Video: LATIDOAMÉRICA
Conferencias Episcopales
   
Medios Asociados
   
 
Noticias
12 de Noviembre, 2014
Los obispos argentinos están reunidos en su 108° Asamblea Plenaria

Imprimir
Imprimir

Nueva Comisión Ejecutiva y nuevos presidentes de comisiones episcopales.

Del 10 al 15 de noviembre llevan adelante su 108° Asamblea Plenaria los obispos de la Argentina en la localidad bonaerense de Pilar.

El temario previsto incluye:

  • ​Intercambio pastoral
  • Elección de autoridades e integrantes de comisiones y organismos de la CEA para el trienio 2014- 2017
  • Camino programático de la CEA a partir de la Exhortación Apostólica del Papa Francisco Evangelii Gaudium y el camino realizado en el marco de la Misión Continental.
  • Sínodo Extraordinario de la Familia: informe, repercusiones y elección de delegados al Sínodo Ordinario 2015 ad referendum de la SecretaríaGeneral del Sínodo.
  • Congreso Eucarístico Nacional 2016: preparativos y animación en las diócesis.
    Temas de Pastoral Social. 

La misa inaugural fue presidida por el presidente de la Conferencia Episcopal Argentina ──ratificado en su cargo en la elección que se llevó a cabo durante esta asamblea el martes 11 de noviembre── arzobispo de Santa Fe monseñor José María Arancedo.

A continuación el texto completo de la homilía:

 

 

 

 

 

Con la celebración de esta eucaristía iniciamos nuestra 108° Asamblea Plenaria en la memoria de san León Magno, Papa y doctor de la Iglesia. Su vida, su doctrina y ministerio han marcado el camino de la Iglesia en tiempos de definiciones cristológicas y de afianzamiento eclesial. En la palabra de León la Iglesia reconocía la voz de Pedro, y en ella la promesa de la asistencia del Espíritu Santo. La celebración de su memoria nos mueve a renovar nuestra fe y comunión con la persona y el ministerio del Santo Padre, a quién el Señor le dijo en Pedro: “pero yo he rogado por ti, para que no te falte la fe. Y tú, después que hayas vuelto, confirma a tus hermanos” (Lc. 22, 32).

En el evangelio de san Lucas que hemos proclamado los apóstoles, luego de escuchar a Jesús hablarles de corrección fraterna: “Si tu hermano peca, les dice, repréndelo, y si se arrepiente, perdónalo”, le piden al Señor: “Auméntanos la fe” (Lc. 17, 3-5). La realidad del perdón es parte central del evangelio de la gracia. ¡Qué difícil es comprender y vivir esta dimensión del perdón sin una mirada de fe que nos introduce en la vida de Dios y nos descubre como hermanos! Es comprensible, por ello, el pedido de los apóstoles al Señor “auméntanos la fe”, para poder vivir la palabra de corrección fraterna, de perdón y reconciliación. Esta es una página central del evangelio de Jesucristo que: “ha derribado (en su persona) el muro de enemistad” que separaba a los hombres (Ef. 2, 14).

En nuestro “Camino Hacia el Bicentenario en Justicia y Solidaridad” decíamos que la Patria necesita, aún: “Avanzar en la reconciliación entre sectores y en la capacidad de diálogo. Una amistad social que incluya a todos, afirmábamos entonces, es el punto de partida para proyectarnos como comunidad, desafío que no hemos logrado construir en el transcurso de nuestra vida nacional” (33). Trabajar al servicio del encuentro y la reconciliación de los argentinos es expresión de fidelidad al evangelio de la verdad y la vida, de la justicia y la paz. Es necesario favorecer en nuestros pueblos, recuerdo que decíamos en Aparecida: “todos los gestos, obras y caminos de reconciliación y amistad social” (535).

Participamos, en esta ocasión, de una Asamblea Electiva de la Conferencia Episcopal. Este hecho hace al camino institucional de nuestra responsabilidad y afecto colegial al servicio de la Iglesia en Argentina. Somos pastores que hemos recibido una misión personal al frente de nuestras Iglesias, pero también, como miembros de la Conferencia Episcopal, tenemos una tarea más amplia que reclama de nuestra presencia. ¡Que el Espíritu del Señor oriente nuestro discernimiento en el cumplimiento de este acto al que estamos llamados a participar en nuestro servicio pastoral!

Todo acto electivo en la Iglesia es un colaborar desde nuestro conocimiento y decisiones en la obra del Señor. El cuenta con nuestra libertad, nuestra disponibilidad y espíritu colegial en la búsqueda del bien de su Iglesia. Dios y nosotros, nunca nosotros y Dios. Él actúa con los dones de su Espíritu a través de nuestra inteligencia y docilidad. Somos conscientes de nuestros límites, diversidad de acentos y opiniones, pero en el mismo amor y servicio a la Iglesia. Esto enriquece nuestro camino de participación, comunión y servicio eclesial.

Nos hace bien, por ello, volver nuestra mirada de fe a esa oración con la que invocamos al Espíritu Santo al comienzo de nuestras reuniones: “Adsumus, Domine, Sancte Spiritus. Ven a nosotros, quédate con nosotros. Entra en nuestros corazones. Haznos ver lo que debemos hacer. Muéstranos hacia dónde debemos caminar. Lleva a su plenitud lo que debemos realizar. Tú sólo, sé nuestro inspirador. Sólo tú el autor de nuestros juicios…... Únenos eficazmente a Ti, por el único don de tu gracia para que seamos uno en Ti y en nada nos apartemos de la verdad…”.

Quiero compartir, finalmente, el gozo con el que participé en Roma de la reciente beatificación de Pablo VI, al recordar que fue nuestra Conferencia Episcopal la que presentó ante la Santa Sede el pedido de inicio de la causa de su beatificación. Con cuánta gratitud a Dios pudimos ver y, en mi caso, participar en este acto. Su persona, su palabra y el testimonio de su pontificado, fueron un camino providencial en los trabajos y los frutos del Concilio Vaticano II.

Benedicto XVI, retomando las palabras de san Juan Pablo II, en su Carta apostólica “Porta Fidei”, sentía el deber: “de indicar al Concilio como la gran gracia de la que la Iglesia se ha beneficiado en el siglo XX, y concluía, es una brújula segura que se nos ha ofrecido para orientarnos en el camino del siglo que comienza”. ¡Vivamos la beatificación de Pablo VI, como testimonio y signo de la riqueza del Concilio Vaticano!

Pongamos a los pies de María Santísima, Nuestra Madre de Luján, los trabajos de esta 108° Asamblea Plenaria del Episcopado Argentino.

Mons. José María Arancedo
Arzobispo de Santa Fe de la Vera Cruz
Presidente de la Conferencia Episcopal Argentina

 

-----

El  martes 11 se conocieron los nombres de la nueva Comisión Ejecutiva de la CEA para el trienio 2014-2017:

- Presidente: Monseñor José María Arancedo, Arzobispo de Santa Fe
- Vicepresidente 1º: Cardenal Mario Aurelio Poli, Arzobispo de Buenos Aires y Primado de la Argentina
- Vicepresidente 2º: Monseñor Mario Antonio Cargnello, Arzobispo de Salta
- Secretario General: Monseñor Carlos Humberto Malfa, Obispo de Chascomús

Al cierre de esta edición de NOTICELAM habían sido elegidos los siguientes presidentes de las Comisiones Episcopales que integran la Comisión Permanente para el Trienio 2014-1017:

  • Comisión Episcopal de Fe y Cultura: Monseñor Guillermo Rodríguez Melgarejo, Obispo de San Martín
  • Comisión Episcopal de Catequesis y Pastoral Bíblica: Monseñor Ramón Dus, Arzobispo de Resistencia
  • Comisión Episcopal de Liturgia: Monseñor Luis Fernández, Obispo de Rafaela
  • Comisión Episcopal de Ministerios: Monseñor Sergio Buenanueva, Obispo de San Francisco
  • Comisión Episcopal de Vida Consagrada: Monseñor Carlos María Franzini, Arzobispo de Mendoza
  • Comisión Episcopal de Pastoral Social: Monseñor Jorge Eduardo Lozano, Obispo de Gualeguaychú
  • Comisión Episcopal de Educación Católica: Monseñor Eduardo Eliseo Martín, Arzobispo de Rosario
  • Comisión Episcopal de Laicos y Familia: Monseñor Pedro María Laxague, Obispo Auxiliar de Bahía Blanca
  • Comisión Episcopal de Comunicación Social: Monseñor Santiago Olivera, Obispo de Cruz del Eje
  • Consejo Episcopal de Asuntos Económicos: Monseñor Enrique Eguía Seguí, Obispo Auxiliar de Buenos Aires

Delegados Regionales

- Cuyo
Delegado: Monseñor Eduardo Taussig, Obispo de San Rafael
Suplente: Monseñor Pedro Martínez, Obispo de San Luis

- Buenos Aires
Delegado: Monseñor Sergio Fenoy, Obispo de San Miguel
Suplente: Monseñor Jorge Lugones, Obispo de Lomas de Zamora

- NOA
Delegado: Monseñor Marcelo Colombo, Obispo de La Rioja
Suplente: Monseñor Armando José Rossi, Obispo de Concepción

- Litoral
Delegado: Monseñor Juan Alberto Puíggari, Arzobispo de Paraná
Suplente: Monseñor Héctor S. Cardelli, Obispo de San Nicolás

- Platense
Delegado: Monseñor Antonio Marino, Obispo de Mar del Plata
Suplente: Monseñor Héctor Aguer, Arzobispo de La Plata

- Patagonia
Delegado: Monseñor Virginio Bressanelli, Obispo de Neuquén
Suplente: Monseñor José Slaby, Obispo Prelado de Esquel

- NEA
Delegado: Monseñor Andrés Stanovnik, Arzobispo de Corrientes
Suplente: Monseñor Juan Rubén Martínez, Obispo de Posadas

- Centro
Delegado: Monseñor Carlos Ñáñez, Arzobispo de Córdoba
Suplente: Monseñor Gustavo G. Zurbriggen, Obispo Prelado de Deán Funes

-----

Las votaciones continuaron durante el miércoles 12 de noviembre para el resto de la conformación de las comisiones episcopales.

Según informó la Oficina de Prensa de la CEA, “el próximo viernes 14 de noviembre, a las 11 hs, la nueva Comisión Ejecutiva de la Conferencia Episcopal Argentina recibirá a los periodistas para conversar sobre los temas que trataron en la 108º Asamblea Plenaria”.

Esta Asamblea concluye sus deliberaciones el sábado 15 de noviembre.

VIRGINIA BONARD
FUENTE: Conferencia Episcopal Argentina




Galerías de Fotos:
· Los obispos argentinos están reunidos en su 108° Asamblea Plenaria



Documento sin título