Video: LATIDOAMÉRICA
Conferencias Episcopales
   
Medios Asociados
   
 
Noticias
12 de Noviembre, 2014
Obispos estadounidenses resaltan la misión de la escuela católica en las comunidades hispanas

Imprimir
Imprimir

El arzobispo Lucas y el obispo Flores ponderan el papel de la escuela frente a otras minorías subrepresentadas.

BALTIMORE—Las escuelas católicas brindan "formación de fe duradera, vocaciones a la vida religiosa y al sacerdocio, grandes logros educacionales, y comunidades de la Nueva Evangelización," y deberían servir a las comunidades latinas y otras poblaciones sub-representadas como parte de la misión de la Iglesia de predicar el Evangelio, dijeron dos obispos estadounidenses durante una presentación de la Asamblea General de Otoño de la Conferencia de Obispos Católicos de los Estados Unidos (USCCB), el 10 de Noviembre. El Arzobispo George J. Lucas de Omaha, Nebraska, presidente del Comité sobre Educación Católica, y el Obispo Daniel E. Flores de Brownsville, Texas, presidente del Comité sobre Diversidad Cultural en la Iglesia, realizaron la presentación.

"La Nueva Evangelización nos llama a abrir un espacio acogedor donde la gracia de Dios puede arraigarse y dar frutos, para dar la bienvenida al Espíritu de maneras que apoyen la conversión, toquen el corazón e inspiren", dijo el Arzobispo Lucas. Y añadió que las escuelas católicas operan como comunidades en vez de burocracias y que los resultados son mayores niveles de participación y rendimiento estudiantil. Él también resaltó que el 99 por ciento de los estudiantes que asisten a escuelas católicas se gradúan, que el 87 por ciento de los graduados de escuelas católicas continúan con sus estudios universitarios y que, según el National Assessment of Educational Progress, los estudiantes latinos y afroamericanos que asisten a escuelas católicas son más propensos a graduarse de la secundaria y de la universidad.

"Dar la bienvenida a más niños de diversas poblaciones en nuestras escuelas católicas, y particularmente hacer un esfuerzo para llegar a comunidades sub-representadas, es importante para el futuro de las escuelas católicas y de nuestra Iglesia", dijo Monseñor Flores. Y añadió que salir al encuentro de familias de comunidades diversas es consistente con el llamado del Papa Francisco en su exhortación apostólica Evangelii Gaudium.

El Obispo Flores hizo notar que en América Latina no existe un sistema de escuelas parroquiales y que las escuelas católicas "son generalmente privadas, y frecuentemente difíciles de costear" para la mayoría de familias. "Los padres no saben cómo tener acceso al sistema, piensan que son muy costosas y sin darle más consideración, descartan hasta la posibilidad de indagar al respecto," dijo. Él propuso más personal bilingüe y la formación en capacidades interculturales como estrategias importantes para aminorar la brecha y construir relaciones con las comunidades latinas.

El Obispo Flores citó un estudio de Boston College del 2014, el cual encontró que mientras mayor es el número de feligreses hispanos en una parroquia, menos probable es que dicha comunidad sea responsable de una escuela. También encontró que las escuelas católicas son menos accesibles en áreas donde la población católica ha crecido más, principalmente gracias a los hispanos, en el sur y el oeste del país. Iniciativas importantes de algunos obispos, superintendentes, párrocos y directores para proporcionar formación consistente en habilidades interculturales e inversiones financieras han producido resultados positivos.

El porcentaje de niños Hispanos matriculados en escuelas católicas en los Estados Unidos ha crecido de un 12.8 por ciento a un 15 por ciento durante los últimos cuatro años. "La aguja se está moviendo en la dirección correcta, si bien lo hace lentamente", dijo Monseñor Flores.

SERVICIO INFORMATIVO DE LA CONFERENCIA EPISCOPAL DE LOS ESTADOS UNIDOS




Documento sin título