Video: LATIDOAMÉRICA
Conferencias Episcopales
   
Medios Asociados
   
 
Noticias
20 de Mayo, 2015
La Iglesia estadounidense difunde reporte sobre detención de migrantes

Imprimir
Imprimir

"Transformar" el sistema

El sistema de detención de inmigrantes en los Estados Unidos, el cual trata a inmigrantes vulnerables detenidos como criminales, necesita reformas extensas, dijeron representantes de la Conferencia de Obispos Católicos de los EE.UU. (USCCB), y del Center for Migration Studies, al difundir un reporte y recomendaciones, el 11 de mayo. Ellos urgieron al Congreso y la administración a construir un sistema que permita protecciones judiciales, honre la dignidad humana y reduzca la práctica de detenciones.

“Es hora de que nuestra nación reforme este sistema inhumano, el cual detiene a individuos innecesariamente, especialmente las poblaciones vulnerables, quienes no representan una amenaza y que deberían tener acceso a protecciones judiciales y legales”, dijo el obispo Eusebio Elizondo, obispo auxiliar de Seattle y presidente del Comité sobre Migración de la USCCB. Dichos grupos vulnerables incluyen a solicitantes de asilo, familias y niños, y víctimas de tráfico humano.

El reporte titulado “Unlocking Human Dignity: A Plan to Transform the U.S. Immigrant Detention System,” fue escrito y producido por el Center for Migration Studies (CMS) un instituto educacional católico, que estudia la migración, y por la Migration and Refugee Services de la USCCB.

“La presunción es detener a inmigrantes como una herramienta de administración, ejecución y disuasión en vez de tomar decisiones individuales sobre las detenciones basadas en la familia y lazos comunitarios”, dijo monseñor Elizondo. “Bajo el sistema actual, hay prolongada detención de solicitantes de asilo, las víctimas de la trata de personas, los sobrevivientes de la tortura, y ahora, jóvenes madres con sus hijos.” Las cifras del Departamento de Seguridad Nacional (DHS) indican que hasta 34.000 inmigrantes son detenidos diariamente y más de 400.000 son detenidos anualmente.

El obispo Nicholas DiMarzio de Brooklyn, New York, miembro del comité y presidente de la junta de directores de CMS, señaló la disponibilidad de alternativas a la detención, como asistencia de instituciones comunitarias, las cuales han comprobado ser efectivas en costo y exitosas en asegurar que los inmigrantes se presenten a sus citas ante jueces de inmigración.

“Estas son formas de crear un sistema humanitario y que también asegure que los inmigrantes están cumpliendo con la ley”, dijo el obispo DiMarzio. “Pero en este país hemos creado una industria de detención que asedia las vulnerabilidades de nuestros hermanos, que en su gran mayoría no son criminales,” agregó.

Donald Kerwin, director ejecutivo del Center for Migration Studies, resaltó la prevalencia de compañías con fines de lucro, que consideran la detención como una oportunidad de negocios, en la administración de los centros de detención. “Las políticas de detención las cuales impactan directamente a los derechos humanos y la dignidad de las personas, no deberían de ser impulsadas por motivos de ganancias. Las detenciones desperdician no solo fondos del gobierno, pero también el potencial humano de cientos de miles de personas anualmente”, dijo Kerwin.  

El reporte con las recomendaciones en favor de cambios al sistema de detención actual está disponible en http://www.usccb.org/about/migration-and-refugee-services/upload/unlocking-human-dignity.pdf

 

FUENTE: Oficina de Prensa de la Conferencia Episcopal de los Estados Unidos




Documento sin título