Video: LATIDOAMÉRICA
Conferencias Episcopales
   
Medios Asociados
   
 
Noticias
17 de Junio, 2015
Ante la migración forzada

Imprimir
Imprimir

El papa Francisco recuerda la Jornada Mundial del Refugiado

El miércoles 17 de junio, en la audiencia general que se realizó en la plaza de San Pedro de Roma, el papa Francisco compartió su acostumbrada catequesis sobre la familia.

Al final, invitó a acoger la nueva Encíclica que se publica el 18 de junio sobre el cuidado de la “Casa común”.

“Mañana, como saben, se publicará la Encíclica sobre el cuidado de la ‘casa común’, que es la creación. Esta ‘casa’ nuestra se está arruinando y ello daña a todos, en especial a los más pobres. Por ello mi llamamiento es a la responsabilidad, en base a la tarea que Dios ha dado a cada ser humano en la creación: cultivar y custodiar’ el ‘jardín’ en el que lo ha puesto (cfr Gen 2,15). Invito a todos a recibir con apertura este Documento, que se coloca en la línea de la doctrina social de la Iglesia».

De igual forma, como lo referenció el portal migranteshoy.celam.org, ante la próxima Jornada Mundial del Refugiado, el Papa pidió oraciones para que se respete la dignidad humana de los hermanos que buscan refugio, alentó la ayuda y la acción eficaz de la comunidad internacional, e invitó a pedir perdón por los que cierran sus puertas a estos hermanos necesitados:

«El próximo sábado es la Jornada Mundial del Refugiado, promovida por Naciones Unidas. Recemos por tantos hermanos y hermanas que buscan refugio lejos de su tierra, que buscan una casa donde poder vivir sin temor, para que sean respetados siempre en su dignidad. Aliento la obra de cuantos les brindan ayuda y deseo que la comunidad internacional actúe de forma concorde y eficaz para prevenir las causas de las migraciones forzadas.

¡Los invito a todos a pedir perdón por las personas e instituciones que cierran su puerta a esta gente que busca un hogar, que busca una familia, que busca ser custodiada!».

La Jornada Mundial del Refugiado es, sin lugar a dudas, una oportunidad para poner en práctica “la Alegría del Evangelio”, en actitud de salida hacia los más vulnerables y desprotegidos, especialmente frente a la migración forzada.

 

MIGRANTESHOY.CELAM.ORG
Fuente: http://w2.vatican.va/




Documento sin título