Video: LATIDOAMÉRICA
Conferencias Episcopales
   
Medios Asociados
   
 
Noticias
04 de Febrero, 2015
Apertura del año de la Vida Consagrada en Panamá

Imprimir
Imprimir

"Alegres en la diversidad, construyendo la fraternidad".

En el marco de la Jornada mundial de oración por la Vida Consagrada, que tuvo lugar el pasado lunes 2 de febrero, el arzobispado de Panamá, en cabeza de monseñor José Domingo Ulloa Mendieta, convocó a los religiosos y a las religiosas a la celebración de la apertura del año de la Vida Consagrada en Panamá.

De este modo, la Iglesia panameña hace eco a la invitación del papa Francisco, quien desde el 30 de noviembre de 2014 y hasta el 2 de febrero de 2016 ha convocado al Año de la Vida Consagrada, bajo el lema “Evangelio, profecía y esperanza”.

En un comunicado de prensa, el arzobispado de Panamá recuerda que “entre sus objetivos, Su Santidad Francisco ha desarrollado el mirar al pasado con gratitud, reconociendo los aportes de los consagrados a la Iglesia y a la evangelización a lo largo de la historia; vivir el presente con pasión, poniendo en práctica el Evangelio, y abrazar el futuro con esperanza, sabiendo que nos conduce el Espíritu Santo para continuar haciendo cosas grandes con nosotros”.

Ante esta iniciativa, monseñor Rafael Valdivieso Miranda, obispo de Chitré y presidente de la sección de Vida Consagrada de la Conferencia Episcopal de Panamá, había señalado que “motivados con esa llamada entusiasta y apasionada del Papa Francisco, la Iglesia Católica en nuestro país ha elegido el lema que inspirará las iniciativas que a lo largo del Año de la Vida Consagrada desarrollaremos: Alegres en la diversidad, construyendo la fraternidad”.

Así, reflexionar sobre el ser y el quehacer de la vida consagrada en Panamá constituyó el núcleo de las jornadas de reflexión que antecedieron a la apertura del Año de la Vida Consagrada en Panamá, del 31 de enero al 2 de febrero, con el deseo de “redescubrir la importancia de esta opción de entrega al Señor en nuestro país, para impulsar ‘ese crisol de carismas’ existentes, buscar caminos de intercongregacionalidad, para un trabajo en comunión desde una perspectiva evangelizadora y de promoción vocacional”.

El acto de apertura se llevó a cabo en el salón Marcos G. Mc Grath, del Arzobispado de Panamá, a partir de las 9:00 a.m., con un conversatorio que se desarrolló con la hermana Rosemary Castañeda, quien abordó el tema “Clavar en Dios la Mirada y el Corazón”. Posteriormente, a las 11 a.m., el arzobispo metropolitano, presidió la celebración eucarística.

ÓSCAR ELIZALDE PRADA
FUENTES: Arquidiócesis de Panamá y Panorama Católico




Documento sin título