Inicio
Escuela Bíblica
Escuela Teológica
Escuela Social
TESTIMONIO Y REFLEXIÓN
Experiencia de Novenas en Veredas de Colombia
 
Miércoles 30 de Enero de 2013
El Padre Jesús Montes (Mexicano), estudiante de la Licenciatura Canónica en Teología, desea compartir de forma escrita la experiencia pastoral vivida en Colombia.

Soy Jesús Montes, estudiante del Instituto Teológico Pastoral para América Latina -ITEPAL, sacerdote mexicano originario de Irapuato, Guanajuato, México. Al participar en la Licenciatura Canónica en Teología con Énfasis en Formación Presbiteral, programa que ofrece este instituto, desde hace cinco meses resido en Bogotá, Colombia.

Me complace compartir que estoy muy contento y satisfecho por la experiencia académica que estoy viviendo en el Instituto gracias a la calidad de los profesores, cuya experiencia ha sido muy iluminadora, y porque valoro la experiencia intercultural y eclesial que brinda el Instituto al hacer coincidir maestros y alumnos que, al proceder de diversos lugares de latino-américa, nos permite compartir y ampliar nuestros horizontes.

Más allá de lo académico, quiero compartir algunas reflexiones a partir de una experiencia pastoral vivida durante el tiempo de Navidad, del 16 al 25 de diciembre de 2012, en la Parroquia de Guayabetal, (Colombia), donde el Párroco, José Matamoros, ha brindado el espacio para la participación de la comunidad de Misioneros del Espíritu Santo (Msps) quienes, con jóvenes de la Universidad La salle y de otras Universidades, hemos realizado misiones de Semana Santa y Navidad. Esta experiencia me ha permitido reconocer similitudes y diferencias entre Colombia y México.

En México, durante el tiempo de navidad se realizan las tradicionales posadas; se reza durante 9 días, desde el 16 hasta el 24 de diciembre, rememorando los meses previos al nacimiento de Jesús y se termina festejando el nacimiento del niño Jesús. Se celebra en una casa, puede ser diferente cada día, usualmente de la familia extensa, a manera de rencuentro. Un esquema básico es el siguiente, (puede variar de familia a familia): Villancicos, oración, rosario, petición de posada y se cantan villancicos; al final del rezo y de pedir posada se reparten aguinaldos, puede haber bebidas a los asistentes, regalos a los niños, y se rompen piñatas. En la actualidad es común llamar posada a cualquier fiesta no religiosa celebrada entre el 16 y 24 de diciembre.

En Guayabetal, viví este tiempo de navidad en las comunidades rurales (Veredas) de Tunque, Naranjal, la Palma y Gaques, con un grupo de jóvenes universitarios (2 jóvenes en cada Vereda y dos hermanos Msps estudiantes de teología de la Javeriana). En este encuentro descubrí otro mundo en Colombia, contemplé la belleza del lugar; gusté la vida de estas gentes, su fe profunda, transparente y confiada en Dios (de muchos). Su amabilidad, hospitalidad y cariño, hicieron que me sintiera parte de ellos y a la vez dolerme de sus problemas y dificultades.

Guayabetal tiene tierras muy fértiles, con abundante agua para el cultivo, trabajo pesado y que deja pocos beneficios económicos; los jóvenes buscan oportunidades en las ciudades dejando muchas veredas sin el aporte de este sector. El trabajo en el campo enfrenta diversos problemas, tanto por las plagas como por la falta de capital económico, por la falta inversión como también por los bajos precios de los productos, al grado que, por ejemplo, la producción de lulo y café no son costeables y otros productos de importación se ofrecen más baratos.

La gente del campo no ha contado tampoco con la suficiente atención por parte de la Iglesia; sin embargo, el campo es todavía una fuente de espiritualidad, es una riqueza de sentido de fe, pues la gente aún conserva fresca su experiencia de Dios, aunque se percibe la influencia de la cultura consumista que hace perder el sentido de la trascendencia. ¿Aún es tiempo de enriquecernos con esta cultura?

P. J. Jesús Montes Rodríguez msps

CEBITEPAL - Av. Boyacá No 169 D-75 Bogotá D.C. - Colombia
Teléfonos: (57-1) 5879 710 - (Ext. 302 - 303) Fax: (57-1) 5879 715
Email: cebitepalencontacto@celam.org