con sus problemas y angustias, que no siempre apoyan a los que trabajan con ellos o abogan por su suerte”.

El documento también ofrece un testimonio que es como el deseo de aquellos obispos, que a la luz del Concilio recién concluido, plasmaron como su deseo para la realidad de nuestras iglesias con relación a la pobreza:

Deseamos que nuestra habitación y estilo de vida sean modestos; nuestro vestir, sencillo; nuestras obras e instituciones, funcionales, sin aparato ni ostentación. Pedimos a sacerdotes y fieles que nos den un tratamiento que convenga a nuestra misión de padres y pastores, pues deseamos renunciar a títulos honoríficos propios de otra época”.

“Con la ayuda de todo el Pueblo de Dios esperamos superar el sistema arancelario, reemplazándolo por otras formas de cooperación económica que estén desligadas de la administración de los sacramentos”.

No tengo nada más que agregar a estas reflexiones hechas por nuestros pastores y que hoy siguen siendo dicientes y significativas para nuestro caminar de discípulos misioneros.

P. Moisés Daniel Pérez

Vice - Rector Pastoral - CEBITEPAL

 

CEBITEPAL - Av. Boyacá No 169 D-75 Bogotá D.C. - Colombia
Teléfonos: (57-1) 5879 710 - (Ext. 302 - 303) Fax: (57-1) 5879 715
Email: cebitepalencontacto@celam.org