Video: LATIDOAMÉRICA
Conferencias Episcopales
   
Medios Asociados
   
 
Noticias
20 de Agosto, 2015
Congreso Eucarístico en Perú

Imprimir
Imprimir

Alientan a católicos a ser signo de vitalidad eclesial

No cabe duda de su vitalidad, la Iglesia la sigue encontrando en la presencia de su Señor que por más de dos milenios, desde aquel memorial extendido a lo largo de los siglos, se manifiesta vivo y presente en ella para impulsarla por nuevos caminos. Es lo que descubrimos en presentaciones como la que hizo pública la arquidiócesis de Piura en Perú. Al hacernos partícipes de la acción pastoral que recoge por medio de un congreso Eucarístico, la memoria del surgir y la constitución de la Iglesia en su localidad y en el extenso Perú.

En una publicación del pasado 10 de agosto se dice que se ha celebrado “el X Congreso Nacional Eucarístico y Mariano, llevado a cabo del 13 al 16 de agosto”. El impulsor ha sido, “el arzobispo de Piura (norte del Perú), Mons. José Eguren”, quien invitó a los fieles a “ofrecer a todos un signo de la presencia y de la vitalidad de la Iglesia”.

El llamado por parte del pastor de esa Iglesia local fue dirigido por medio de una carta pastoral a todos, pero especialmente rogando que “compartan esta inquietud con sus hermanos en las parroquias y comunidades de nuestra arquidiócesis”, dijo, “y que salgan a animar a todos para que asistan, especialmente a los que están alejados del Señor y de su Iglesia”, insistiendo en que “no hay razón para que alguien piense que esta invitación no es para él, porque nadie queda excluido del amor del Señor que con misericordia y ternura nos espera en la Eucaristía”.

Aludiendo a la memoria del itinerario del camino Evangelizador tanto de su arquidiócesis como del país, “Mons. Eguren recordó que con este Congreso se ‘corona’ el Año Jubilar que están viviendo por los 75 años de creación de esa iglesia particular en Piura y Tumbes, tierra desde donde partieron hace 483 años a todos los rincones de nuestra Patria los pioneros del anuncio del Evangelio y de la Iglesia”.

No cabe duda, como el arzobispo dijo, que el Congreso Eucarístico Nacional fue una experiencia de gracia que concede a ellos y a cualquiera que viva un acontecimiento de esa profundidad “crecer en santidad y en apostolado, despertando en muchos jóvenes la semilla de la vocación sacerdotal y consagrada”, y evidentemente “haciendo de las familias verdaderos cenáculos de amor y santuarios de la vida… para que siendo artesanos de unidad y comunión puedan ver en toda su plenitud la ansiada Civilización del Amor”.

El X Congreso Nacional Eucarístico y Mariano ha sido enriquecido con el don de la Indulgencia Plenaria, por parte del Santo Padre, comunicándoles de esa manera en dirección hacia la puerta abierta de la gracia Divina.

Autor: Noticelam
Fuente: Aciprensa




Documento sin título