Video: LATIDOAMÉRICA
Conferencias Episcopales
   
Medios Asociados
   
 
Noticias
11 de Septiembre, 2015
Iglesia samaritana de Colombia y Venezuela en atención a la crisis fronteriza

Imprimir
Imprimir

Video de la diócesis de Cúcuta

Las imágenes que hemos visto, que no pertenecen a la industria del cine, es decir no son algo elaborado para impactar a la audiencia, sino formas y canales para comunicar, nos ha mostrado el drama sobre todo de los más pobres golpeados por lo que ha sucedido en la región fronteriza entre Venezuela y Colombia.

Familias con niños cruzando el río, porque no hay otra forma, al ser obligados a salir y trasladarse, mujeres, madres de familia con lágrimas ante la incertidumbre de dónde vivir de ahora en adelante, habiendo quedado atrás años de vida y de trabajo, sacuden ciertamente la vida de todos los que nos enteramos de lo que pasa.

En estas como en otras situaciones de crisis humana, la fe y la religión desempeñan papeles o funciones sumamente importantes, como fuerzas motrices que alientan en la desesperanza y levantan el espíritu para entresacar fuerzas y rehacer la vida. Pero también como especiales colaboradoras como tejedoras de relaciones sociales que permiten poner la solidaridad incluso por encima de nacionalismo, o ideas que fracturan.

“Todo hombre es mi hermano” se leía en una cruz, que se levantaba en un sitio de una lejana aldea de Guatemala, un país de este continente latinoamericano. Es verdad, la inteligencia siempre está llamada a engrandecernos y mostrar la grandeza de lo que somos como seres humanos, y ello se refleja en el uso de nuestras capacidades para solucionar los problemas que nos aquejan utilizando las mejores vías.

Por ello la Iglesia, servidora del Evangelio y del Reino instaurado por Jesucristo, como fermento en la masa, ofrece lo mejor de sí misma al servicio de quien lo necesite. De tal manera que tanto desde el episcopado de Venezuela como del episcopado de Colombia se han emitido comunicados y mensajes informando sobre lo sucedido y ofreciendo caminos posibles. Un ejemplo verdaderamente hermoso ha sido el mensaje conjunto que han emitido los Obispos de Colombia y Venezuela en favor de sus propios pueblos y haciendo un llamado a ambos países al diálogo como camino para solucionar los problemas acentuados en la frontera. Pero no son solamente palabras, son también iniciativas reales concretas, actuando atraves de obispos, agentes de pastoral, organismos eclesiales, movimientos y comunidades cristianas que se han hecho samaritanos, ofreciendo albergues, asistencia, comida y toda ayuda posible al alcance de la mano. 

Les ofrecemos además del mensaje conjunto de los obispos colombianos y venezolanos, también el video que muestra la acción realizada a través de las diócesis locales de la frontera, elaborado por y desde el testimonio de la diócesis de Cúcuta y publicado en diversos medios de redes.

   






Documento sin título