Video: LATIDOAMÉRICA
Conferencias Episcopales
   
Medios Asociados
   
 
Noticias
13 de Noviembre, 2015
Que la Iglesia se parezca a la que Jesús quería desde el Evangelio

Imprimir
Imprimir

El Papa se pronuncia ante el robo y la publicación de documentos reservados de la Santa Sede

“El lunes 2 de noviembre fue detenido monseñor Lucio Ángel Vallejo Balda y Francesca Chaouqui, secretario y miembro de la COSEA, comisión que el mismo Santo Padre creó para estudiar la reforma económica de la Santa Sede. Esta misma semana, se publicaron dos libros de dos periodistas italianos, Avarizia de Emiliano Fittipaldi y Via Crucis de Gianluiggi Nuzzi.” (Aica)

Desde el primer minuto al terminar el cónclave y ser nombrado Papa, Jorge Bergoglio, dio señales de querer dedicarse enteramente a lograr que la iglesia vuelva al Evangelio, con un palabra tierna, sencilla y firme, impregnada de la presencia del Espíritu por lo que fue recibida con agradecimiento en todos los rincones de la tierra. Nadie ha hecho hasta ahora un compendio serio de lo que el Papa Francisco nos ha ido ofreciendo como luces nuevas y muy antiguas, puesto que la frescura está en la fuente, en el lugar de donde todo brota: en Cristo y en su Evangelio.

Es claro que el esfuerzo del Papa y al mismo tiempo su sueño, desde la perspectiva de lo que propuso a los jóvenes en Cuba al decirles que “hay que Soñar”. El sueño de Francisco: que la iglesia se parezca a lo que Cristo quiso y propuso en el Evangelio. Por ello insiste, e insiste en un ambiente muchas veces adverso y contrario que se aferra a lo terreno y construye torres de injusticias y de descartes. Un mundo que entra en el corazón de todos y que nos aleja del Evangelio y de sus valores e impide que seamos levadura que fermenta la masa. Levadura que es Evangelio que da vida.

Evidentemente que aunque el Espíritu abre camino, la centralidad del poder egoísta concentrado en el corazón humano del hombre dentro y fuera de la iglesia, hace que el emprendimiento de siembra e irradiación del Evangelio sea una tarea difícil. “El dueño de la tierra siembra la semilla y el maligno siembra la cizaña”, es más, el maligno no solo siembra la cizaña para ahogar el trigal e impedir que produzca fruto, sino que además se esfuerza por arrancar el trigo para que muera la buena siembra.

Por ello el trabajo del Evangelio nos ha repetido el Papa tantas veces, requiere de conversión, sencillez, humildad, pequeñez, paciencia, templanza, firmeza y convicciones profundas. El mal siempre se presentará como muy astuto, e incluso como todopoderoso y es necesario recordar lo que las mujeres y los hombres del Evangelio nos han legado a lo largo de los siglos. Pero en particular es necesario tener presente lo que el Señor mismo nos enseñó hasta la ignominia de la cruz para abrirle paso a la resurrección, al bien y a la vida. Sin duda que de Jesucristo, el profeta Isaías dijo: “miren a mi siervo, acostumbrado al sufrimiento, pero resiste”. La reforma de la Iglesia impulsada por el Papa Francisco, va adelante ha dicho, a pesar de las dificultades que se encuentren en el camino. A continuación las Palabras del Papa Francisco ante el robo de Documentos extraídos para publicar dos libros. Oramos por el Papa y por la Iglesia, tal como nos lo ha pedido.

Texto completo de las palabras de Francisco sobre la fuga de documentos reservados traducido del italiano por María Fernanda Bernasconi 

“Queridos hermanos y hermanas, sé que muchos de ustedes se han sentido turbados por las noticias que circularon en días pasados a propósito de documentos reservados de la Santa Sede que fueron sustraídos y publicados. Por esta razón quisiera decirles, ante todo, que robar aquellos documentos es un delito, es un acto deplorable que no ayuda.

Yo mismo había pedido que se hiciera ese estudio y mis colaboradores y yo, ya conocíamos bien aquellos documentos. Y se tomaron algunas medidas que comenzaron a dar frutos, incluso algunos visibles. Por esto quiero asegurarles que este triste hecho ciertamente no me desvía del trabajo de reforma que estamos llevando adelante, con mis colaboradores y con el apoyo de todos ustedes. Sí, con el apoyo de toda la Iglesia, porque la Iglesia se renueva con la oración y con la santidad cotidiana de todo bautizado. Por consiguiente, les agradezco y les pido que sigan rezando por el Papa y por la Iglesia, sin dejarse turbar, sino yendo adelante con confianza y esperanza”.

Autor: Noticelam
Fuente: News.va




Documento sin título