Video: LATIDOAMÉRICA
Conferencias Episcopales
   
Medios Asociados
   
 
Noticias
22 de Enero, 2016
Iglesia estadounidense rechaza expulsión de 121 migrantes centroamericanos

Imprimir
Imprimir

La mayoría de los deportados son mujeres y niños

Una semana antes de la celebración de la Jornada Mundial del emigrante y del refugiado, que tuvo lugar el pasado 17 de enero, el Comité de Migración de la Conferencia Episcopal de los Estados Unidos (USCCB/COM) y la Catholic Legal Inmigration Network (CLINIC) dirigieron una carta al Secretario de Seguridad Nacional, Jeh Johnson, para expresar su profunda preocupación ante la detención e inminente expulsión de 121 centroamericanos, principalmente madres con niños, solicitando también la suspensión de redadas y deportaciones de familias centroamericanas que carecen de documentos legales.

De acuerdo con la misiva, las acciones registradas entre el 2 y el 4 de enero tuvieron lugar, fundamentalmente, en Georgia, Texas y Carolina del Norte, y “han generado miedo entre los inmigrantes y una caída de confianza en las fuerzas del orden dentro de sus respectivas comunidades”. Así lo afirmaron monseñor Eusebio Elizondo, obispo auxiliar de Seattle –por la USCCB/COM– y monseñor Kevin W. Vann, obispo de Orange, Califonia –por la CLINIC–, en la carta, que data del 8 de enero, acentuando que “el envío de niños y familias de regreso a sus países de origen los expone a un grave peligro, dado que podrían ser sometidos a tratos violentos y algunos, incluso, podrían morir”.

Vale la pena recordar que el presidente de los Estados Unidos, Barack Obama, “en noviembre de 2014 declaró que su gobierno habría perseguido la expulsión de criminales y de miembros de bandas, pero no de familias, de niños o de madres ‘que trabajan duramente para mantener a sus hijos’. Tales acciones contrastan con esas palabras”.

Por otra parte, desde hace varios meses “los obispos católicos piden al gobierno que ponga fin a la ‘práctica nociva de detención de mujeres y niños’ y han solicitado al Congreso que apoye ‘los esfuerzos humanitarios en la región, algo que ayudará a eliminar la violencia y a detener las situaciones que obligan a las personas a huir de sus hogares’”, como refiere la Agencia Fides, agregando que “un grupo de 146 diputados demócratas en el Congreso ha pedido al gobierno de Obama que detenga la deportación de los centroamericanos que huyen de conflictos y que los considere como refugiados”.

La carta de la USCCB/COM y la CLINIC concluye argumentando que “todos somos imagen de Dios, reconocemos que Dios otorga dignidad a cada persona. Estas acciones conllevan a que las personas vivan con miedo y terror y separadas de sus familias, en contra de la dignidad y del espíritu humano”. Ante esta situación, la Iglesia “no puede soportar tales acciones” y urge por una solución, con la promesa de que continuará esforzándose para trabajar conjuntamente –con el Departamento de Seguridad Nacional– a fin de “reformar nuestro sistema de emigración y hacer que verdaderamente refleje los ideales y los valores americanos”.

Descargue la carta de la USCCB/COM y la CLINIC al Secretario de Seguridad Nacional en inglés.

 

 

Autor: Noticelam
Fuentes: USCCB y Agencia Fides
Foto: migranota.com




Documento sin título