Inicio
Escuela Bíblica
Escuela Teológica
Escuela Social
TESTIMONIO Y REFLEXIÓN
La Fuerza de la Escritura
 
Lunes 17 de Diciembre de 2012
El Padre Aerton Marcos destaca la importancia de la escritura dentro de la comunicación y expone su significado como expresión del mundo interior de las personas.

“Jesús, inclinándose, se puso a escribir con el dedo en la tierra” (Jn 8,6). De entre las muchas y bellas capacidades que posee la persona humana, una que muy bien la identifica como ser sociable es el poder de comunicar, a través de la escritura, su mundo interior. Al redactar, el individuo puede exponer todo el poder que él tiene guardado internamente.


Indiscutiblemente, escribir es la manera de mostrar un poco más la identidad que uno carga. En una redacción se comunica toda la particular manera de ser y de sentir del ser humano. En ese contexto, componer un escrito es dejarse ver o darse a conocer.

 

Por detrás de un texto, más que impreso un don natural, está el resultado de quien se ha dedicado compartir los pensamientos, imágenes y palabras; el coraje de externar un poco más de su vida interior.


Un escrito, obra de la oración, de los estudios, de la reflexión, de la lectura, de la investigación o del diálogo, siempre será comunicante. Por eso, es importante reafirmar la necesidad de valorar y desarrollar el poder de la escritura.


En lo cotidiano de una sociedad que vive “corriendo”, no es posible viabilizar un tiempo familiar para la escucha. Donde pocos parecen saber escuchar, valeroso es saber escribir. Todo texto algún día será leído y “oído” por alguien.


Al mismo tiempo que se aclara la importancia de la escritura, tristemente, es necesario decir que la desigualdad social, también, ha perjudicado el mundo de las letras. Es una vergüenza observar que, en medio de una cultura de progreso económico, ser alfabetizado aún es un escandaloso privilegio.

 

Sin duda, el asistencialismo será la prioridad de los gobernantes mientras falte lo más básico para los gobernados. Si la persona humana acepta vivir así, sus ideas y sus letras han de permanecer desaprovechadas.


El hecho de escribir no se reduce a la simple tarea de imprimir palabras, su valor radica en el transmitir la riqueza de la vida. Mientras el hambre educacional permanezca como una cuestión secundaria, la historia de la humanidad seguirá perdiendo relatos y escritores.

 

aertonmarcos@hotmail.com

CEBITEPAL - Av. Boyacá No 169 D-75 Bogotá D.C. - Colombia
Teléfonos: (57-1) 5879 710 - (Ext. 302 - 303) Fax: (57-1) 5879 715
Email: cebitepalencontacto@celam.org