En nuestro tercer día en el XIX Encuentro Latinoamericano de Responsables Nacionales de Pastoral Juvenil


17 de Marzo, 2017

Tercer día, miércoles 15 de marzo.

 Momento metodológico: Escuchar

En la mañana del tercer día del XIX ELARNPJ, bajo la mirada de María, en la actitud de escucha, retomando el trabajo de los grupos del día anterior, los participantes acentuaron algunos retos y oportunidades:

Entre los retos se hizo énfasis:

A nivel social:

• En los altos niveles de corrupción en todos los niveles sociales.

• El modelo consumista y especialmente la globalización de la información, con que son  bombardeados los jóvenes, la abundancia de información; muchas verdades          muchísimas medias verdades que son falsedades.

• La realidad de la familia, cada vez más disfuncional, lo que da lugar a múltiples carencias en    varios aspectos  en niños, jóvenes y adultos.

• La situación migratoria de los jóvenes, quienes carentes de oportunidades, trabajo, educación,      salen a la búsqueda de una vida digna.

A nivel eclesial:

• Interpela la limitación de espacios de participación pastoral de los jóvenes que se percibe y vive en las estructuras clericales. El pesimismo y desconfianza aún presente en agentes de pastoral    respecto a los jóvenes.

• Es un reto acompañar la construcción del proyecto de vida en los jóvenes de manera integral, en donde cuyo centro sea la persona de Jesús.

• Sigue siendo un reto de la Pastoral Juvenil, llegar a los espacios vitales de los jóvenes: cultura, deporte, cárceles, universidades, para llevarles la alegría de Jesús.

• Continúa siendo un desafío el acompañamiento de los jóvenes, capitalizando sus formas de ser para la construcción de su identidad como personas, como hijos de Dios.

 

Entre las oportunidades acentuadas por la Asamblea se encuentran:

Los jóvenes, los signos de vida de la juventud, su dinamismo, su potencialidad, sus búsquedas, su modo de ser, el deseo de desarrollo y un mundo mejor, es ya una oportunidad en la Evangelización. Más aún la presencia de Dios en ellos, las semillas del Verbo en ellos anidadas es la gran oportunidad para ser Evangelio viviente.

Oportunidades son los espacios vitales de los jóvenes, de ahí que se deba ir a ellos, ahí donde están y los espacios mismos que ellos se crean. El deporte, el arte, las universidades, las cárceles, ahí hay que encontrar y trasmitir la fe, la persona de Jesús.

 
El discernimiento realizado se encauza a tres realidades existenciales que se vuelven necesidades:

• Necesidad de presencia de la PJ en las periferias existenciales de los jóvenes y ahí descubrir al     otro y a Cristo en el otro.

• Valoración de la juventud, con toda su riqueza y potencial, descubrirles como un “kairos formativo”, por ende sigue urgiendo una necesidad de formación, para discernir en todos los aspectos de la vida, discernir la presencia del espíritu.

• Promover una espiritualidad integral, no intimista sino que nos lleva a la salida.

Una vez más, el Papa Francisco, nos da la clave, en Evangeli Gaudium 24, nos da unos pasos a seguir:

Primeriar la fe – dar el primer paso sin prejuicios y sin miedo,

Involucrarse – escuchar, preguntar

Acompañar – dialogar, comunicar esperanza

Dar fruto – confianza, amistad, reconocer a Jesús y reencontrarse consigo mismo,

Festejar – celebrar, agradecer la vida nueva.

Es así que, reavivando la conciencia del servicio evangelizador de la juventud se renueve la alegría del compromiso como discípulos misioneros en este cambio de época.

La jornada de la tarde estuvo dedicada a nuestra madre María de Guadalupe, con una peregrinación y la celebración eucarística en la Basílica de Nuestra Señora de Guadalupe.

Seguidamente, los participantes asistieron a la  Catedral Metropolitana de México a la velada teatral “Voces de Catedral”, que narro la historia del edificio. Se finalizó con la noche mexicana.

 

México, marzo 15 de 2017.

 


Consejo Episcopal Latinoamericano
 Carrera 5 N° 118 - 31 - Bogotá D.C. (Colombia)
 Tel.: (57)(1) 587 97 10 - Fax: (57)(1) 587 97 17
 Email: celam@celam.org
  Desarrollado por Iglesia.cl