Continuamos nuestro segundo día... XIX ELARNPJ del 13 al 18 de marzo 2017


17 de Marzo, 2017

Segundo día, martes 14 de marzo.

La jornada inició con la celebración de la Santa Eucaristía presidida por Mons. Alberto Bochatey, Obispo Auxiliar de La Plata-Argentina y Responsable de la Región Cono Sur del Departamento de Familia, Vida y Juventud del CELAM.

En éste segundo día de encuentro, siguiendo la metodología del acercarse, con la conducción del Centro de Investigación Social Avanzada (CISAC), se ha discernido sobre los desafíos de la evangelización de la juventud.

El Dr. Rodrigo Guerra López, enfatizó que se evidencia, tal como ya lo señaló Aparecida que “estamos en un cambio de época”, “vivimos un cambio de paradigmas”; “hoy la realidad es análoga, con múltiples manifestaciones, la vida es más grande que el concepto. Estamos ante nuevas búsquedas, hay una resignificación, cambios de lenguajes, afectos, expectativas, comunicación, modo de socializar”.

“Se vive una mutación antropológica, en el modo de concebir el mundo y de concebirnos; hoy prevalece la afectividad a la racionalidad, es una nueva atmosfera que debemos leer, realidad que debe ser atendida para ser entendida”.

Ante este desafío, requerimos volver a la metodología de Dios, la pedagogía de la “ENCARNACIÓN”. El método es la MISERICORDIA, anunciar la verdad del evangelio con máxima misericordia.

En un segundo momento, el Lic. Pablo Castellanos señaló que “en la misión evangelizadora de la juventud hay que tener presente cuatro principios: El “Tiempo es superior al espacio”: los frutos de la evangelización tienen sus tiempos, los de Dios, no se puede esperar todo en tiempos cortos, hay que hacer procesos. “La unidad prevalece sobre el conflicto”: debe prevalecer el proyecto de Cristo por los intereses individuales o de movimientos. “La realidad es más importante que la idea”: las personas, los jóvenes deben estar por encima de los planes. “El todo es superior a la parte”. Las individualidades deben ser supeditadas a la Iglesia, Madre y Maestra.

Finalmente, el Lic. Castellanos retomó ecos del Papa Francisco, en sus documentos y sus mensajes a los jóvenes, puntualizó que el Santo Padre, ha dado pautas para la evangelización a la juventud: hay que “Convertir la riqueza en esperanza”. Corresponde ayudar a los jóvenes a reconocer su dignidad de personas, de hijos de Dios, de esa manera la riqueza se convierte en esperanza.

Los jóvenes en estos cambios de época tienen necesidad de un “regazo materno”. Teniendo como modelo a María, debemos construir regazos de acogida para descubrir la dignidad a través del amor de la Madre que es la esperanza. En la mirada de la Madre se ve la mirada de los jóvenes que sufre.

Se requiere decir: Sí a la espiritualidad misionera, sí a las nuevas comunicaciones que genera Jesucristo. No a una espiritualidad egoísta, no a la asedia, no al pesimismo frustrante.

Algunos jóvenes compartieron su experiencia de acompañamiento a los jóvenes en este cambio de época.

Por otra parte, El Sr. Victor Chang, Secretario del Comité organizador de la Jornada Mundial de la Juventud en Panamá compartió acerca de aspectos importantes de la jornada.

Luego se dio paso al plenario y a trabajos en grupos por países y se compartió lo que se reflexionó en los grupos.

Finalmente al finalizar la jornada se tuvo el momento de la Lectio Divina y el compartir de la noche cultural a cargo de la región Cono Sur.

México, marzo 14  de 2017.

 


Consejo Episcopal Latinoamericano
 Carrera 5 N° 118 - 31 - Bogotá D.C. (Colombia)
 Tel.: (57)(1) 587 97 10 - Fax: (57)(1) 587 97 17
 Email: celam@celam.org
  Desarrollado por Iglesia.cl