Encuentro Latinoamericano y del Caribe de Obispos Responsables de Pastoral Sacerdotal


11 de Agosto, 2014
Chile fue la sede del Encuentro Latinoamericano de la Pastoral Sacerdotal, al cual asistieron 14 participanes, con el objetivo de impulsar los procesos de formación permanente.

Los días 11 al 15 de agosto de 2014 se realizó en el Centro de Espiritualidad Loyola, en Santiago de Chile, un encuentro con los obispos y responsables de la Pastoral Presbiteral de América Latina y El Caribe, organizado por el DEVYM-CELAM.

El encuentro tenía por objetivo “impulsar procesos de formación permanente que renueven las dimensiones humana, espiritual y pastoral de los agentes, asumiendo las propuestas de Aparecida, para que ellos enfrenten mejor los retos que la cultura actual presenta a la vida evangélica y a la comunión misionera”.

La actividad contó con la participación de seis obispos, siete presbíteros y un laico, los que representaban a las Conferencias Episcopales de Chile, Bolivia, Paraguay, Uruguay, Brasil, Ecuador, Perú, Panamá, Costa Rica, Guatemala y México: Mons. Ignacio Ducasse, Obispo de Valdivia y Obispo Responsable de la región Cono Sur; Mons. Robert Flock, Obispo Auxiliar de Cochabamba y Obispo responsable de la sección clero y seminarios; Mons. Pablo Lizama Riquelme, Arzobispo de Antofagasta y presidente de la Comisión Nacional del Clero CECH; Mons. Fernando Ramos Pérez, Obispo auxiliar de Santiago y vicario para el clero en Santiago; Mons. Miguel Angel Aguilar, Obispo Emérito Castrense y Obispo Responsable del Ámbito del Clero; Mons. Pablo Vizcaíno Prado, Obispo de Suchitepéquez-Retalhuleu; Mons. Rafael Valdivieso, Obispo Responsable Comisión de Vocaciones y Ministerios; Mons. Joaquín Hermes Robledo Romero, Obispo de la diócesis de Carapeguá y Responsable de la Coordinación Nacional del Clero; Pbro. Moisés Pérez, Vice-Rector Académico CEBITEPAL; Pbro. Patricio Narváez, Director de la Comisión Nacional del Clero; Pbro. Anselmo Matias Limberger, Presidente de la Comisión Nacional de Presbíteros y Párroco de la Parroquia Nuestra Señora Refugio de Pecadores; Pbro. Fernando A. Muñoz Mora, Vicario Episcopal para la Vida del Clero de la Arquidiócesis de San José; Pbro. Roberto Figueroa Méndez, Secretario Ejecutivo de la Dimensión Episcopal del Clero; Pbro. Jaime Horacio Llamas Vega, Secretario Ejecutivo de la Comisión Episcopal de Vocaciones y Ministerios; Pbro. Edilberto Martínez Martínez, Delegado para el clero de la diócesis de Tacna y Moquegua y Asistente a la Comisión de Ministerios y Vocaciones; Pbro. Lic. Luis Mario Fariello Mancini, Secretario ejecutivo de la comisión nacional del clero y Coordinador nacional de la Pastoral Presbiteral de Uruguay; Dr. Luis Alejandro Reinoso Medinelli, Doctorado en ciencias sociales, psicólogo clínico y docente del Seminario Pontificio Mayor de Santiago; Sr. Ricardo Nadales.

Por parte del Departamento de Vocaciones y Ministerios del CELAM, que convocó y coordinó este encuentro, participó el Pbro. Moisés Daniel Pérez Díaz de Nicaragua, en representación del secretario ejecutivo del departamento.

 

Organización y desarrollo del encuentro:

Lunes 11 de agosto. Este día se dedicó para que los participantes pudieran llegar a la casa donde se realizó el evento. A las seis de la tarde se tuvo la eucaristía de inicio presidida por Monseñor Pablo Lizama, arzobispo de Antofagasta en Chile y presidente de la Comisión Nacional del Clero de la Conferencia Episcopal de Chile.

 

Martes 12 de agosto. La actividad de este día fue la presentación de los informes de realidad de la pastoral presbiteral por país. Dicha presentación puso en evidencia que las Conferencias Episcopales de Brasil y México, que abarcan 274 y 91 jurisdicciones eclesiásticas respetivamente, son las que cuentan con una mejor organización de la Pastoral Presbiteral. También cuentan con instituciones especializadas para acompañar y tratar a los presbíteros que requieran tratamiento terapéutico. De igual forma en estos dos países el acompañamiento y pastoral con el diaconado permanente se realiza también desde el ámbito de la pastoral presbiteral.

De igual manera, los informes presentados por los diferentes delegados dieron cuenta de una pastoral presbiteral diversa y creativa, la que se caracteriza por la organización de actividades tales como retiros espirituales anuales, jornadas espirituales mensuales, cursos y talleres de actualización teológica y pastoral, etc.

Miércoles 13 de agosto. Fue una jornada que contó con la ayuda del Dr. Luis Alejandro Reinoso Medinelli, psicólogo clínico de la Universidad Gregoriana y docente del Seminario Pontificio de Santiago.

A lo largo del día el Dr. Reinoso desarrolló tres temáticas:

  1. ”Oportunidades y dificultades que la cultura actual presenta a la vida y ministerio de los presbíteros”.
  2. “El cansancio, estrés o burnout de los presbíteros”.
  3. “El cuidado de los presbíteros desde una pastoral presbiteral estructurada”.

Durante el desarrollo de los temas planteados se dio la oportunidad para el diálogo y el intercambio de opiniones y experiencias. De lo presentado se puede destacar el hecho de que cada presbítero tiene la responsabilidad de cuidar de sí mismo en las diversas áreas de su vida. La experiencia indica que hay muchos descuidos que inciden en la pérdida del celo pastoral como también de la salud física y psicológica. Se definió el autocuidado como: prácticas cotidianas y decisiones sobre ellas, que realiza una persona, familia o grupo para cuidar de su salud, que requiere desarrollar competencias y habilidades concretas, y no solamente la intención de cuidarse declarando el “amor a sí mismo”.

El autocuidado debe incluir los siguientes elementos:

  • Conocerse y recibir retroalimentación de otros. En esto es importante el rol de amigos, mentores y directores espirituales, y hasta profesionales.
  • Considerar que siempre hay puntos ciegos, donde no nos vemos con claridad y objetividad, y necesitamos escuchar lo que otros ven en nosotros, tanto de lo bueno como de los puntos débiles.
  • Trabajo en equipo: de esta manera se comparte el peso de la responsabilidad, el discernimiento del camino, el trabajo mismo y la fraternidad que nace y se fortalece por el compartir. Es un gran alivio y apoyo.
  • Soporte entre pares: no tenemos pareja matrimonial, pero si amigos y colaboradores.
  • Supervisión de situaciones críticas, tanto en la vida personal, de salud o en responsabilidades grandes.
  • Tiempo y espacios de formación, reflexión, descanso personal y comunitario, ejercicio, oración, etc.

Se valoró mucho el aporte hecho por el Dr. Reinoso y se puso en evidencia la necesidad de contar con personal especializado que pueda iluminar de manera pertinente y profesional la problemática propia de quienes se dedican al ministerio presbiteral.

Jueves 14 de agosto. La primera parte de la mañana de este día se realizó un trabajo de grupos que reflexionó, a la luz de lo presentado en los informes de país y la iluminación hecha por el Dr. Reinoso, sobre la índole propia de la pastoral presbiteral y su lugar en la pastoral de conjunto y las principales líneas de acción para cada una de las dimensiones de la vida de los presbíteros: humana-comunitaria, espiritual, intelectual y pastoral. La tarde de este día se dedicó al paseo por la ciudad de Santiago y la celebración de la eucaristía en la capilla del cerro San Cristóbal.

Viernes 15 de agosto. Se celebró la eucaristía de clausura por la mañana y luego del desayuno se dio inicio al regreso de los participantes a sus respetivos países.

 


Consejo Episcopal Latinoamericano
 Carrera 5 N° 118 - 31 - Bogotá D.C. (Colombia)
 Tel.: (57)(1) 587 97 10 - Fax: (57)(1) 587 97 17
 Email: celam@celam.org
  Desarrollado por Iglesia.cl