Video: LATIDOAMÉRICA
Conferencias Episcopales
   
Medios Asociados
   
 
Noticias
19 de Noviembre, 2015
EDITORIAL Edición No. 103

Imprimir
Imprimir

Bienaventurados los constructores de paz

Los hechos de violencia y los actos de guerra que pululan en estos tiempos, con diferentes denominaciones (terrorismo, barbarie, feminicidio…), “no tienen justificación”. Lo ha repetido el papa Francisco en más de una oportunidad. En su homilía en Santa Marta, el jueves 19 de noviembre, ha dicho que todo el mundo está hoy en guerra, y esto no tiene justificación. Más aún, rechazar el “camino de la paz” hace que Dios mismo llore.

También el arzobispo de Madrid, monseñor Carlos Osoro, durante la misa que presidió el 18 de noviembre por las víctimas de los atentados del 13/11 en París y por la paz, ha expresado que “la mayor victoria del terrorismo sería colonizar los corazones de odio”.

Ante la blasfemia que representa el uso del nombre de Dios para atentar contra la vida humana, es preciso que los “constructores de la paz”, aquellos que el Evangelio de Mateo llama “Bienaventurados” e “Hijos de Dios”, intensifiquen su compromiso e inventen nuevas sendas para que la paz sea posible. 

“Mientras los traficantes de armas hacen su trabajo  –ha dicho el Papa en Santa Marta– están los pobres agentes de paz que sólo para ayudar a una persona, a otra, a otra, y a otra, dan su vida”. Lo saben los miembros de la Red Eclesial Pan-Amazónica (REPAM) –de cuya reciente reunión en Bogotá se comparten algunas “buenas nuevas” en esta edición– cuando entregan e incluso arriesgan su vida por el “cuidado de la casa común” en el bioma pan-amazónico.

En este número de Noticelam se ofrecen algunas perspectivas informativas de la Iglesia ante los recientes hechos que atentan contra la vida y la paz mundial. También recupera las conclusiones y repercusiones de algunas de las recientes Asambleas Plenarias Ordinarias de obispos en América Latina y el Caribe, como es el caso concreto de la Conferencia Episcopal de Uruguay. Finalmente, algunas notas destacan la actualidad del “Pacto de las Catacumbas”, la realización del diplomado de teología y pastoral para animadores de Comunidades Eclesiales de Base, en México, y la campaña contra el crimen del feminicidio que lidera Caritas Colombia.

Que estos gestos alimenten la esperanza y el compromiso de los hijos y las hijas de Dios, llamados a construir una nueva civilización en paz.




Documento sin título