Video: LATIDOAMÉRICA
Conferencias Episcopales
   
Medios Asociados
   
 
Noticias
04 de Diciembre, 2015
Viaje del Papa Francisco a México y a Morelia

Imprimir
Imprimir

Dios sigue pasando entre nosotros

Hace ya varias semanas se anunció que el Papa Francisco visitaría México, ubicado entre Centroamérica y los Estados Unidos. La noticia despertó gran alegría en esta parte de la región latinoamericana. México un País en el que habitan una gran parte de los católicos del mundo. Pero también un país con difíciles situaciones tal como la describieron sus obispos al final de su centésima asamblea en su mensaje “al pueblo de Dios” al decir:

“A los Obispos mexicanos nos duele profundamente todo lo que lesiona o amenaza la vida digna de las personas. Nos preocupa la posible legalización del uso lúdico o recreativo de la marihuana, el deterioro ecológico, la desigualdad social, la acentuación de la pobreza, el calvario de los migrantes y las diferentes violencias que atentan contra la dignidad de las personas.”

Por ello la visita como en cada país, y como ha sido en la visita reciente a Africa, sin duda será de gran impacto. Ciertamente el Papa en la rueda de prensa de su retorno de la visita a la república centroafricana, último país de su recorrido por ese continente, camino hacia Roma, a la pregunta sobre sus próximas visitas, respondió que a su edad los viajes ya no le van bien, no dejó de resaltar su amor a la virgen de Guadalupe y la alegría de visitar regiones que no han sido visitadas por un Papa. Por eso indicó que en su visita a México también visitaría Morelia, Juárez, la ciudad fronteriza con Estados Unidos, ruta de migrantes; y Chiapas, la región sur fronteriza con Guatemala. Estas fueron las palabras del Papa a la pregunta de Marta Calderón, una periodista católica Mexicana:

“Sabes, los viajes, a mi edad, no hacen bien. Si no fuera porque allí está la Virgen, yo no iría a la Ciudad de México, según el criterio del viaje: visitar tres o cuatro ciudades que jamás fueron visitadas por los Papas. Pero iré a México por la Virgen. Después iré a Chiapas, en el Sur, en la frontera con Guatemala, también iré a Morelia y casi seguramente, al regresar a Roma, dedicaré tal vez una jornada o poco menos a Ciudad Juárez.”

La presencia del Papa Francisco, es siempre una presencia de aliento y de esperanza. Su espíritu de Padre amoroso, que comunica el amor dado por el Espíritu de Dios, consuela, fortalece y llena de vida. Por eso los obispos Mexicanos reaccionando inmediatamente a la visita del Pontífice que ha invitado a toda la Iglesia a ser “Iglesia en salida”, en su Mensaje, al final de la centésima Asamblea, titulado “ESPERANZA Y DESAFIOS”, expresaron su enorme alegría por la anunciada visita y describieron con ilusión que el Papa les confirmará en la fe, les alentará en la esperanza y les impulsará en la caridad. Esperamos al Papa como misionero de la misericordia dijeron los Obispos. Las siguientes palabras resumen lo dicho por el Episcopado Mexicano ante la visita:

“Con gran alegría hemos recibido la noticia de la próxima visita pastoral del Papa Francisco. Para los católicos el Sucesor de Pedro es el principio visible de la unidad de la Iglesia. Estamos contentos porque la visita pastoral del Santo Padre fortalecerá nuestra fe, alentará nuestra esperanza y nos impulsará a ser testigos del amor misericordioso. Nos da gusto saber que nuestra alegría es compartida por muchos mexicanos que reconocen el liderazgo moral y aprecian el testimonio del Papa Francisco.

El Papa viene a confirmarnos en la fe que, como él mismo nos ha enseñado, «nace del encuentro con el Dios vivo, que nos llama y nos revela su amor, un amor que nos precede y en el que nos podemos apoyar para estar seguros y construir la vida» Por ello, la visita del Papa nos consuela y nos conforta. La fe tiene la capacidad de iluminar toda la existencia, es como una luz que orienta nuestro camino. Estamos seguros que en medio de las situaciones difíciles que vivimos en nuestra patria, el mensaje del Papa renovará en nosotros las ganas de luchar por un mundo y un México mejor.

El Papa viene a alentarnos en la esperanza que nos permite recorrer el camino de la vida con alegría. Hoy más que nunca, en medio de tanto sufrimiento de nuestro pueblo, no podemos permitir que nada ni nadie nos robe la esperanza, que es regalo de Dios, que nos da impulso y fuerza nueva para vivir cada día y que nos proyecta hacia un futuro cierto, de amor, de justicia y de paz. Esperamos al Papa Francisco como mensajero de la paz. Su ministerio pastoral nos abrirá nuevos horizontes al comunicarnos la alegría del evangelio de donde brota el entusiasmo y la generosidad para que todos los discípulos del Señor seamos constructores de comunidad y artesanos de la paz.

El Papa viene a impulsarnos en la caridad, pues «las manos de la fe se alzan al cielo, pero a la vez edifican, en la caridad, una ciudad construida sobre relaciones, que tienen como fundamento el amor de Dios.» Esperamos al Papa como misionero de la misericordia, pues viene a anunciar a Cristo, el rostro visible de la misericordia de Dios. ¡Qué necesitados estamos en México de renovarnos en el amor benevolente de Dios que abre para nosotros caminos de reconciliación y de paz que se recorren a través de la cercanía, el consuelo, la compasión y el perdón! “(Mensaje de los obispos de México 12 nov. 2015)

Morelia es una de las regiones que visitará el Papa. De la Arquidiócesis de Morelia es Arzobispo el Cardenal Alberto Suarez Inda y Obispo Auxiliar es Monseñor Juan Espinoza, Secretario General del Episcopado latinoamericano con sede en Bogotá, Colombia. En entrevista a la agencia de noticias Aciprensa, el Cardenal Suarez expresó la cercanía que sintió del deseo de visita en el anuncio que le hizo el Papa de llegar a esa región de México. La agencia de noticias indicó “El Cardenal Alberto Suárez Inda, Arzobispo de Morelia, reveló algunos detalles de la próxima visita que realizará el Papa Francisco a México programada para febrero de 2016.

El Purpurado afirmó que “el Papa Francisco personalmente me dijo: ‘quiero ir a Morelia’, y eso me da mucha confianza de que se realizará este sueño, y por primera vez, el sucesor del apóstol Pedro pisará tierras michoacanas, lo que es una bendición, pero también una gran responsabilidad”.

Un dato interesante en la historia del pueblo Mexicano es que Morelos precisamente es el apellido del  cura que junto a Hidalgo (otro sacerdote de este país) encabezaron el movimiento de independencia de Mexico. De Ellos el Cardenal Alberto dice:

“que los curas Morelos e Hidalgo tenían virtudes y eran hombres profundamente creyentes. Hidalgo era teólogo y Morelos era un hombre que vivió la caridad, y decía: ‘es necesario que se disminuya la opulencia y que se acabe la indigencia’, y eso no es otra cosa que vivir la fraternidad” (Aciprensa 12 de noviembre 2015).

Por eso se puede decir se viven tiempos especiales que van marcando la historia. Por otro lado la Arquidiócesis de Morelia se prepara en el conjunto de México y se alegra de manera especial por el nombramiento de dos nuevos obispos que serán ordenados, sin duda después de la visita Papal: El Presbítero Herculano Medina Garfias y el Presbítero Alejandro Aguilar Ledesma. Tiempo de alegría, tiempo de esperanza en medio de los desafíos. Dios sigue caminando entre nosotros. A continuación la nota de prensa publicada con motivo del nombramiento de los nuevos obispos auxiliares de Morelia. 

Nombramientos para Arquidiócesis de Morelia

El Santo Padre, nombró al Pbro. J. Victor Alejandro Aguilar Ledesma y al Pbro. Herculano Medina Garfias como obispos auxiliares de Morelia en México

El obispo electo Aguilar Ledesma nació en San Guillermo (México) en 1965 y fue ordenado sacerdote en 1989. Es Licenciado en Pastoral Familiar por la Pontificia Universidad Lateranense de Roma. En su ministerio pastoral ha sido, entre otros, vicario parroquial, capellán de las Clarisas, coordinador de la Pastoral Familiar, asistente diocesano del Movimiento Familiar Cristiano. Actualmente era párroco de El Señor de la Clemencia de Curumbatío.

El obispo electo Medina Garfias nació en Rincón de Cedeños (México) en 1967 y fue ordenado sacerdote en 1996. Es Licenciado en Doctrina Social de la Iglesia por la Universidad Padre Alberto Hurtado de Santiago de Chile. En su ministerio pastoral ha sido entre otros responsable de la Pastoral Social y de Caritas, director espiritual y profesor del seminario arquidiocesano y capellán de diversas comunidades religiosas. Actualmente era ecónomo del Seminario arzobispal de Morelia.

 

AUTOR: Noticelam
Fuente: CEM, Arquidiócesis de Morelia y Aciprensa

   




Documento sin título