Video: LATIDOAMÉRICA
Conferencias Episcopales
   
Medios Asociados
   
 
Noticias
20 de Agosto, 2015
Congreso de Vida Consagrada

Imprimir
Imprimir

Un servicio profético en clave de compromiso y ternura en el mundo de hoy

En la Iglesia chilena, al sur de Latinoamérica, se ha llevado a cabo recientemente el Congreso de Vida Consagrada: “con cerca de 200 participantes se realizó el Congreso de Vida Consagrada, organizado por la Conferencia de Religiosas y Religiosos de Chile CONFERRE, por sus siglas, con el objetivo de abrir un espacio de diálogo y reflexión”.

Con la actitud de “vamos al encuentro invocando la presencia del Espíritu Santo y acogiendo la Palabra de Dios, la Presidenta de CONFERRE, la Hna. Marcela Sáenz, aci, saludó a toda la audiencia, agradeciendo con mucha alegría la numerosa participación de todos los consagrados y consagradas, particularmente aquellos que llegaron de regiones. Del mismo modo, resaltó la presencia de Monseñor Jorge Vega, Obispo de Illapel y miembro de la Comisión Mixta”.

En la primera jornada de este congreso se hizo presente el saludo enviado por la CLAR. La primera ponencia estuvo a cargo de la Hna. Daniella Cazangas (Carmelita Misionera) quien abordó el tema “Vida Consagrada en el Chile de hoy”, utilizando la imagen de un Tsunami, que afecta más a unos lugares que a otros, presentando de esa manera un diagnóstico de la Vida Consagrada en Chile. 

Desde esa ponencia indicó que algunos desafíos se encuentran en “creer en la Vida Religiosa y en la propia identidad: no naturalizar al hombre secular ni normalizar la Vida Religiosa”. No ser, como religiosos, “un mundo paralelo sino alternativo y recuperar lo esencial de las primeras comunidades cristianas”. Así mismo se propuso el desafío de ser “testimonio en un contexto de descrédito de las instituciones, de la autoridad arbitraria, y en donde se vive el individualismo valorar la coherencia de vida”.

“En la segunda parte del encuentro, se desarrolló el primer panel intercongregacional del Congreso, bajo el tema de ‘los clamores de la Vida Consagrada’. Esta exposición fue realizada por las hermanas Salomé Labra y Romina Graneros. En su presentación, las hermanas llamaron a reconocer la realidad de los religiosos y religiosas para acoger los verdaderos clamores. Una invitación a dejarse transformar para testimoniar a Jesús hoy”.

En una actitud sincera de adentrarse en las profundidades de la realidad de la Vida Consagrada del mundo de hoy para encender las nuevas luces que orienten el camino actual  se dijo que “somos pocas y vamos envejeciendo, lo que contribuye a aumentar el activismo y lo que ello implica en nuestras vivencias comunitarias: egocentrismo, poco diálogo, autorreferencialidad, ‘quejismo’, tiempos de oración a las corridas, exigencias desmedidas hacia las Nuevas Generaciones, indiferencia, pocos espacios de reflexión”.

Respecto de los Clamores, particularmente a aquellos relacionados con el seguimiento de Jesús, las hermanas señalaron que “constantemente hemos de estar discerniendo la imagen que nos hacemos de Él y a qué Jesús estamos siguiendo a nivel personal y comunitario”. Así mismo que “hay un clamor por parte de la mujer en la Iglesia, especialmente la mujer consagrada, de una mayor participación en el liderazgo y en la toma de decisiones”.

La Vida Consagrada también se remite al mundo relacional que concreta y expresa la no solo la dimensión humana sino la de la fraternidad cristiana, por lo que “destacaron nuevas formas de relaciones con todos, con todas, a ejemplo de Jesús, vividas en libertad, ternura, compasión, misericordia más allá de los prejuicios y miedos externos e internos que suelen paralizarnos, especialmente ante quien es diferente, piensa diferente o proviene de cultura diferente”.

Y en los clamores, una de las realidades que no podían ignorarse es “el clamor de la Tierra” ante lo que se debe ser una “presencia comprometida y profética de la Vida Consagrada en las explotaciones discriminadas y desarraigo de los territorios, instalación de megaproyecto y contaminación de los recursos naturales”. Fue pues un Congreso sobre la Vida Consagrada posicionado en el marco del momento actual del mundo y de la vida de los pueblos a quienes se sirve como expresión profunda que da sentido a la vida generosa entregada.

Autor: Noticelam
Fuente: Comunicaciones Conferre www.conferre.cl




Documento sin título