Inicio
Escuela Bíblica
Escuela Teológica
Escuela Social
TESTIMONIO Y REFLEXIÓN
“Todos ellos hablaron en nombre de Dios”
 
Lunes 11 de Febrero de 2013
Mi nombre es Oscar Villarruel O., sacerdote de la Diócesis de San Juan de los Lagos, México. Llamado al sacerdocio en medio del ambiente creativo de quien estudia arquitectura...

y ordenado sacerdote hace casi 7 años para una comunidad eclesial que cuenta con un amplio y fraterno presbiterio en un pueblo con un cristianismo arraigado y -como toda cultura actual- quebrado por los falsos absolutos proclamados desde realidades relativas, llegué a Bogotá con 35 años de juventud. El envío que he recibido de mi Obispo para realizar la Licenciatura canónica en Teología Pastoral se encuentra con la imperiosa necesidad que he sentido de hurgar con más profundidad el misterio de la fe en la en la vida del pueblo latinoamericano y en la reflexión que de ella hace.


Cuando pienso en dar un testimonio de mi vivencia en el ITEPAL me viene a la mente San Pedro escribiendo esas palabras sagradas que solo pueden ser fruto de un hombre enamorado y humilde: “Cuando les enseñábamos acerca del poder de nuestro Señor Jesucristo y de su regreso, no estábamos inventando una historia… antes que nada, deben saber que ninguna enseñanza de la Biblia se puede explicar como uno quisiera. Ningún profeta habló por su propia cuenta, todos ellos hablaron en nombre de Dios” (2 Pe 1, 16ss) pues así he percibido cada enseñanza…

… sin historias inventadas.

 

Me han compartido una teología-pastoral que ha sido fruto de largas experiencias, reflexiones, errores y aciertos de nuestras comunidades eclesiales en un continente con los matices más variados de realidad, de esperanza y, por supuesto, de expresiones de fe. He podido constatar con alegría la profundidad reflexiva y afectiva de nuestro magisterio latinoamericano que me impulsa a ser santo, teólogo y pastor para el Pueblo de Dios.

…ninguno habló por su propia cuenta.

 

Ha sido “enriquecedor” descubrirse heredero de una realidad simple y compleja, común y propia, esperanzadora y alienante, etc. La realidad de la identidad indígena que late en cada rincón de este continente, la del mestizaje que le da otro giro; una historia pautada por el amor a la patria, los anhelos y los dolores de las víctimas, los excluidos y los empobrecidos de nuestro continente, el fervor religioso y la multiculturalidad manifestada en lo celebrativo-cultural. El testimonio creíble del Pueblo de Dios en sus fieles laicos y en sus fieles ministros se comparte desde la propia cultura y se empata en la acción de Dios.


…todos hablaron en nombre de Dios.

 

No puedo dar testimonio de una vivencia personal sin manifestar el enorme grupo de académicos, compañeros de grupo y servidores del Instituto que conocen, sirven y promueven la iglesia de nuestra querida América; la calidez del equipo al frente del Instituto, la sabiduría y humildad de los profesores (algunos cruzan medio mundo para compartir con nosotros unas cuantas horas de su sabiduría) la fraternidad de los laicos, religios@s y sacerdotes que conforman cada grupo, y ni que decir que los Colombianos que históricamente han convertido sus tierras bogotanas en campo de reflexión teológico-pastoral.


de nuestro Señor Jesucristo.

 

Y por supuesto, la experiencia ha traído un “llamamiento” nuevo, una misión renovada y diferenciada para el ministerio, una inspiración siempre evangélica pero ahora llena de contemplación para el Pueblo de Dios que espera tener vida plena.

Así ha sido mi experiencia… así he sentido y vivido estos días en el ITEPAL.

 P. Oscar Villarruel Orozco.

CEBITEPAL - Av. Boyacá No 169 D-75 Bogotá D.C. - Colombia
Teléfonos: (57-1) 5879 710 - (Ext. 302 - 303) Fax: (57-1) 5879 715
Email: cebitepalencontacto@celam.org