Video: LATIDOAMÉRICA
Conferencias Episcopales
   
Medios Asociados
   
 
Noticias
25 de Septiembre, 2015
“Cuiden a los Abuelos y a los niños”

Imprimir
Imprimir

Papa Francisco se despide de Cuba

“Una Iglesia que extienda puentes, que rompa muros y que siembre reconciliación”, son palabras que pueden resumir tanto el paso del papa Francisco como el llamado que ha hecho para la continuidad de la misión de la Iglesia en este país con una historia muy particular, con la calidez de los hijos de esta tierra caribeña.

“El poder de la ternura” es una fuerza transformadora que verdaderamente cambia la historia. Podríamos decir a modo de “revolución”, en palabras del Papa latinoamericano, que no solo contribuyó a tender puentes y derribar muros, sino que propone caminos nuevos al momento histórico actual, acechado por una solapada tercera guerra mundial, como dejó entrever en alguna de sus intervenciones.

El papa Francisco es otro eslabón en esa larga cadena testimonial del ministerio Petrino en la historia de la Iglesia. No se puede ver ciertamente su misión sin voltear la mirada hacia sus predecesores. Podríamos mencionar los últimos de nuestra época, a partir del soplo del Concilio Vaticano II, de san Juan XXIII hasta Benedicto XVI, pasando por san Juan Pablo II, el Papa que acompañó al mundo al final de la guerra fría.

Frente a este tercer milenio, la humanidad pasa por momentos cruciales como en toda época. Nuevas puertas y ventanas se han abierto, sobre todo por el avance de las ciencias, de la medicina y el desarrollo de las actuales tecnologías, pero al mismo tiempo aparecen las tradicionales contradicciones: la inmensa población que pasa necesidad y hambre, el cambio climático que es producto de un maltrato al planeta, los sistemas inhumanos, las desigualdades, el producto de  sistemas injustos y corruptos.

Por ello, la esperanza está en la conversión del ser humano, a la bondad y la justicia, a la paz y a la misericordia.

¿Volverá el papa Francisco a Cuba, o el adiós se perpetúa hasta la eternidad? El Papa peregrino, el ahora san Juan Pablo II, así como Benedicto XVI, se despidieron para no volver. Las palabras enternecedoras: “cuiden a los ancianos y a los chicos”, suenan a alegría y gratitud por el tiempo compartido, pero a la vez, vuelven la mirada hacia las antiguas generaciones y hacia las nuevas que seguirán repoblando la tierra, que seguirán repoblando los pueblos.

La siguiente nota a modo de registro, deja marcada la historia con la breve descripción de los últimos gestos y palabras del Papá al despedirse de cuba, pueblo caribeño al que sin duda llevará muy dentro del corazón.

Así se despidió el Papa Francisco de Cuba: ¡Cuiden a sus abuelos y sus chicos! 

SANTIAGO DE CUBA, 22 Sep. 15 / 11:55 am (ACI).- Concluido el encuentro con las familias cubanas, sostenido en la Catedral de Nuestra Señora de la Asunción en Santiago de Cuba, el Papa Francisco se despidió de los cubanos alentándolos con una “palabra de esperanza” a cuidar a los ancianos, los niños y los jóvenes del país.

“Les saludo, les agradezco toda la acogida la calidez de estos días. Gracias, realmente son amables, bondadosos y hacen sentir a uno como en casa, muchas gracias”, expresó.

El Santo Padre señaló que su “palabra de esperanza” quizás “nos haga girar la cabeza hacia atrás y hacia adelante. Mirando hacia atrás, memoria”. 

“Memoria de aquellos que nos fueron trayendo la vida y en especial memoria a los abuelos. Un gran saludo a los abuelos, no descuidemos a los abuelos. Los abuelos son nuestra memoria viva. Y mirando hacia adelante los niños y los jóvenes que son la fuerza de un pueblo”.

Francisco aseguró que “un pueblo que cuida a sus abuelos y que cuida a sus chicos y a sus jóvenes tiene el triunfo asegurado”.

“¡Que Dios los bendiga! Y permítanme que les dé la bendición con una condición, van a tener que pagar algo. Les pido que recen por mí, esa es la condición. Que los bendiga Dios Todopoderoso, el Padre, y el Hijo y el Espíritu Santo. Adiós y gracias”, concluyó.

A continuación, el Papa Francisco se dirigió al aeropuerto de Santiago de Cuba. Ahí se despidió de las autoridades del país, para dirigirse luego a Washington D.C., en Estados Unidos.

Se espera que el Papa llegue a la capital estadounidense alrededor de las 3:30 p.m. (hora local), a la Base Andrews de la Fuerza Aérea.

La agenda del Santo Padre para mañana incluye la bienvenida oficial del Presidente de Estados Unidos, Barack Obama, en la Casa Blanca, su encuentro con los obispos estadounidenses y la canonización del Beato Fray Junípero Serra. 

Autor: Noticelam
Fuente: Aciprensa






Documento sin título