La Cuerda de la Vida, Desafíos a la Misión
Imprimir



La primera cuerda quiero llamarla la cuerda de la vida. Mons. Luis Agusto Castro


Monseñor Luis Augusto Castro

Arzobispo de Tunja - Colombia

La primera cuerda quiero llamarla la cuerda de la vida. Es el elemento portante de toda la misión. Jesús decía: “Yo he venido para que tengan vida y la tengan en abundancia”(Jn 10,10).

Primer desafío:

                                   La vida de los latinoamericanos.

En esta cuerda de la vida vamos a colgar en primer lugar  la vida de todos y cada uno de los latinoamericanos en sentido amplio (incluido El Caribe).

La vida sin adjetivos

En Colombia de manera urgente por la tragedia humanitaria de sus 17.000 asesinatos anuales, una de las tasas de homicidios más altas del mundo, pero en todo el continente, necesitamos colocar la vida en primer plano. La vida sin adjetivos, la vida y punto, la vida a secas. Esa vida que compartimos todos los que estamos vivos y que con tanta facilidad es truncada cada día  a lo largo y ancho del país y del continente.

Es la vida que Jesús defendió cuando le presentaron una adúltera que debía ser apedreada; es la vida que Jesús dignificó cuando tocó a un leproso marginado y sucio y cuando colocó el sábado al servicio de la vida y no la vida al servicio del sábado.

El Evangelio de la vida

Es la vida que quiso que todos disfrutaran y por ello comía con publicanos y pecadores, sanaba enfermos y hacía milagros en la fiesta de bodas o en la multiplicación de los panes. Poner en primer plano el evangelio de la vida es la manera positiva para expresar el rechazo a todo tipo de violencia, a la violencia omnímoda extendida por todo el mapa del continente.

Todo el documento de Aparecida justifica colgar en la cuerda de la vida, la vida de cada habitante del continente. Su lema general fue:

Discípulos y misioneros de Jesucristo para que nuestros pueblos en Él tengan vida.”

 El documento conclusivo está dividido en tres partes. La primera se intitula: “La vida de nuestros pueblos hoy”. La segunda “La vida de Jesucristo en los discípulos misioneros”. La tercera: “La vida de Jesucristo para nuestros pueblos”

La vida está amenazada

¿Cuáles son los motivos que mueven a colgar en la cuerda de la vida, en primer lugar la de los latinoamericanos concretos? Ya me refería Colombia, pero lean cualquier periódico, de Méjico, de Centro América especialmente Guatemala y El Salvador o de otras naciones y encontrarán miles de razones para dar una explicación sobre esta prioridad en la misión ad gentes y en su respectiva pastoral.

Donde no hay violencia política hay violencia social y delincuencial. Y allí hay que llegar con el Evangelio de la vida.

La presencia de ustedes, como una gota de rocío, debe servir para promover la vida, robustecerla, defenderla, admirarla.

Próxima entrega: La cuerda de la vida. La filiación.

       







  Untitled Document


     Experiencias Misioneras
     Recursos Pedagógicos
     Misioneros en A.L.
     Documentos
     Publicaciones
 
Untitled Document
Misión Continental - Av. Boyacá N° 169D - 75 - Bogotá - Colombia
Tel: (57) (1) 5879710 Ext. 312/319 - Fax: 5879714 - Correo Electrónico: misioncontinental@celam.org
Consejo Episcopal Latinoamericano - Carrera 5 N° 118 - 31 - Bogotá D.C. (Colombia)
Tel.: (57)(1) 587 97 10 - Fax: (57)(1) 587 97 17 - Email: celam@celam.org