Video: LATIDOAMÉRICA
Conferencias Episcopales
   
Medios Asociados
   
 
Noticias
24 de Septiembre, 2014
Debate electoral: La CNBB con los candidatos a la Presidencia de Brasil

Imprimir
Imprimir

A menos de tres semanas de las elecciones, el debate con los candidatos a la presidencia de Brasil, promovido por la Conferencia episcopal, afirma el compromiso de la Iglesia "en la construcción de una sociedad justa, fraterna y solidaria".

Como se había anunciado (Noticelam N° 38), la ciudad de Aparecida, donde se encuentra el mayor santuario mariano de Brasil, acogió el pasado 16 de septiembre el debate propuesto por la CNBB con ocho de los candidatos presidenciales: Aécio Neves (PSDB),  Dilma Rousseff (PT), Eduardo Jorge (PV), José Maria Eymael (PSDC), Levy Fidelix (PRTB), Luciana Genro (PSOL), Marina Silva (PSB) y el  pastor Everaldo (PSC).

En las palabras de apertura al debate, el cardenal Raymundo Damasceno Assis, presidente de la CNBB, expresó que “la Iglesia no puede ignorar la política, no solo como instrumento necesario para la organización de la vida social, sino sobre todo como expresión de opciones y valores que definen el destino del pueblo y la concepción del hombre”.

De este modo, con la conducción del periodista Rodolpho Gamberini, uno a uno los candidato presentaron sus posiciones frente a la reforma política propuesta por la CNBB, y, posteriormente, respondieron a las preguntas que algunos obispos y periodistas de medios de comunicación católicos les formularon, de cara a las mayores problemáticas que se evidencian en el país, entre otras, la calidad de la educación, el fortalecimiento de la familia, el acceso a la salud, la dignidad de vida de los habitantes de la calle, el incremento de la violencia, la desigualdad social, las situaciones de muerte que amenaza a la juventud, la tolerancia religiosa, la democratización de la comunicación, los derechos humanos, la reforma agraria, el desconocimiento de los territorios que corresponden a los pueblos indígenas y la reforma tributaria.

Si bien es cierto que, por su brevedad, el tiempo de intervención de los candidatos fue limitado, cabe resaltar la altura ética y propositiva que mantuvo el debate.

Transmitido a través de ocho canales de televisión de inspiración católica y 230 emisoras radiales y portales católicos, con capacidad de llegar a 70 millones de electores brasileros, monseñor Damasceno destacó que “es un derecho del elector conocer clara y verdaderamente al candidato que recibirá su voto”.

ÓSCAR ELIZALDE PRADA
FUENTE Y FOTO: CNBB




Documento sin título