Video: LATIDOAMÉRICA
Conferencias Episcopales
   
Medios Asociados
   
 
Noticias
17 de Septiembre, 2014
Vamos a Misa

Imprimir
Imprimir

Sí, vamos a misa pero invitados desde una aplicación que puede usarse en computadoras y dispositivos móviles con acceso a Google y Facebook. Un proyecto de jóvenes uruguayos que ha tenido muy buen impacto en su país y también en el exterior.

Así lo informa el Departamento de Comunicación de la Conferencia Episcopal de Uruguay:

“Vamos a Misa” es una aplicación que le permite al usuario detectar las parroquias y otros lugares de la Iglesia cercanos a su ubicación, junto con los horarios de misa en cada uno. Además le recomienda de forma automática a qué lugar ir, según la distancia y lo más próximo en el tiempo que se encuentre del inicio de la misa.

La información de las parroquias y otros lugares de “Vamos a Misa” está creada y mantenida por su comunidad de usuarios, permitiendo siempre tener horarios actualizados y verificados.

Lo único que se necesita para formar parte de la comunidad de colaboradores  es disponer de una cuenta Google o Facebook, quedando habilitado así para la recomendación de nuevos lugares y horarios en todo el mundo.

En el futuro la aplicación podrá informar también sobre otros tipos de actividades en cada parroquia, como los días festivos y las solemnidades, los días de oración, las procesiones, etc.

El proyecto “Vamos a Misa” es una creación de los jóvenes Rodrigo Pérez y Pablo Sánchez, y surgió a partir de la necesidad de saber dónde y cuándo se celebra misa en los lugares o momentos en que un feligrés desea ir a misa. Muchas veces se pierde la oportunidad de vivir la Eucaristía por encontrarse lejos de lugares conocidos o por no llegar por problemas de tiempo y no saber en qué en otro lugar, cercano al lugar donde se encuentra en ese momento, empieza otra misa, dentro de poco tiempo.

El objetivo del proyecto es brindar una solución a esta necesidad utilizando la tecnología y el poder de la comunidad. La tecnología para el fácil acceso a la información desde cualquier lugar, de forma simple y rápida. La comunidad para mantener actualizada, correcta y variada la información de horarios y lugares de misa.

Para comenzar, los creadores de esta app, ingresaron las parroquias de Montevideo con sus horarios, pero aspiran extender el servicio a todo el país e, incluso, fuera del país de manera que la app pueda usarse cuando se está de vacaciones.

¿Cómo se descarga? 

Ingresando a http://www.vamosamisa.com

Y ESTOS QUIÉNES SON, PREGUNTA LA GENTE

Nos suma información sobre los protagonistas, Adriana Porteiro, responsable de la Oficina de Prensa de la Conferencia Episcopal Uruguaya:

“Pablo Sánchez tiene 24 años. Estudia Administración de Empresas en la Universidad de la República y Marketing en la Universidad privada ORT. Es asistente en el Centro de Ex alumnos de los salesianos y trabajó recientemente como catequista en el Colegio de los salesianos en la Ciudad de la Costa (Canelones). 

Pablo participó de la Jornada Mundial de la Juventud en Río, junto a un grupo de jóvenes salesianos del Instituto Juan XXIII de Montevideo. Al regresar a Uruguay de ese ‘gran momento de fe’, como calificó la JMJ, se sintió embargado por un cierto sentimiento de “culpa” por no desarrollar en ese momento de su vida ningún apostolado luego de haber colaborado durante mucho tiempo en los oratorios salesianos. Fue entonces que decidió buscar una tarea en su área de especialización, que tuviera ‘una pata pastoral’. ‘Más allá de los trabajos que como profesional pueda realizar, me propuse mantener siempre un apostolado’, asevera. Fue en esos días que leyó un tuit del ex Rector Mayor de los salesianos, Pascual Chávez, en el que pedía a sus hermanos acercarse a las redes sociales ya que es el ámbito donde los jóvenes pasan la mayor parte del tiempo. ‘El celular es ya una extensión del cuerpo’, comenta Pablo. Fue así que le comentó su inquietud a un amigo que lo puso en contacto con Rodrigo Pérez, quien venía trabajando en los primeros borradores de la app ‘Vamos a Misa’. 

Pablo confesó que al principio había algo que le rechinaba de la iniciativa,  ‘no quería una aplicación de consumo eucarístico’ ya que es importante que se tenga una comunidad permanente. Por eso, ‘aclaramos que esta aplicación es recomendable para cuando se está de vacaciones, de viaje o ante una mudanza, pero no para el uso permanente’, puntualiza.

Rodrigo también tiene 24 años y estudia Ingeniería en Computación en la Universidad de la República. Está vinculado a las Parroquias de Belén y Santa Bernardita de Montevideo. Cuando vacacionaba en una zona alejada del balneario Parque del Plata (Canelones), “se venía el Domingo, quería ir a Misa y no sabía adónde ir, qué Parroquia me quedaba más cerca y… se me prendió la lamparita”, comenta. Fue así que Rodrigo comenzó con los primeros borradores de la aplicación y, cuando tuvo una versión estable, llamó a un grupo de amigos para que colaboraran con él. Es en ese momento que se encuentra con Pablo, quien coordinaba el trabajo de este grupo de jóvenes y aportó el diseño. “Los informáticos nos fijamos que la aplicación funcione, no nos interesa si se ve linda, por eso es muy importante el complemento con el diseñador”, destaca. 

Unos 20 jóvenes conforman lo que denominaron  ‘Comunidad de Creativos Católicos’ de los cuales 9 se abocaron a colaborar en la concreción de la app ‘Vamos a Misa’. 

• Creación y Desarrollo: Rodrigo Pérez

• Coordinación y Comunicación: Pablo Sánchez

• Comunicación: Paula Lago, Manuela Díaz

• Webpage: Santiago Tambasco

• Usabilidad y testeo: Melina Escudero

• Base de datos inicial: Diego Domínguez

• Diseño del logo: Agustin González, Agustin Cleffi”.

VIRGINIA BONARD
FUENTE: Conferencia Episcopal del Uruguay

   




Documento sin título