::: Celam :::




 


Manifiesto en defensa de los Derechos Humanos de los Inmigrantes Haitianos

Imprimir




Trabajar en conjunto con El gobierno de Haití y con organismos internacionales orientados a la migración para cohibir la actuación de “coyotes” en los movimientos migratorios.

Las organizaciones nacionales e internacionales de apoyo a las migraciones y grupos de investigación y estudios sobre las migraciones con sede en las diferentes universidades brasileñas vienen acompañando con  preocupación  la realidad enfrentada por los inmigrantes haitianos en la frontera de la región norte de Brasil, así como la cobertura dada a esa realidad por los medios brasileños e internacionales. Alineados con la realidad de un tratamiento de esa nueva realidad como una cuestión de derechos humanos, así como a todos los flujos migratorios que se comienzan a intensificar en la región de Brasil, sugerimos al gobierno brasileño que vea en este momento la oportunidad de tornar concreta para el país y el mundo la postura humanitaria que vienen demarcando el discurso y las acciones gubernamentales en cuestiones que envuelven relaciones internacionales y que han contribuido para otorgar a Brasil reconocimiento político y económico en el contexto internacional.

 

En este sentido sugerimos los siguientes encaminamientos:

1.- Informar y esclarecer adecuadamente a la opinión pública sobre El conjunto de factores que están generando la inmigración de los haitianos, dentro de los cuales está, que esos flujos migratorios no ocurren apenas por dos terremotos, sino por un contexto de crisis interna, tanto económica como política de Haití; de que los haitianos están dejando su país e inmigrando a Brasil por la urgencia de sobrevivir; motivos por los cuales el gobierno brasileño esta concediendo a los haitianos, visas humanitarias y no en condición de refugiados, etc.

 

2.- Estimular a la sociedad brasileña, a través de campañas publicas, a ponerse al servicio de acciones solidarias con los inmigrantes haitianos en territorio brasileño, como ejemplo ya se evidencio en el amplio apoyo dado por los brasileños al pueblo haitiano después del ultimo terremoto y en otras tragedias y catástrofes que alcanzaron a las poblaciones de otros países. Estas acciones podrían ser articuladas por El gobierno en sociedad con organizaciones de apoyo a las inmigraciones y abrazar las demandas de los inmigrantes haitianos relacionados con la alimentación, empleo, morada, atendimiento médico, psicológico, jurídico, educativo, etc.

3.- Sensibilizar a los profesionales de los medios de comunicación brasileños, para evitar la creación de un clima de alarma y criminalización de la inmigración de haitianos, evitando el uso de imágenes sensacionalistas y de términos como de “invasión”, “ilegalidad”, etc conforme se viene observando en muchos materiales informativos así como en reportajes vinculados al asunto.

4.- Rechazar políticas restrictivas y xenofóbicas que prohíban o limiten fuertemente la entrada de inmigrantes haitianos y generen un clima propicio a la violencia, a la proliferación de mafias y a la explotación delos trabajadores. Analizando debidamente los ejemplos de otros países que adoptaron este tipo de políticas, se percibe que no solo el flujo de inmigrantes persistió (y en algunos casos aumentó, por que las causas de la inmigración no son enfrentadas), sino que la restricción ocasionó fenómenos lamentables como la formación de campos de inmigrantes próximos a las fronteras en condiciones de vida indigna; a conversión del tema migratorio en tema secundario es objeto de una política interna susceptible a explotación asistencialista y populista. Esas restricciones provocarán la criminalización de los movimientos migratorios, colaborando, todavía para tipificar el “delito de solidaridad”; o sea tornar crimen la ayuda al inmigrante sin documentos.

5.- Trabajar en sociedad con gobiernos de países sudamericanos, con gobiernos de los Estados brasileños y con organizaciones de apoyo a las migraciones para planear y efectivizar programas de acogida y inserción de los nuevos inmigrantes haitianos en diferentes Estados y ciudades sudamericanas y brasileñas.

6.- Construir junto a los países de transito, un proyecto de actuación conju8nta envolviendo los diferentes actores gubernamentales e no gubernamentales de modo que se garantice una migración segura. La negligencia frente a la represión y la violencia deben ser denunciadas y enérgicamente rechazadas.

7.- Trabajar en conjunto con El gobierno de Haití y con organismos internacionales orientados a la migración para cohibir la actuación de “coyotes” en los movimientos migratorios de haitianos en Brasil, así como la propaganda sobre las ventajas económicas y oportunidades de trabajo en el país, especialmente relacionadas a la Copa del Mundo.

8.- Pautar la política externa del gobierno brasileño en relación a Haití por el derecho fundamental del respeto a la soberanía y autodeterminación del pueblo haitiano, reconociendo su capacidad y defendiendo la restitución de la deuda histórica, social, ecológica y financiera necesaria para la vida y dignidad de la población de Haití. Considerar en ese sentido las referencias históricas de Haití como una nación precursora y benefactora de las luchas antiesclavistas y anticoloniales en toda la región, renombrado por la creatividad de sus artistas y por la fuerza organizativa de su pueblo, que a lo largo de su historia, vienen soportando enormes depredaciones y calamidades y al mismo tiempo demostrando disposición para una lucha permanente y solidaria en la construcción de alternativas frente a injusticias y adversidades.

9.- Desenvolver estudios de emergencia para oír y conocer las historias de vida, realidades enfrentadas en El proceso migratorio en la llegada a Brasil, expectativas, formación y experiencias y posibilidades de inserción de los haitianos en actividades productivas en la sociedad brasileña. Esos estudios pueden ser desarrollados en conjunto con pesquisidores de universidades que trabajan directamente con el tema, algunas de las cuales ya están actuando directamente junto a los inmigrantes haitianos en la región norte del país como en el caso de GEMA (Grupo de Estudios Migratorios de la Amazonia)

10.- Evaluar continuamente el impacto de la migración de haitianos en sus relaciones sociales y comunitarias, para producir instancias de mediación con la sociedad brasileña  que colaboren para la promoción de relaciones interculturales positivas entre las culturas y para la prevención y combate a las relaciones de cuño xenofóbico, racista, sexista, elitista, o cualquier otra forma de discriminación negativa y explotación indebida que puedan ser dirigidas a esta población.

11.- Retomar a partir de ese flujo migratorio de haitianos, El proceso de formulación y aprobación de políticas migratorias con foco en la inclusión y que contengan directrices para el efectivo enfrentamiento al crecimiento de las migraciones al Brasil desde el punto de vista de los derechos humanos. Es fundamental que esa formulación cuente con la participación de los inmigrantes, de sociedades de apoyo a las migraciones y de pesquisidores de las universidades que se dedican al estudio del tema y sean parte del proceso de integración regional liderado por Brasil en América del sur en el ámbito de iniciativas como la Unión de las Naciones Sudamericanas – UNASUR y la Comunidad de Estados Latino Americanos y Caribeños CELAC.

Firmantes:

Articulação Sul-Americana Espaço Sem Fronteiras

Grupo de Estudos Migratórios da Amazônia, da Universidade Federal do Amazonas

Laboratório de Comunicação Social Aplicada do Programa de Pós-Graduação em Comunicação da Universidade Federal do Rio de Janeiro - RJ

Grupo de Pesquisa Mídia, Cultura e Cidadania do Programa de Pós-Graduação da Universidade do Vale do Rio dos Sinos - RS.

Núcleo de Antropologia e Cidadania do Programa de Pós-Graduação em Antropologia Social da Universidade Federal do Rio Grande do Sul

Grito dos Excluídos Continental...











Untitled Document
Consejo Episcopal Latinoamericano - Carrera 5 N° 118 - 31 - Bogotá D.C. (Colombia)
Tel.: (57)(1) 587 97 10 - Fax: (57)(1) 587 97 17
Email: celam@celam.org