Video: LATIDOAMÉRICA
Conferencias Episcopales
   
Medios Asociados
   
 
Noticias
18 de Febrero, 2015
La "Teología del Pueblo" ayuda a entender el pensamiento y la acción del papa Francisco, afirma Scannone

Imprimir
Imprimir

Entrevista con el jesuita argentino que fue profesor del papa Francisco

El jesuita argentino Juan Carlos Scannone conoce de cerca al papa Francisco. Además de ser su profesor sobre la Teología del Pueblo y la Doctrina Social de la Iglesia, también fueron compañeros de comunidad por varios años. 

Hoy, el padre Scannone dirige el Instituto de Investigaciones Filosóficas en la Facultad de Teología y Filosofía de San Miguel, en Argentina, y es redactor de la Civilità Cattolica, de Roma.

En días pasados, invitados por la revista Razón y fe y por la iniciativa entreParéntesis, estuvo en Madrid, donde fue entrevistado por Zenit, justamente a propósito de la “Teología del pueblo”, entre otros temas. Se reproduce, a continuación, algunos apartes de la entrevista realizada por Iván de Vargas.

¿Cuáles son los rasgos principales de la llamada “Teología del Pueblo”? 

La Teología del Pueblo” piensa en el pueblo como nación: con una historia común; un estilo de vida; una cultura; y un proyecto de bien común compartido, aunque haya diferentes interpretaciones, sobre todo de tipo político. Piensa en un pueblo que quiere ser una nación. Pero en América Latina da especial importancia al tema del pobre, porque son los pobres los que más han guardado ese estilo de vida común y sus legítimos intereses: la justicia, la paz, el desarrollo para todos... Es decir, el bien común.

 

¿Esta teología ha marcado de alguna manera el pensamiento del papa Francisco?

Creo que lo ha influido. No es la única raíz, pero sí una de las raíces teológicas importantes para entender su pensamiento y su acción.

 

En la “Teología del Pueblo” no utilizan las categorías del análisis marxista, ¿verdad?

La “Teología del Pueblo” nunca quiso usar como mediación para comprender la situación de los pobres en América Latina el análisis marxista. Más bien, buscó en la historia y en la cultura latinoamericana y argentina categorías de interpretación que no fueran ni de una sociología liberal ni de una sociología marxista.

 

¿Se puede hablar de la “Teología del Pueblo” como un desarrollo de la Doctrina Social de la Iglesia?

No directamente, pero tiene su íntima relación. Porque la “Teología del Pueblo” es algo más. No es solo el aspecto social, sino toda la comprensión del Evangelio, de la Revelación. Por lo tanto, abarca todo lo teológico y no solamente lo social.

Ahora, en lo social hay una íntima relación con la Doctrina Social de la Iglesia, con una acentuación del tema de los pobres. Porque, en América Latina, eso forma parte de nuestra tradición desde Medellín hasta nuestros días. Pero el mismo Papa, cuando en la Evangelii gaudium va ha hablar de esos cuatro principios que luego enumera, dice que están fundados en las aportaciones de la Doctrina Social de la Iglesia.

 

La “Teología del Pueblo” ha sido denominada también como la “Teología de la Cultura”. En diferentes intervenciones, el Santo Padre ha hablando de las culturas de los pueblos. ¿Tiene algo que ver con esta corriente de pensamiento?

Lo que el Papa dice es que el Evangelio tiene que llegar a todos los pueblos y a todas las culturas. Lo que ya decía Pablo VI: la evangelización de la cultura y las culturas del hombre.

Cada pueblo tiene su estilo de vida, su cultura, interpreta de manera distinta, con símbolos distintos, el sentido último de la vida, que eso es lo propio de la cultura. Incluso en la manera de comer, en la manera de vestir, pero mucho más en el arte, en el pensamiento, en la religiosidad, aparece la cultura de un pueblo.

El Papa dice que la Iglesia como Pueblo de Dios es multiforme. Evangeliza todas las culturas e incultura el Evangelio en todas las culturas. No solamente en la cultura europea, que ya lo ha hecho a través de los siglos, o en América Latina, a través de la evangelización, sino en todas las culturas de Asia, África, etc. Habla de una armonía pluriforme en el Pueblo de Dios. Lo que hora se está llamando interculturalidad, que supone la inculturación del Evangelio en una cultura y el diálogo de las culturas. Y por eso el tema del encuentro, cuando habla de la cultura del encuentro, es una cosa que se puede aplicar tanto dentro de la Iglesia como entre los pueblos y entre las culturas.   

 

¿El papa Francisco es de izquierdas?

De izquierdas, ¿qué quiere decir de izquierdas? Si nos referimos a que ha hecho una opción por los pobres, eso es del Evangelio, no de la izquierda. También la izquierda podrá tenerla, pero no necesito ser de izquierdas para optar por los pobres. Ya Cristo optó por los pobres, los enfermos, los desvalidos, las víctimas... También lo hizo la Iglesia a lo largo de la historia. Y toda la teología actual, especialmente en América Latina después de las Conferencias de Medellín y Puebla, que luego culminaron en Aparecida, donde hay una opción preferencial por los pobres, por los que están descartados, por los excluidos, por las víctimas de la historia, etc. Entonces, eso no quiere decir que sea de izquierdas, sino que es cristiano, evangélico.

 

FUENTE: ZENIT




Documento sin título