Video: LATIDOAMÉRICA
Conferencias Episcopales
   
Medios Asociados
   
 
Noticias
18 de Septiembre, 2015
En su visita a Estados Unidos, el Papa se reunirá con migrantes

Imprimir
Imprimir

En Harlem (Nueva York) y en el Independence Mall (Filadelfia) se encontrará con hispanos

Los migrantes y refugiados –muchos origen latinoamericano–, lo mismo que los “sin techo” y quienes se encuentran privados de libertad, en situación de detención, tienen un lugar privilegiado en la intensa agenda que cumplirá el papa Francisco durante su primer viaje a Estados Unidos.

Según ha informado la oficina de prensa de la Santa Sede, “el viernes 25 de septiembre se reunirá con un grupo de migrantes de Harlem, en Nueva York, en la escuela Nuestra Señora, reina de los Ángeles, y el sábado 26 encabezará un encuentro por la libertad religiosa con las comunidades hispanas y otros inmigrantes en el Independence Mall de Filadelfia”.

Muchos esperan con alegría la visita del Papa al Barrio latino de Harlem, que por décadas ha recibido a nuevos migrantes en Nueva York. “Es particularmente inspirador que estará visitando inmigrantes y refugiados, que son ayudados por Caridades Católicas. Eso es importante porque Nueva York y Caridades Católicas tienen una larga historia de ayudar al recién llegado”, señaló Kevin Sullivan, director ejecutivo de esa organización, quien acompañará al papa Bergoglio en su recorrido por la ciudad.

Las mexicanas Rita Alonso y Martha Pastor se muestran esperanzadas con la presencia del Papa en su comunidad: “es el único que ha abogado por los inmigrantes, por los latinos”. Alonso, quien trabaja como niñera, también agregó que “Él representa una nueva luz de esperanza para los inmigrantes porque como mexicana estoy lastimada de que muchas personas en el poder se refieran a nosotros como violentos, como personas malas. Es injusto porque no todos somos así, trabajamos y colaboramos con este país”. 

De igual forma, Pastor, estilista radicada desde hace 18 años en el barrio afirmó que “tenemos a un Papa que ve por los latinos, por los niños, por los enfermos, por las personas que realmente necesitan de su bendición. Él defiende el diálogo con el emigrante y si nos unimos a él en eso, creo que nos puede ayudar más”.

Sullivan, por su parte, destacó que es “una decisión afortunada” que pese a la cargada agenda del Papa haya solicitado encontrarse con migrantes y refugiados, “en uno de los barrios de gran presencia de inmigrantes en Nueva York, donde se estima que el 55 % de su población son hispanos”.

Además, “esta comunidad cuenta con restaurantes, taquerías, bodegas o trabajan en áreas de servicio en El Barrio, en el noreste de Manhattan, que fue además el hogar de una gran emigración italiana, aunque todavía hay presencia de los italoestadounidenses”.

Como detalle significativo, vale la pena resaltar que “la silla y el altar que usará el Papa en la misa en el Madison Square Garden, en Nueva York, han sido construidos por jornaleros y los bordados en los manteles por un grupo de mujeres, también migrantes”.

ÓSCAR ELIZALDE PRADA
FUENTE: La Jornada y EFE
FOTO: EFE




Documento sin título