Video: LATIDOAMÉRICA
Conferencias Episcopales
   
Medios Asociados
   
 
Noticias
20 de Agosto, 2015
“CEBITEPAL busca contribuir a la transformación de realidades y estructuras”

Imprimir
Imprimir

Entrevista a monseñor Juan Espinoza, Secretario General del CELAM (segunda parte)

La segunda parte de la entrevista que el Secretario General del Consejo Episcopal Latinoamericano (CELAM), monseñor Juan Espinoza, concedió a Noticelam, ofrece algunas pistas en torno a los pasos que se están dando en la elaboración del Plan Global del cuatrienio 2015-2019. Igualmente, comparte sus miradas con relación al Centro Bíblico Teológico Pastoral para América Latina y el Caribe (CEBITEPAL), el cual dirige en calidad de rector.

¿En qué punto se encuentra la elaboración del Plan Global del CELAM 2015-2019?

El Plan Global tuvo un trabajo previo que fue el análisis de la realidad social y eclesial. Después tuvimos un momento de iluminación de esta realidad desde la Palabra de Dios, la teología y el Magisterio. Luego descubrimos que esa realidad iluminada nos desafiaba, y pudimos determinar algunos desafíos pastorales así como las líneas pastorales de acción correspondientes. De aquí surgió el objetivo general.

A partir del objetivo general elaboramos los objetivos específicos de cada Departamento del CELAM e hicimos una lista de programas que pensamos poner en práctica para responder a estas realidades y hacer vida la iluminación teológica, así como las líneas de acción pastoral que hemos previsto a nivel general. De este modo, cada Departamento concretizó el trabajo que habíamos realizado y se propuso llevar a cabo diversos programas, para lo cual se han determinado también los pasos que se deben seguir. Estos pasos se transformán en proyectos y, a su vez,  estos proyectos conllevarán actividades y acciones concretas. Todo esto se encuentra articulado orgánicamente, apuntando a un mismo objetivo general desde la perspectiva de cada Departamento.

Ahora estamos trabajando en los retoques del Plan Global. Los obispos que participaron en la Reunión General de Coordinación hicieron sus aportaciones en cada uno de los pasos que van a desarrollar los Departamentos y el CEBITEPAL. Posteriormente la Presidencia se ha encargado de afinarlo, verificando que quede todo lo que los obispos sugirieron. Creo que el documento va a ser muy bueno y esperamos que pronto esté plenamente definido. 

¿Qué viene después?

Aquí no termina la labor sino que empieza toda una etapa de trabajo orgánico.  Tenemos como meta que dado que el CELAM ordinariamente hace una visita a la Santa Sede después de la Reunión General de Coordinación, entonces queremos presentarle al Santo Padre el Plan Global y engregárselo. Esperamos también que él nos diga alguna palabra y si hay alguna cosa que él nos pida que insertemos, lo haremos. 

Este documento lo llevaremos también a los dicasterios, allí en Roma, porque nuestros Departamentos están vinculados a las Congragaciones y a los Consejos Pontificios, de modo que también les presentaremos cuál es el trabajo que estamos realizando. 

¿Se ha previsto alguna fecha para la publicación del Plan Global?

No hemos fijado aún una fecha, pero sí queremos socializarlo. En cuanto tengamos el documento listo, seguramente haremos una rueda de prensa invitando a periodistas de diferentes partes del mundo para darlo a conocer. 

Con relación a la consolidación del CEBITEPAL y a los servicios que ofrecerá en este período, ¿qué avances se están dando?

Todavía nos equivocamos y decimos vamos al ITEPAL o vamos al CEBIPAL o vamos al OBSEPAL, y todos estos PAL y PAL se unieron en el CEBITEPAL, que es el Centro Bíblico Teológico Pastoral para Améria Latina y el Caribe. Quisimos que fuera un Centro orgánico y en esto se trabajó durante el cuatrienio pasado.

Ahora estamos dando los primeros pasos frente a esta nueva propuesta. Yo les decía a la Comisión Episcopal del CEBITEPAL –que nos está ayudando mucho aconsejándonos, dándonos ideas– que acaba de nacer un niño, está recién nacido, en pañales, y necesitamos fortalecerlo para que crezca. Así considero el CEBITEPAL, ha nacido pero hay que cuidarlo y acompañarlo en su crecimiento. Ahora se trata de un conjunto que tiene tres Escuelas concretas, todas orgánicas también, con una misma meta y un mismo objetivo, promoviendo la investigación, la formación y la reflexión. Esperamos que nuestro centro sea un espacio donde los mejores profesores de América Latina y el Caribe tengan un lugar para encontrarse, para investigar y para ofrecer su ciencia. Pero también queremos que el CEBITEPAL sea un Centro donde muchos alumnos, muchos agentes de pastoral laicos, religiosos, religiosas, sacerdotes y obispos del continente, puedan venir a enriquecerse.

¿Cuál es el plus que ofrece el CEBITEPAL con relación a otros Institutos similares?

La riqueza propia de este Instituto, de este Centro de formación, es su dimensión latinoamericana y caribeña. En cada una de las naciones hay universidades muy buenas, y las Conferencias Episcopales las piden, pero con una dimensión latinoamericana creo que no hay. Eso es lo que quiere ser el plus del CEBITEPAL. Ofrecer un espacio donde todos los latinoamericanos podamos encontrarnos para reflexionar, para formarnos y para aportar.

Cada Escuela tiene su programa: la Escuela Bíblica, la Escuela Teológica y la Escuela Social. Lo que me parece más interesante es que cuando nuestros alumnos vengan, si uno dice: “yo quiero ser especialista en Biblia”, le diremos: muy bien vas a estudiar Biblia pero tienes que tener un fundamento teológico y además una proyección social. Si alguien dice “yo quiero ser teólogo”, le diremos: muy bien, vas a estudiar teología pero vas a tener una fundamentación bíblica muy importante y también una proyección social. Y si alguien dice “yo quiero ser sociólogo, quiero profundizar en la Doctrina Social de la Iglesia”, también le diremos: muy bien, estudia sociología, la Doctrina Social de la Iglesia –que hoy también se conoce como evangelización social–pero te vamos a dar una fundamentación bíblica y teológica fuerte, para que tu acción social tenga mayor repercusión. De este modo, el CEBITEPAL busca contribuir a la transformación de realidades y estructuras. Es un ideal muy grande, una utopía, pero esperamos lograrlo. Para ello, vamos a hacer un trabajo transversal, de unidad de fuerzas o lo que hoy se llama “sinergia”.

Vamos a unificar también todos nuestros programas y proyectos, y vamos a generar posibilidades para muchos alumnos. El CEBITEPAL plantea su propuesta de una manera muy sencilla: “CEBITEPAL en consolidación”, se refiere a la consolidación de estructuras. “CEBITEPAL formando”, allí es donde entran todos los programas de las Escuelas. “CEBITEPAL en salida”, porque queremos ir sobre todo a los rincones más pobres de América Latina. Hemos pensado ofrecer a una diócesis de cada región al menos un curso gratuito para fortalecer la Iglesia pobre, como una opción por los pobres para hacer realidad el objetivo general del Plan Global. Y finalmente, “CEBITEPAL investigando”, pues también queremos que hayan muchos teólogos, biblistas, y sociólogos que puedan profundizar y aportar para América Latina.

ÓSCAR ELIZALDE PRADA
FOTO: CELAM




Documento sin título