Video: LATIDOAMÉRICA
Conferencias Episcopales
   
Medios Asociados
   
 
Noticias
10 de Junio, 2015
La relación entre Estados Unidos y Cuba hoy en la palabra del cardenal Jaime Ortega

Imprimir
Imprimir

Un momento de esperanza, de perspectiva

La periodista Àngels Barceló, en su programa Hora 25 que se emite por Cadena Ser de España, mantuvo una conversación interesantísima con el cardenal cubano Jaime Ortega, arzobispo de La Habana, el pasado 5 de junio.

Las palabras prudentes y esperanzadas que brotan luego de la reanudación de las relaciones bilaterales entre Estados Unidos y Cuba, las reflexiones sobre la paz, los pueblos, la convivencia en retro y perspectiva, salen de la boca de un pastor que, como él mismo dice, “soy el único arzobispo que ha recibido tres Papas” en Cuba.

Ortega habla de la importancia de los hombres y la coincidencia con los momentos de la historia, los vestigios que van dejando en ocasiones, indicios de personalidades que harán realidad los cambios que los pueblos esperan. Un pueblo cubano que tiene su personalidad y que ya está viviendo una época de cambios.

La incidencia del Papa Francisco como líder global, que entendía muy bien de qué se trataba la situación ── su libro "Diálogos entre Juan Pablo II y Fidel Castro", editado por Ciudad Argentina en el año 1998 así lo indica── nos completan en algún sentido para comprender una lógica entre “hombres y momentos” tomando palabras del mismo Cardenal Ortega; hacía tiempo que el cardenal Jorge Bergoglio había puesto su mirada y reflexión sobre el conflicto entre EE.UU y Cuba. Y ahora se espera su próxima visita en septiembre de este año.

Reproducimos aquí la desgrabación completa de esa entrevista que, en tiempos en los que en tantos puntos del planeta el desencuentro, los rechazos raciales, las barreras económicas y las divisiones multimotivadas son corrientes, pone luz sobre la construcción de la paz y la resolución de conflictos en marcos de diálogo y escucha, aun en contextos anquilosadamente adversos.

Más abajo, podrán acceder al link si desean escuchar esta entrevista.

VIRGINIA BONARD

///////////////

Hora 25: Cardenal Jaime Ortega, muy buenas noches.

Cardenal Ortega: Muy buenas noches.

H25: En primer lugar, gracias por recibirnos y atendernos.

CO: Bueno, ha sido un gusto poder recibirlos en esta ocasión.

H25: Dígame una cosa, ¿cómo es este momento que está viviendo Cuba? Y se lo digo porque después de que en diciembre se anunciara la reanudación de relaciones, la semana pasada Estados Unidos sacó a Cuba de la lista de patrocinadores del terrorismo… Si usted tiene que definir el momento en el que estamos ahora, ¿cómo diría que estamos?

CO: Un momento de esperanza, un momento de perspectivas positivas después de muchos años de esfuerzos, de preocupaciones por una mejoría, de la situación de Cuba con respecto a las limitaciones económicas, las dificultades sobre todo financieras y de otro tipo que traía esta situación no resuelta aún pero que es el embargo norteamericano que debe entrar en un proceso de, quizás, alivio al menos y creo yo de eliminación un poco más tarde. Esto es lo que anima esta esperanza concreta, práctica para un futuro más inmediato.

H25: ¿Quién cree que está poniendo más ganas en esto? ¿O a lo mejor ponen las mismas ganas las dos partes, Cuba y Estados Unidos? ¿Cómo lo ve?

CO: Yo creo que los dos presidentes, cuando los vi juntos en la Cumbre, en la conferencia de prensa y al final el presidente Raúl Castro de Cuba decía: ‘lo que hace falta ahora es que nuestros colaboradores, y con ellos quería significar todos los demás en sus respectivos gobiernos, estén atentos y sigan nuestras indicaciones. Yo creo que aquí ha habido una voluntad política muy clara de los dos presidentes. No podemos olvidar que antes de la declaración del 17 de diciembre pasado los dos presidentes hablaron más de 40 minutos por teléfono y creo que esa conversación fue bastante decisiva porque cada uno de ellos comprobó esa buena voluntad y ese deseo de superar los obstáculos que ha habido hasta ese momento. Es un momento de apoyar este deseo bilateral de superación de esta crisis larga, demasiado, demasiado larga en que han vivido los dos países.

H25: Habla usted del interés, del esfuerzo de Obama, de Raúl Castro. Le pregunto: ¿hubiera sido posible llegar hasta este punto con otros protagonistas? Y por la parte que a usted le toca como cubano, ¿hubiera sido posible si en lugar de Rául hubiera sido Fidel Castro?

CO: No sé. Esto entra dentro del plano, casi, de las conjeturas. Y esto siempre es difícil. Siempre hubo una posibilidad de diálogo, de conversación que el mismo Raúl Castro anunció en su discurso en la Cumbre, estando presente el presidente Obama, como ya en el momento en que el presidente John Kennedy fue asesinado. En ese momento ya había una indicación clara de que este presidente quería iniciar un diálogo con Cuba. Luego vino la muerte del presidente y hubo un cambio de giro con la muerte del presidente Kennedy, fueron acumulándose circunstancias diversas y llegó el momento en que esto se hizo una política establecida, vieja, como el mismo presidente Obama ha dicho en más de una ocasión. Y así le dijo al Santo Padre cuando habló con él en Roma y el Santo Padre trató este tema de embargo y de las medidas económicas que tanto hacían sufrir al pueblo y que tanto separaban a Estados Unidos del sentir de América Latina. Y entonces él respondió que “esas fueron medidas tomadas antes de yo nacer”. Ese rompimiento… yo creo que sí… los protagonistas son muy importantes. Creo que la persona de presidente Obama y la persona de Raúl Castro… Su primer discurso, de Raúl Castro, en una celebración del 26 de julio [N. de NOTICELAM: el 26 de julio de 1953 se considera el inicio de la revolución cubana, con la toma del Cuartel de Moncada], a poco de haber comenzado él de encargarse del gobierno decía que él tenía un ramo de olivo en las manos para extender a los Estados Unidos y que era posible una convivencia lo cual ha repetido siempre. Y creo que los hombres aparecen en ciertos momentos, los que pueden hacer algo en un momento dado. Son importantes los hombres y son importantes los momentos en que se produce algo. Confluyeron las circunstancias y pudo de verdad ser posible este paso que era ya necesario.

H25: Aparecen los hombres, me dice usted, aparece el Papa Francisco, usted lo ha citado en esa conversación con Obama. Entiendo que es un actor también más que importante en todo este proceso…

CO: Sí. Lo fue, lo ha sido…

H25: … ¿qué le ha contado de esa conversación con Obama?

CO: Él me contó esta parte de todo lo que significaba para Cuba la parte, claro… yo como obispo cubano, como cardenal, en una ocasión en que los visitaba, después de la canonización de Papa Juan Pablo II me encontré con él y el Santo Padre me dijo que había estado con Obama, que había hablado de Cuba y le había dicho esto. Y creo que no solamente las palabras del Papa… yo creo que, para mí, la persona del Papa, como dijo Raúl Castro al salir de la entrevista con él a la prensa en Italia, “salgo verdaderamente impresionado” dijo Raúl al salir de allí. Creo yo que impresiona no por la majestad de su presencia sino por la sencillez y cercanía que él muestra. Y esto él lo ha continuado al asumir el papado con el mismo estilo que lo hacía como arzobispo de Buenos Aires.

H25: Es importante que sea un Papa latinoamericano.

CO: Creo que es muy importante… Creo que es muy importante porque no solamente para el Gobierno cubano y el presidente de Cuba que es latinoamericano sino también para el presidente Obama porque, en cierto sentido, estaba hablando con una parte interesada…

H25: Claro…

CO: … en cierto sentido en que se encuentra solidario de ese país que pertenece al continente de donde él procede.

H25: Déjeme que vuelva a lo del bloqueo que hablábamos antes. El bloqueo fue uno de los asuntos de esa conversación y sigue siendo uno de los asuntos pendientes quizá, no sé si coincide conmigo, el más complicado de resolver.

CO: Sí.

H25: ¿Cómo está afectando a los ciudadanos el bloqueo?

CO: De múltiples maneras. Ciertos productos alimenticios fueron liberados por Bush, el presidente Bush, de que pudieran ser exportados a Cuba. Pero no era eso lo más grave porque los granos, por ejemplo, se pueden importar de Argentina, del mismo Brasil…

H25: Claro…

CO: … ahora que se han vuelto buenos grandes productores etc. Pero claro, importaciones lejanísimas de tipo industrial, de servicios médicos, grandes inversiones que hay que hacer para hospitales, etc., en Europa se encarecen. El transporte es mucho más caro. Y entonces Cuba no tenía acceso a esto ni a muchas técnicas, ni incluso a poder… su acceso a Internet es muy caro. No tenemos sino posibilidades de acceder sino por el satélite y esto encarece y dificulta. Y todo esto puede mejorarse sustancialmente. Todo este aislamiento de todo tipo, múltiple, pero sobre todo el aislamiento financiero. Después de la crisis financiera había una enorme dificultad… Cuba en la lista de países terroristas, los bancos no podían tener negocios, no podían enviarnos dinero a nosotros, las ciudades de Cuba aparecían en todas, hasta los pequeños pueblos, en grandes listas donde el banco decía “aquí no se puede enviar, aquí no se puede”.

H25: ¿Y cree que al final el bloqueo norteamericano ha tenido el efecto contrario que buscaba Estados Unidos? Lo digo porque es verdad que al gobierno de Castro, al gobierno cubano le ha servido muchas veces para fortalecerse dentro, para siempre tener una excusa.

CO: Bueno… sí, pero es una política que los norteamericanos han seguido siempre en el mundo cuando tratan de que un gobierno cambie, de que un país se transforme, imponerle medidas económicas restrictivas que lo hagan como reflexionar, buscar a toda costa un tipo de … un arreciar tratando de producir, como dijo Raúl Castro al leer aquella resolución de funcionarios norteamericanos de los inicios, del tiempo revolucionario, hay que producir una inquietud y una desesperación que rebele al pueblo. Pasó por Cuba y sigue pasando este tipo de política donde no se comprende una realidad y se quiere reproducir como un gran bien una realidad parecida a la que ellos conocen.

H25: ¿Le preocupa, cardenal, cómo se haga la transición? Lo digo con la apertura, con la posibilidad de que algún día se levantara este embargo, queesto no ahondara en la desigualdad, en las diferencias entre los que tengan acceso y los que no tengan acceso.

CO: Sí, sí. Siempre, siempre, siempre. Yo creo que eso puede pasar y de hecho ya comienza a pasar.

H25: Ya empieza a pasar.

CO: Ya empieza desde hace… todo el que tiene pequeñas empresas que van naciendo, todo el que tiene negocios propios va creando un tipo de personas que tienen acceso a distintos servicios y que no podían disfrutar antes. Por ejemplo, yo leí en la prensa en Cuba cómo ahora ya se acerca la temporada turística del verano para nosotros… pues bueno… el 70 y tantos por ciento de los hoteles de Baradero y otros de las islas de norte de Cuba que también son centros turísticos estarán ocupados por cubanos. Pero no todos pueden hacerlo. Yo creo que ese riesgo siempre lo habrá. Que todavía el mundo no ha llegado a esa equidad a la que quisiéramos aspirar todos. Yo creo que este riesgo es grande. A mí me contaba nuestro embajador ante la Santa Sede el de Cuba, que el Papa le dijo: “Vamos a ver si ahora Cuba no va por el camino del consumismo y de un afán desordenado que la lleve a la adoración del dios dinero”.

H25: ¿Pero usted piensa realmente que existe este riesgo? Después de tantos años de bloqueo, de tantos años de escasez, de tantos años de dificultades, ¿existe este riesgo?

CO: Yo creo que hay adquisiciones que son irrenunciables para el pueblo cubano, que se han hecho adquisiciones ya en las mentes y corazones de los cubanos: la educación es gratuita, el servicio de salud para todos, sin diferencia ninguna es gratuito e incluso los tratamientos difíciles, caros, son gratuitos, a veces más allá incluso de los debido. Porque… cirugías estéticas, etc. … podrían cobrarse pero bien, todo es gratuito. Esto es algo a lo cual el cubano no estaría jamás dispuesto a renunciar ni a aceptar. Y otras cosas, ciertas seguridades sociales de que nadie queda totalmente desamparado, que es la palabra que ha utilizado Raúl Castro. Ahora mismo hay un fenómeno que constatan las autoridades mismas al más alto nivel: un burocratismo. Un burocratismo que lleva a unos grupos de personas que podrían llegar hasta 200 mil me han dicho, que prácticamente no tienen un papel sino un poco entorpecedor de todo el flujo de la vida nacional que pasa por ellos. Personas que no saben hacer otra cosa, que se sienten así bien, que se conforman a esto, que no aceptan un pequeño negocio, que no aceptan que le den tierra para que puedan poner un lugar de cultivo etc. entonces… pero sin embargo, ha declarado el mismo presidente, y lo declaró ahora recientemente de nuevo, políticas de choque no podemos tener. Una política de choque sería “vamos a dejar a toda esta gente y que busquen la manera…”. No se puede tener. Hay adquisiciones en Cuba que dificultan incluso cierto desarrollo más rápido, que lo hacen incluso más lento. Pero que por otra parte son adquisiciones que la gente no quiere, incluso teme perder aunque ahora se avanzare en la escala social, en mejores posibilidades, tener las posibilidades de tener automóvil, de tener una residencia propia, bien… esto sí existe en el cubano y ha existido siempre.

H25: El Gobierno cubano ha movido ficha, hay modelación, se mueve, ha habido interés porque las cosas empiecen a cambiar. ¿Se ha movido también la disidencia? ¿Hay también cambio de actitud en la disidencia?

CO: No… No se hace muy presente en el pueblo de Cuba esto… que se llama disidencia. Se ve más presente en medios extranjeros, del sur de la Florida, en los medios comunicación, en blogs, en cosas así se ve cierta presencia. Yo no podría decir si hay matices nuevos o no. Hay comunicación porque cada vez más hay acceso a… por lo pronto al correo que tiene todo el mundo y esto sale por… de mucha gente. Cada vez hay más acceso a esto aunque no se puede decir que cada uno llegue a Internet. No. Pero ahí se hacen presentes  muchas veces pero hay tantos diversos grupos y pensamientos diversos. Yo no sé…

H25: Y lo último, cardenal. En septiembre el Papa Francisco visita Cuba. ¿Qué se puede esperar de esta visita, puede haber en torno a la visita, algunos gestos? ¿Cómo la esperan?

CO: Una visita que se inscribe en todo este proceso, creo yo. Ahora el Papa ha tenido un interés en ir a Cuba, un poco asociándose a esta intervención que fue mencionada por ambos presidentes en el discurso de aquel 17 de diciembre, simultáneo para Cuba y para Estados Unidos, de los dos. Él ha querido como respaldar, reafirmar que este camino de acercamiento entre pueblos es algo que él ha elegido incluso para sus viajes. Esto es un conflicto en vías de solución donde él ha participado. Me parece que es importante. Evidentemente que visita al pueblo de Cuba, que él pidió ir a otra provincia donde no hubiera estado ninguno de los dos Papas anteriores, porque éste es el tercer Papa que va a visitar a Cuba y yo voy a ser el único arzobispo que ha recibido a tres Papas. (risas) Esto será muy significativo no sólo para Cuba sino para América Latina. Creo que hay algo de lo que el presidente Obama dijo cuando anunciaba ese mejoramiento en las relaciones con Cuba: él quería mejorar las relaciones con Cuba porque quería mejorar las relaciones con América Latina y la política de Estados Unidos para América Latina en cierto sentido pasa por una solución al problema de Cuba. ¿Gestos internos que puede haber? Sí, puede haber gestos internos. Cuando fue el Papa Benedicto hubo un indulto de presos comunes, porque ya en Cuba no quedan de aquellos presos políticos…

H25: … ¿No quedan presos políticos?

CO: No. Y entonces claro…Puede haber un gesto de ese estilo, puede haber algo de esto, eso se hace siempre con mucha discreción. Yo creo que la visita será algo muy bueno que se incluye de manera tan positiva en este momento esperanzador para el pueblo cubano

H25: Cardenal Ortega, muchísimas gracias, insisto, por habernos recibido. Un placer.

CO: Gracias a ustedes por haber tenido esta delicadeza. Sobre todo me alegro de haber podido hablar aquí de esa próxima visita del Papa, de su papel, de cuánto él está haciendo hoy por la Iglesia y lo que ha hecho por nuestro país y su futuro. Gracias por esta posibilidad.

FUENTE: Radio Cadena Ser (España)
DESGRABACIÓN: NOTICELAM

PARA ACCEDER AL AUDIO:
http://play.cadenaser.com/audio/000WB0018620150605230607/hora-25-cuba-entrevista-al-cardenal-jaime-ortega-arzobispo-de-la-habana/




Documento sin título