Video: LATIDOAMÉRICA
Conferencias Episcopales
   
Medios Asociados
   
 
Noticias
22 de Abril, 2015
CONFERENCIA EPISCOPAL DE MÉXICO (CEM)

Imprimir
Imprimir

99° Asamblea Plenaria: los jóvenes y las próximas elecciones

La 99° Asamblea Plenaria de la CEM, que inició el 14 de abril y finalizó sus deliberaciones el 17 de abril, tuvo como tema central “Los jóvenes destinatarios y protagonistas de la nueva evangelización en el ámbito social post-moderno”.

“Tenemos necesidad de la alegría del entusiasmo de los jóvenes. Tenemos necesidad de la alegría de vivir que tienen los jóvenes, en la que se refleja algo de la alegría original que tuvo Dios al crear al hombre y a la mujer”. Así se expresó Finalmente, pidió a Dios que ilumine a todos a fin de “encontrar caminos para que Jesucristo fascine a los jóvenes y los jóvenes fascinen a nuestra Iglesia”. Así se expresó el cardenal Norberto Rivera Carrera, arzobispo primado de México, y presidente de la Comisión Episcopal para la Familia, Juventud y Laicos, en ocasión de la misa de la primera jornada.

El cardenal Francisco Robles Ortega, arzobispo de Guadalajara y presidente de la CEM, remarcó en su saludo inaugural que Dios “que con la omnipotencia del amor ha hecho triunfar la verdad, la libertad, la justicia, el bien, el progreso y la vida, nos invita a seguirlo, superando cualquier forma de indiferencia ante los dramas que enfrentan tantos hermanos nuestros”.

Monseñor Christophe Pierre, Nuncio Apostólico en México, describió que la mayoría de los jóvenes son generosos, solidarios y comprometidos, no obstante que muchos de ellos no han recibido de sus padres referencias sociales y espirituales, por lo que enfrentan cierta falta de raíces culturales, religiosas y morales que favorezcan el sentido de pertenencia. Frente a esto, señaló que los jóvenes quieren que se les tome en cuenta y se les acompañe en su búsqueda de identidad, por lo que es necesario “ir” a ellos y estar con ellos allá donde ellos están; escucharlos y acompañarlos para cumplir el mandato de Cristo de “enseñar” a todos y recorrer juntos el camino, reseña con detalle el informe de prensa de la CEM.

 

COMPOSICIÓN - TEMA: “JÓVENES”

Estuvo a cargo de Monseñor Héctor Luis Morales Sánchez, obispo de Netzahualcóyotl y responsable de la Dimensión Episcopal de Adolescentes y Jóvenes. Comentó que constaría de 4 movimientos:

  • dejarse FASCINAR por el llamado de Dios a servirlo en los jóvenes;
  • ESCUCHAR a los jóvenes y su realidad;
  • DISCERNIR lo que se debe hacer a la luz de la Palabra de Dios;
  • y hacer una CONVERSIÓN que lleve a un mejor servicio pastoral a la juventud.

Luego de una instancia de intercambio entre los jóvenes y los obispos, los jóvenes pidieron a los obispos escribir una frase desde su corazón respondiendo las siguientes preguntas:

  • ¿Qué representan los jóvenes?
  • ¿Qué son los jóvenes para mi ministerio episcopal en mi diócesis?
  • ¿Cómo defino yo al joven?”.

 

Participaron de esta asamblea 125 obispos, 32 sacerdotes, 3 religiosas y 12 laicos.

 

___________________________

 

MENSAJE FINAL, ante las próximas elecciones de 7 de junio 2015


 “¡Sin confianza y participación no se avanza!”

Los obispos de México somos conscientes del creciente reclamo de los ciudadanos que, cada vez con mayor insistencia, piden ser escuchados y atendidos, sobre todo por quienes se han comprometido a servir al pueblo. No hay razón para oídos sordos.

Como sucede en familia, incluso en las crisis, lo que se necesita para salir adelante es la confianza. Confianza que brota de tener la seguridad de que se está buscando el bien de todos, no sólo de algunos. Lo mismo sucede con nuestro pueblo mexicano. Necesita saber que sus instituciones y autoridades trabajan responsable y honestamente por el bien de todos, particularmente por los que menos oportunidades han tenido.

Un pueblo sin confianza alimenta la indiferencia, el desaliento o la agresividad. No podemos negar la crisis actual de nuestra querida Patria. Si no reconocemos que el mal se está extendiendo, hasta en las instituciones que deberían erradicarlo, no podremos solucionarlo. El mal no tiene la última palabra. ¡Nos urge la honestidad!

No nos acostumbremos a lo que destruye la dignidad del ser humano y el valor de la vida: la injusticia, la corrupción, la violencia, la impunidad… Todo esto provoca la desconfianza y desalienta la participación. Los mexicanos no podemos tolerar a quienes buscan el poder sólo para favorecer sus intereses.

Los obispos queremos ayudar a restaurar la confianza de nuestro pueblo! Esa es nuestra misión. La confianza se gana hablando con la verdad, cumpliendo los compromisos, construyendo la justicia y respetando la vida; a ejemplo de Cristo, en quien todos confiaron viéndolo hacer el bien. Los mexicanos podemos reconocer el bien y vivirlo.

Que las familias, los maestros, las comunidades, las autoridades y todas las instituciones públicas y privadas eduquen en la confianza con el ejemplo. Cumplan bien sus responsabilidades, actuando con legalidad, honestidad y solidaridad. Eso es lo que merecen y esperan todos los ciudadanos, sobre todo los niños y los jóvenes, que son el presente y el futuro de nuestro País.

Sepan que en cualquier diálogo con las autoridades y los diferentes sectores sociales, los obispos seguiremos expresando con claridad y firmeza las grandes necesidades de nuestro pueblo mexicano.

Orando y trabajando tenemos la esperanza de mejorar. Es la confianza que nos da Jesús. Con su muerte y resurrección nos ha demostrado que el amor vence al mal y hace triunfar el bien y la vida. Santa María de Guadalupe nos acompaña en este camino.

¡Todos debemos participar para construir un México en el que confiemos unos en otros! Si actuamos con verdad recuperaremos la confianza.

Los obispos de México

Acceda desde aquí al ***video *** de la presentación de la declaración

VIRGINIA BONARD
FUENTE: Conferencia Episcopal de México






Documento sin título