Video: LATIDOAMÉRICA
Conferencias Episcopales
   
Medios Asociados
   
 
Noticias
11 de Septiembre, 2015
EDITORIAL Edición No. 93

Imprimir
Imprimir

Celeridad y gratuidad en los procesos de nulidad matrimonial

Los dos “Motu Proprio” del papa Francisco –uno para la Iglesia Romana (Mitis Iudex Dominus Iesus) y otro para los católicos de Rito Oriental (Mitis et misericors Iesus)– sobre los trámites de los procesos de nulidad –no de anulación– del matrimonio, si bien respetan el principio de indisolubilidad del sacramento, sobresalen significativamente en tres aspectos: simplificarán, agilizarán y economizarán los costos de los procesos de verificación de nulidad matrimonial.

Con relación a los dos primeros aspectos, se eliminará el requisito de la doble sentencia para las declaraciones de nulidad matrimonial en que haya acuerdo entre ambas partes. La celeridad de los procesos será factible porque el vicario judicial será el encargado de realizar una “investigación rápida” sobre el caso, y el obispo de la diócesis de referencia actuará como juez y podrá declarar la nulidad.

Con relación al tercer aspecto –que reviste un carácter económico– el Papa ha pedido que se garantice la “gratuidad del proceso”, de la misma manera que “la Iglesia, mostrándose madre generosa en una materia tan ligada a la salvación de las almas, garantiza el amor gratuito de Cristo, a través del cual todos somos salvados”.

A pocas semanas de iniciar la XIV Asamblea General Ordinaria del Sínodo de los Obispos, sobre “la vocación y la misión de la familia en la Iglesia y en el mundo contemporáneo”, la iniciativa del papa Francisco es un estímulo para las familias. Ayudará a que los juicios, por su prolongación, “no oprima en las sombras de la duda” a quienes esperan “aclarar su propio estado”, al tiempo que pone los procesos de nulidad al alcance de todos.

Este importante asunto hace parte de las informaciones de la edición 93 de Noticelam.

Desde el CELAM se comparte también la voz del presidente del Departamento de Comunión Eclesial y Diálogo, así como una mirada hermenéutica del Plan Global y la crónica de la visita de algunos representantes del Consejo Mundial de Iglesias.

La Conferencia Episcopal de Perú dio a conocer el Mensaje de la XXI Jornada por la Vida, la Conferencia Episcopal de Uruguay celebró la 37ª Jornada Nacional de la Juventud, y los miembros fundadores de CEHILA se reunirán próximamente en Belo Horizonte. De igual forma, damos continuidad a las informaciones sobre la coyuntura de Guatemala y de la crisis en la frontera colombo-venezolana, desde la postura y la acción de las Iglesias particulares en estos países. Finalmente, hacemos eco a la palabra de monseñor Constantino Barrera, obispo de Sonsonate, quien comparte algunas reflexiones sobre la huella que ha dejado la beatificación de monseñor Romero en El Salvador.




Documento sin título