Video: LATIDOAMÉRICA
Conferencias Episcopales
   
Medios Asociados
   
 
Noticias
11 de Septiembre, 2015
Mons. Silva Retamales: “La Iglesia en salida ofrece, fundamentalmente, comunión y fraternidad”

Imprimir
Imprimir

Entrevista con el Presidente del Dpto. de Comunión Eclesial y Diálogo del CELAM

Ante los desafíos que asume el Departamento de Comunión Eclesial y Diálogo del Consejo Episcopal Latinoamericano (CELAM), al inicio del cuatrienio 2015–2019, y de acuerdo con el nuevo Plan Global, su presidente, monseñor Santiago Silva Retamales, obispo ordinario militar de Chile, comparte con Noticelam algunas perspectivas y acciones que serán lideradas por este Departamento.

¿Con qué dinamismo será asumida la espiritualidad de comunión en el CELAM, para el período 2015-2019?

El Plan Global en el actual cuatrienio tiene muy presente lo que el papa Francisco nos plantea en Evangelii Gaudium. Uno de sus planteamientos centrales es una “Iglesia en salida”, una Iglesia que sale a buscar a las personas para ofrecerle lo que tiene. ¿Y qué es lo que tiene la Iglesia? La Iglesia tiene fundamentalmente la comunión y la fraternidad, porque la Iglesia es un “pueblo de Dios” hecho a imagen de la Santísima Trinidad, que es misterio de comunión. Por tanto, en el centro mismo de la Iglesia está la comunión y la fraternidad que el bautismo hace posible porque nos incorpora a Cristo, el hijo de Dios, en quien somos hijos e hijas de Dios y por tanto hermanos unos de otros.

Una “Iglesia en salida” no es tanto la oferta de una moral, de un dogma, ni de otras cosas. Una “Iglesia en salida” es la oferta de una espiritualidad de comunión, que nos hace hermanos. Así, todo el pueblo de Dios se pone a disposición de la sociedad para ofrecer lo mejor que tenemos como familia, que es la comunión, la posibilidad de la unión con Dios mediante Jesucristo, la unión con Jesucristo y la unión con los demás.

¿En este mismo sentido se sitúa la Animación Bíblica de la Pastoral que impulsa el Departamento de Comunión Eclesial y Diálogo?

Una de las cosas centrales que los cristianos debemos realizar es la internalización del proyecto de Jesús. Y este proyecto de Jesús se conoce, entre otras cosas y sobre todo, por las Sagradas Escrituras. Entonces la Animación Bíblica de la Pastoral (ABP) consiste en que las Sagradas Escrituras sean el lugar de encuentro con Jesucristo para internalizar su proyecto, la imagen que él tiene del Padre y, en últimas, el proyecto del Reino que Jesús nos trae en nombre y enviado por su Padre.

La ABP apunta a un compromiso serio y eficaz, en medio de la sociedad: el conocimiento de Jesucristo y el amor a Jesucristo mediante las Sagradas Escrituras, para que en la sociedad podamos cambiar aquellas cosas que no se adecúan a la imagen de Dios como Padre que el mismo Jesucristo nos ofrece, ni a la propuesta del Reino que él nos trae. A esto queremos apuntar con la ABP.

¿En qué estado se encuentra el proyecto de la Biblia de la Iglesia en América (BIA) que el CELAM ha venido impulsando desde hace más de una década?

Acabamos de publicar el Nuevo Testamento en el mes de mayo y seguimos trabajando en la traducción del Antiguo Testamento que ya también está completo y cuya traducción vamos a entregar a finales de este año 2015, para que en el segundo semestre del próximo año podamos tener ya la Biblia completa.

Se trata de uno de los proyectos más amplios del CELAM no solo en tiempo, sino en cuanto a recursos y a la cantidad de personas que participan y a la intensidad del trabajo que significa la traducción de una Biblia.

Hasta el momento, el Nuevo Testamento que se está distribuyendo ha tenido una aceptación bastante buena. Considero que algunas de sus características serán del agrado de muchos: el texto bíblico es un texto sencillo que se lee con facilidad, que procura ser fiel al original griego, pero a su vez los significados del original griego llegan al lector con un lenguaje que se entiende. Dios se revela y no quiere encriptarse ni hacerse tedioso, si se revela es para darse a conocer. Entonces que la lectura del Nuevo Testamento nos ayude a conocer a Dios y no nos imposibilite su conocimiento. Luego las notas del texto están pensadas para poder entender lo que el autor está diciendo, con un lenguaje relativamente sencillo. Y funcionamos, particularmente, con un concepto de libro como medio de comunicación con el autor.

Finalmente, ¿qué proyectos se están vislumbrando para este cuatrienio en el Departamento de Comunión Eclesial y Diálogo?

Hay dos tipos de proyectos. Unos continúan lo que se viene haciendo, como por ejemplo el Curso Bíblico para obispos, que es un curso de actualización que en este va a tener las características propias del cuatrienio, en torno a la comunión eclesial y misionera, la conversión pastoral, el diálogo fraterno al servicio del anuncio de Jesucristo para que los pueblos vivan en alegría y tengan vida plena… Entonces, sobre el núcleo teológico del cuatrienio vamos a tener cursos bíblicos para obispos.

También hay otros proyectos nuevos que iniciamos en el cuatrienio pasado, como el encuentro de obispos eméritos. En el primero que realizamos participaron casi 40 y lo vamos a continuar porque ellos mismos así lo pidieron. Es un espacio especial para replantear cuál es la tarea de un obispo emérito. Y ahora estamos definiendo otros programas para satisfaccer las necesidades que el nuevo cuatrienio nos plantea en el orden de la comunión, de la autoridad episcopal. Por ejemplo, estamos previendo una serie de encuentros que tienen que ver con el liderazgo episcopal, por decirlo de algún modo, aquellos insumos de carácter psicológico, pedagógico, pastoral, que nos permitan ejercer una autoridad más eficaz y en consonancia con lo que se requiere hoy.

ÓSCAR ELIZALDE PRADA
FOTO: CELAM




Documento sin título