Video: LATIDOAMÉRICA
Conferencias Episcopales
   
Medios Asociados
   
 
Noticias
15 de Julio, 2015
#FranciscoEnBolivia

Imprimir
Imprimir

Jallalla, Bolivia!

El Papa Francisco arribó a Bolivia procedente del Ecuador ──adonde había permanecido desde el domingo 5 julio─ el miércoles 8 de julio por la tarde. Allí lo estaba esperando un pueblo local tan colorido y cantante como entusiasmado, junto a autoridades civiles, militares y eclesiásticas.

En sus palabras de recepción al Santo Padre, el presidente boliviano Evo Morales se manifestó muy contento “porque has venido a visitarnos a nuestra casa (…) recibimos al Papa de los pobres, a quien se identifica con San Francisco de Asís”. Morales paralelizó a su gobierno con las maneras del santo citado por priorizar “a los más necesitados”. Y enfatizó: “Quien traiciona a un pobre, traiciona a Papa Francisco”.

Continuó el presidente abordando dos temas clave: la salida al mar de su país y algunos rasgos de la actitud de la Iglesia en la época de la conquista de América: “Usted viene lleno de energía luego de respirar la brisa del Pacífico ecuatoriano. Usted llega a una tierra de paz que busca justicia. Bienvenido a una parte de la Patria Grande a la que se le ha mutilado su derecho al acceso al mar mediante una invasión. Hermano Papa: En muchos momentos históricos la Iglesia fue utilizada para la dominación, subyugación y opresión. Ahora el pueblo boliviano te recibe con alegría y esperanza, te da la bienvenida (…) para apoyar la liberación de los pueblos”.

El primer mensaje en tierra boliviana del Papa Francisco transcurrió casi completamente por las palabras que tenía preparadas salvo algunos momentos cuando, por ejemplo, al inicio se refirió al primer mandatario boliviano como “Hermano Presidente”. Luego indicó que las virtudes de la cultura boliviana se expresan en “3 mandamientos: no mentir, no robar y no ser flojo”.

También hubo un aparte imprevisto en boca de Sumo Pontífice ──y muy significativo── dedicado a la mediterraneidad de Bolivia: “Estoy pensando acá en el mar… el diálogo es indispensable”.

///////////

Compartimos el mensaje completo del Papa Francisco a su llegada al Aeropuerto Internacional El Alto en La Paz, Bolivia.

Señor Presidente, Distinguidas Autoridades, Hermanos en el Episcopado, Queridos hermanos y hermanas:

Al iniciar esta visita pastoral, deseo dirigir mi saludo a todos los hombres y mujeres de Bolivia con los mejores deseos de paz y prosperidad. Agradezco al Señor Presidente del Estado Plurinacional de Bolivia la cálida acogida que me ha dispensado y sus amables palabras de bienvenida. Doy las gracias también a los señores Ministros y Autoridades del Estado, de las Fuerzas Armadas y de la Policía Nacional, que han tenido la bondad de venir a recibirme. A mis hermanos en el Episcopado, a los sacerdotes, religiosos y religiosas, y fieles cristianos, a toda la Iglesia que peregrina en Bolivia, quiero expresarle mis sentimientos de fraterna comunión en el Señor. Llevo en el corazón especialmente a los hijos de esta tierra, que por múltiples razones han tenido que buscar “otra tierra” que los cobije; otro lugar donde esta madre los haga fecundos y posibilite la vida.

Me alegro de estar en esta país de singular belleza, bendecido por Dios en sus diferentes zonas: el altiplano, los valles, las tierras amazónicas, los desiertos, los incomparables lagos; el preámbulo de su constitución lo ha acuñado de modo poético: “En tiempos inmemoriales se erigieron montañas, se desplazaron ríos, se formaron lagos. Nuestra amazonia, nuestro chaco, nuestro altiplano y nuestros llanos y valles se cubrieron de verdores y flores”, y me recuerda que “el mundo es algo más que un problema a resolver, es un misterio gozoso que contemplamos con jubilosa alabanza” (LS 12). Pero sobre todo, una tierra bendecida en sus gentes, con su variada realidad cultural y étnica, que constituye una gran riqueza y un llamado permanente al respeto mutuo y al diálogo: pueblos originarios milenarios y pueblos originarios contemporáneos; cuánta alegría nos da, saber que el castellano traído a estas tierras hoy convive con 36 idiomas originarios, amalgamándose – como lo hacen en las flores nacionales de kantuta y patujú el rojo y el amarillo – para dar belleza y unidad en lo diverso. En esta tierra y en este pueblo, arraigó con fuerza el anuncio del Evangelio, que a lo largo de los años ha ido iluminando la convivencia, contribuyendo al desarrollo del pueblo y fomentando la cultura.

Como huésped y peregrino, vengo para confirmar la fe de los creyentes en Cristo resucitado, para que cuantos creemos en Él, mientras peregrinamos en esta vida, seamos testigos de su amor, fermento de un mundo mejor, y colaboremos en la construcción de una sociedad más justa y solidaria.

Bolivia está dando pasos importantes para incluir a amplios sectores en la vida económica, social y política del País; cuenta con una Constitución que reconoce los derechos de los individuos, de las minorías, del medio ambiente, y con unas instituciones sensibles a estas realidades. Todo ello requiere un espíritu de colaboración ciudadana, de diálogo y participación de los individuos y los actores sociales en las cuestiones que interesan a todos. El progreso integral de un pueblo incluye el crecimiento en valores de las personas y la convergencia en ideales comunes que consigan aunar voluntades, sin excluir ni rechazar a nadie. Si el crecimiento es solo material, siempre se corre el riesgo de volver a crear nuevas diferencias, de que la abundancia de unos se construya sobre la escasez de otros. Por eso, además de la transparencia institucional, la cohesión social requiere un esfuerzo en la educación de los ciudadanos.

En estos días me gustaría alentar la vocación de los discípulos de Cristo a comunicar la alegría del Evangelio, a ser sal de la tierra y luz del mundo. La voz de los Pastores, que tiene que ser profética, habla a la sociedad en nombre de la Iglesia madre, desde su opción preferencial y evangélica por los últimos. La caridad fraterna, expresión viva del mandamiento nuevo de Jesús, se expresa en programas, obras e instituciones que buscan la promoción integral de la persona, así como el cuidado y la protección de los más vulnerables. No se puede creer en Dios Padre sin ver un hermano en cada persona, y no se puede seguir a Jesús sin entregar la vida por los que Él murió en la cruz.

En una época en la que tantas veces se tiende a olvidar o tergiversar los valores fundamentales, la familia merece una especial atención por parte de los responsables del bien común porque es la célula básica de la sociedad, que aporta lazos sólidos de unión sobre los que se basa la convivencia humana y, con la generación y educación de sus hijos, asegura la renovación de la sociedad.

La Iglesia también siente una preocupación especial por los jóvenes que, comprometidos con su fe y con grandes ideales, son una promesa de futuro, «vigías que anuncian la luz del alba y la nueva primavera del Evangelio» (Juan Pablo II, Mensaje para la XVIII Jornada mundial de la Juventud, 6). Cuidar a los niños, hacer que la juventud se comprometa en nobles ideales, es garantía de futuro para una sociedad. Una sociedad que encuentra su reaseguro cuando valora, admira y custodia a sus mayores; cuando hace opción por ir generando una “cultura memoriosa” que le garantiza a los ancianos no solo la calidad de vida en sus últimos años sino la calidez, como bien lo expresa su constitución.

Señor Presidente, queridos hermanos, gracias por estar aquí. Estos días nos permitirán tener diversos momentos de encuentro, diálogo y celebración de la fe. Lo hago alegre de estar en esta patria que se dice a sí misma pacifista, que promueve la cultura de la paz y el derecho a la paz.

Pongo esta visita bajo el amparo de la Santísima Virgen de Copacabana, Reina de Bolivia, y a Ella pido que proteja a todos sus hijos. Muchas gracias y que el Señor los bendiga. Jallalla Bolivia.

 

///////////////////

PROGRAMA DEL PAPA EN BOLIVIA y PARAGUAY

BOLIVIA

Miércoles 8 de julio de 2015

16:15 Llegada al Aeropuerto Internacional de El Alto. Ceremonia de Bienvenida. Discurso del Presidente Evo Morales Ayma. Discurso y bendición del Santo Padre Francisco

17:00 Traslado en automóvil descubierto hacia el Arzobispado de La Paz

17:15 Breve escala para bendecir el lugar en el que fue asesinado el P. Luis Espinal SJ en 1980.

17:30 Llegada al Arzobispado de La Paz

17:55 Traslado en automóvil descubierto hacia el Palacio de Gobierno

18:00 Visita de cortesía al Presidente del Estado Plurinacional de Bolivia

18:50 Traslado a la Catedral Nuestra Señora de La Paz

19:00 Encuentro con autoridades civiles. Palabras de bienvenida del Arzobispo de La Paz, Mons. Edmundo Abastoflor. Discurso del Santo Padre

19:30 Traslado en automóvil al aeropuerto de El Alto

20:00 Partida a Santa Cruz de la Sierra

21:15 Llegada al Aeropuerto Viru Viru

21:25 Traslado en automóvil a la residencia del Cardenal Julio Terrazas

 

Jueves 9 de julio de 2015

9:15 Traslado en automóvil descubierto al Cristo Redentor.

10:00 SANTA MISA. Al concluir la misa, el Arzobispo de Santa Cruz, Mons. Sergio Gualberti, dirige un mensaje de salutación al Santo Padre.

12:15 Traslado en automóvil cubierto hasta la residencia

15:45 Traslado en automóvil al “Coliseo Don Bosco”

16:00 Encuentro con sacerdotes, religiosos, religiosas y seminaristas. Saludo de bienvenida de Mons. Roberto Bordi, Obispo responsable de acompañar a la Vida Consagrada en Bolivia. Testimonios de sacerdotes, religiosos y seminaristas. Discurso del Santo Padre

17:00 Traslado en Automóvil a la Expo Feria

17:30 Participación en el II Encuentro Mundial de Movimientos Populares. Discurso del Santo Padre.

 

Viernes 10 de julio de 2015

9:10 Traslado en automóvil a la Cárcel de Palmasola

9:30 VISITA AL CENTRO DE REHABILITACIÓN SANTA CRUZ – PALMASOLA

  • Saludo de Mons. Jesús Juárez, Presidente de Pastoral Social Cáritas y Obispo Responsable de Pastoral Penitenciaria.
  • Testimonios de algunos reclusos, hombres y mujeres
  • Discurso del Santo Padre
  • Bendición final

10:30 Traslado en automóvil a la Parroquia de “La Santa Cruz”

11:00 ENCUENTRO CON LOS OBISPOS DE BOLIVIA

12:00 Traslado en automóvil descubierto al Aeropuerto Internacional Viru Viru

12:45 Llegada al Aeropuerto -- CEREMONIA DE DESPEDIDA

13:00 Partida en avión con destino a Asunción – Paraguay.

----

BOLIVIA

Viernes 10 de julio de 2015

15.00 Llegada al Aeropuerto Internacional Silvio Pettirossi de Asunción Ceremonia de bienvenida

18.00 Visita di cortesía al Presidente de la República en el Palacio de López

18.45 Encuentro con las autoridades y el cuerpo diplomático en el jardín del Palacio de López

Sábado 11 de julio de 2015

8.30 Visita al Hospital general pediátrico “Niños de Acosta Ñu”

10.30 Santa Misa en la explanada del Santuario mariano de Caacupé

16.30 Encuentro con representantes de la sociedad civil en el estadio León Condou del colegio San José

18.15 Celebración de las vísperas con obispos, sacerdotes, diáconos, religiosos, religiosas, seminaristas y movimientos católicos en la Catedral Metropolitana de Asunción

Domingo 12 de julio de 2015

8.15 Visita a la población del Bañado Norte (Capilla de San Juan Bautista)

10.00 Santa Misa en el campo grande de Ñu Guazú Ángelus

13.00 Encuentro con los obispos de Paraguay en el Centro cultural de la Nunciatura Apostólica

13.30 Almuerzo con los obispos de Paraguay y el séquito papal

17.00 Encuentro con los jóvenes en el litoral Costanera19.00 Salida en avión hacia Roma (I)

 

VIRGINIA BONARD

   


Audios:

- Escuchar Audio



Documento sin título