El Papa invoca a los cristianos a ser más solidarios con las necesidades de los otros


13 de Febrero, 2012
En el Mensaje para la Cuaresma de 2012, el papa Benedicto XVI hace una invocación a recuperar la dimensión de la caridad cristiana.

En el Mensaje para la Cuaresma de 2012, el papa Benedicto XVI hace una invocación a recuperar la dimensión de la caridad cristiana. Pide a todos los cristianos estar más atentos a las necesidades de los otros. El mensaje fue presentado hoy en la Oficina de Prensa de la Santa Sede.

Bajo el lema "Fijémonos los unos en los otros para estímulo de la caridad y las buenas obras", el Mensaje señala que la Cuaresma es un tiempo propicio para que, con la ayuda de la Palabra de Dios y de los Sacramentos, "renovemos nuestro camino de fe, tanto personal como comunitario". Se trata, dice el papa Benedicto XVI, de "un itinerario marcado por la oración y el compartir, por el silencio y el ayuno, en espera de vivir la alegría pascual".

Fundamentado en el texto bíblico tomado de la Carta a los Hebreos: «Fijémonos los unos en los otros para estímulo de la caridad y las buenas obras» (10,24), el Mensaje aborda tres aspectos de la vida cristiana: la atención al otro, la reciprocidad y la santidad personal.

El texto explica que se trata de acercarse al Señor «con corazón sincero y llenos de fe» (v. 22), de mantenernos firmes «en la esperanza que profesamos» (v. 23), con una atención constante para realizar junto con los hermanos «la caridad y las buenas obras» (v. 24).

En oposición a la actitud de la "indiferencia" o el desinterés, que nacen del "egoísmo", encubierto bajo la apariencia del respeto por la «esfera privada»; el Mensaje invita a "fijar" la mirada en el "otro", a no mostrarse extraños, indiferentes a la suerte de los hermanos.

"Hoy Dios nos sigue pidiendo que seamos «guardianes» de nuestros hermanos (cf. Gn 4,9), que entablemos relaciones caracterizadas por el cuidado recíproco, por la atención al bien del otro y a todo su bien", sostiene el Mensaje del Papa.

El Mensaje hace un llamado a la fraternidad y a la responsabilidad. "Nunca debemos ser incapaces de «tener misericordia» para con quien sufre; nuestras cosas y nuestros problemas nunca deben absorber nuestro corazón hasta el punto de hacernos sordos al grito del pobre".

El Papa hace invoca a todos los cristianos a "recuperar la dimensión de la caridad cristiana. Frente al mal no hay que callar".

 


Consejo Episcopal Latinoamericano
 Carrera 5 N° 118 - 31 - Bogotá D.C. (Colombia)
 Tel.: (57)(1) 587 97 10 - Fax: (57)(1) 587 97 17
 Email: celam@celam.org
  Desarrollado por Iglesia.cl