Video: LATIDOAMÉRICA
Conferencias Episcopales
   
Medios Asociados
   
 
Noticias
19 de Diciembre, 2015
Agentes de Pastoral Familiar del Cono Sur apuestan por una acción “inteligente, valerosa y amorosa”

Imprimir
Imprimir

Mensaje del Post-Congreso para la elaboración de líneas de acción para la pastoral familiar

Después de celebrar el I Congreso Latinoamericano de Agentes de Pastoral Familiar, aproximadamente 22 representantes de la región Cono Sur (Argentina, Brasil, Chile, Paraguay y Uruguay) se reunieron a inicios de diciembre de 2015 en Santiago de Chile para “socializar los resultados conclusivos del Congreso y contribuir a la elaboración de líneas de acción pastoral dedicadas a la familia”. 

El Post-congreso de Agentes de Pastoral Familiar de la Región Cono Sur, como se denominó el encuentro, fue convocado por el Departamento de Familia, Juventud y Vida del CELAM y tuvo por lema: “mi familia y yo serviremos al Señor”. Además de los laicos, sacerdotes y religiosos que participaron, contó con la presencai de monseñor Alberto G. Bochatey, OSA, obispo auxiliar de La Plata (Argentina) y miembro de la comisión episcopal del CELAM, para esta área, por el Cono Sur. También estuvo presente el Presidente de la Comisión de Pastoral Familiar de Chile, Mons. Bernardo Bastres, obispo de Punta Arenas.

Al finalizar el Post-congreso, en el Mensaje que se presentó el día 4 de diciembre, se reconoció que la familia es “el principal tesoro de nuestros pueblos y sus culturas”. Por este motivo, “después de analizar y reflexionar la situación de las Familias de nuestra Región, la Pastoral Familiar y los Agentes de Pastoral Familiar hemos discernido sobre los principales desafíos que nos afectan y elaboramos líneas de acciones concretas que respondan a ellos y a una pastoral familiar ‘inteligente, valerosa y amorosa’”.

De igual forma, al proclamar “la belleza de la familia como expresión concreta del amor de Dios”, los agentes de pastoral familiar del Cono Sur propusieron “que cada uno valore su propia familia y camine con ella en la realidad que se encuentra para que llegue a ser Iglesia doméstica, donde vivir una verdadera comunidad de vida y amor, que anuncie a Jesucristo, que celebre el paso del Señor por su vida, y que esté al servicio de los demás, contagiando a otras familias a vivir el discipulado  de Jesucristo, revelando el rostro Misericordioso del Señor”.

Lea, a continuación, el Mensaje del Post-Congreso de Agentes de Pastoral Familiar del Cono Sur 

Mensaje del Post-Congreso de Agentes de Pastoral Familiar del Cono Sur

En el marco del Post-Congreso de Agentes de Pastoral Familiar de la Región Cono Sur, del Departamento de Familia, Vida y Juventud del CELAM, realizada en la ciudad de Santiago de Chile,  bajo el lema: ”Mi familia y yo serviremos al Señor”, con la presencia del Obispo Responsable de la Región, Mons. Alberto G. Bochatey, OSA (Obispo Auxiliar de La Plata, Argentina) y del Obispo Presidente de la Comisión de Pastoral Familiar de Chile, Mons. Bernardo Bastres (Obispo de Punta Arenas), sacerdotes, religiosos y laicos, motivados y animados a la luz del Evangelio de la Familia, a ejemplo de Jesucristo, en el espíritu del reciente Sínodo de la Familia y en un clima de hospitalidad y fraternidad, unidos a toda la Iglesia Latinoamericana y Caribeña: nos dirigimos a todas las familias.

Después de analizar y reflexionar la situación de las Familias de nuestra Región, la Pastoral Familiar y los Agentes de Pastoral Familiar hemos discernido sobre los principales desafíos que nos afectan y elaboramos líneas de acciones concretas que respondan a ellos y a una pastoral familiar ‘inteligente, valerosa y amorosa’.

Apreciamos y reconocemos el verdadero valor de la familia, principal tesoro de nuestros pueblos y sus culturas.

Es preciso anunciar la belleza de la familia, como expresión concreta del amor de Dios.  Invitamos a que cada uno valore su propia familia y camine con ella en la realidad que se encuentra para que llegue a ser Iglesia doméstica, donde vivir una verdadera comunidad de vida y amor, que anuncie a Jesucristo, que celebre el paso del Señor por su vida, y que esté al servicio de los demás, contagiando a otras familias a vivir el discipulado  de Jesucristo, revelando el rostro Misericordioso del Señor.

Confiamos la fecundidad de este trabajo a la Sagrada Familia de Nazaret a quién le pedimos la bendición para todas nuestras familias.

Bajo el amparo de la Santísima Virgen de Guadalupe, los saludamos afectuosamente en el Señor.

 

Santiago de Chile, 4 de Diciembre del 2015 

 

ÓSCAR ELIZALDE PRADA
FUENTE: DPTO. DE FAMILIA, JUVENTUD Y VIDA - CELAM




Documento sin título