Video: LATIDOAMÉRICA
Conferencias Episcopales
   
Medios Asociados
   
 
Noticias
05 de Noviembre, 2014
Mes de María y 11° Peregrinación Juvenil a Puquillay el 8 de noviembre

Imprimir
Imprimir

Diócesis de Rancagua, Chile, en clave mariana y peregrina

El obispo de Rancagua, monseñor Alejandro Goic Karmelic invita a la comunidad a participar en la peregrinación juvenil a Puquillay, este sábado 8 de noviembre en el marco de Mes de María que se inicia ese día.

En declaraciones a medios de comunicación el obispo afirmó que “en la tradición cristiano-católica, el Mes de María está arraigado en el alma de nuestro pueblo, especialmente en los sectores más humildes”.

Y continuó: “Este Mes de María es un período de preparación para celebrar el gran acontecimiento del nacimiento de su hijo Jesús. Ella aceptó la voluntad de Dios, ella vivió la voluntad de Dios y ella, con su generosidad, nos regaló al Redentor del mundo. Por eso que la Iglesia desde sus orígenes la venera de una manera especial, no le rinde culto de adoración, porque sólo se adora a Dios, en eso la escritura es clarísima, pero la madre del hijo de Dios que es la Virgen María, en la Iglesia Católica tiene un culto especial que llamamos veneración. Animo a todas las parroquias, capillas y comunidades, también hay hogares que celebran en su casa este precioso Mes de María, hay libros adecuados que se pueden obtener en la librería pastoral y que orientan la oración y reflexión del Mes de María”.

La Peregrinación Juvenil al Santuario de Puquillay en Nancagua es un hito muy importante de la expresión de la fe local en la que participan miles de jóvenes: “es importante que una vez al año, los jóvenes que participan en grupos juveniles, en comunidades, en la confirmación, tengan una expresión de fraternidad, de encuentro y que puedan allí entusiasmarse en la tarea del seguimiento de Jesús”, indicó Goic.

-----

Se informa en la página web del santuario de Puquillay algo de su historia:

“El Santuario Purísima de Puquillay, fue bendecido el día 15 de agosto, de 1808, y levantado con la ayuda de los feligreses de la Parroquia Nuestra Señora de la Merced de Nancagua, en conjunto con su párroco de aquel entonces, Pbro. Eufrasio Montero. La imagen de la Virgen María, tiene 3 metros de altura, fue elaborada en fierro bronceado y traída desde Francia. El pedestal que completa el conjunto, tiene 6 metros de altura y fue construido con piedras canteadas y ensambladas por artesanos del sector.

”Cuenta la historia que la imagen de la Purísima proveniente de Francia, llegó al pueblo de Nancagua en un tren; fue guardada en el Templo de Nancagua y llevada posteriormente a una loma del cerro del sector de Puquillay. Desde allí, fue tirada por yuntas de bueyes, hasta quedar instalada sobre el pedestal de piedra en lo alto del cerro.

”En un principio era solo la imagen de María es su pedestal, sin embargo, el trabajo de la comunidad de Nancagua y la entrega generosa por 17 años del Pbro. José Luis Castro Palominos (Q.E.P.D.), han hecho de este lugar de oración el Santuario Mariano más importante y visitado de la sexta región, que cuenta con nuevas instalaciones como son una sacristía, confesionarios, enfermería y servicios higiénicos.

“Desde el primer momento en que se comenzaron a celebrar Eucaristías desde lo alto de la montaña, el recinto pasó a convertirse en un Santuario desde el cual, María, nuestra tierna y amorosa Madre Celestial, nos acompaña y protege día a día a todos sus hijos.

”El Santuario de Puquillay se encuentra a 5 kilómetros de la comuna de Nancagua. Su rector es el párroco de Nancagua Pbro. Fernando Miqueles León”.

VIRGINIA BONARD
Fuente: Comunicaciones Rancagua y Santuario de Puquillay




Documento sin título