La violencia contra las mujeres


28 de Noviembre, 2011
Monseñor José Domingo Ulloa, Arzobispo de Panamá, dice que la Iglesia se debe comprometer en ayudar a eliminar la violencia contra las mujeres.

El 25 de noviembre, Día Internacional de la Eliminación de la Violencia contra la Mujer, aprobado por la Asamblea General de las Naciones Unidas en su Resolución 50/134, del 17 de diciembre de 1999 como cada año los gobiernos, organizaciones internacionales y organizaciones no gubernamentales son aminados a organizar actividades dirigidas a sensibilizar al público respecto a este problema social. 

El Papa Benedicto XVI nos ha hablado sobre la desigualdad existente en nuestra sociedad, donde se siguen consumando actos de violencia hacia la mujer “convirtiéndola en objeto de maltrato y de explotación en la publicidad y en la industria del consumo y de la diversión”. Ante hechos “tan graves”, nos ha urgido más que nunca el compromiso de los cristianos, para que seamos promotores de una cultura que reconozca a la mujer, en el derecho y en la realidad de los hechos, la dignidad que le corresponde.

La Iglesia Católica reconoce y proclama la igual dignidad y responsabilidad de la mujer respecto al hombre, así lo dejó consignado el Papa Juan Pablo II en su carta “Mulieris Dignitantem”, en la que reafirmó la igualdad en dignidad entre hombre y mujer; la unidad de los dos, que radicada en la diferencia entre ambos; y la reciprocidad y complementariedad, la colaboración y la comunión.

Como sociedad no podemos ser tolerantes ante el creciente número de mujeres asesinadas -a manos de sus esposos o parejas- es por ello que exhorto a las autoridades a que ejerzan de manera más efectiva el cumplimiento de la Ley; que se garantice la atención y protección a todas las mujeres que acuden al sistema judicial para interponer las denuncias; a la sociedad para que no sea cómplice silenciosa de estos abominables hechos y que realicen la denuncia oportuna. Denunciando el maltrato y apoyando a las víctimas no tenderemos más mujeres asesinadas por nuestra indiferencia.

De manera particular, deseo alentar a las personas y organizaciones que realizan una labor a favor de las mujeres maltratadas, víctimas de la violencia intrafamiliar, a realizar un trabajo en comunión para que unidos podamos erradicar este mal de la sociedad.

Panamá, 25 de noviembre de 2011.

+José Domingo Ulloa Mendieta, o.s.a.
Arzobispo Metropolitano de Panamá

 


Consejo Episcopal Latinoamericano
 Carrera 5 N° 118 - 31 - Bogotá D.C. (Colombia)
 Tel.: (57)(1) 587 97 10 - Fax: (57)(1) 587 97 17
 Email: celam@celam.org
  Desarrollado por Iglesia.cl