Video: LATIDOAMÉRICA
Conferencias Episcopales
   
Medios Asociados
   
 
Noticias
15 de Marzo, 2016
EDITORIAL Edición No. 115

Imprimir
Imprimir

CELAM: Una Iglesia en Salida

Encuentro de Directivos  con los Secretarios generales de las Conferencias Episcopales de América latina y el Caribe

El lunes 8 en la sede de Usaquen dio inicio el encuentro de Directivos del Celam para el cuatrienio 2015 – 2019. Desde hace 60 años cuando fue fundado el Celam, la Iglesia en América latina cuenta con “un organismo internacional de comunión, reflexión, colaboración y  de servicio creado por la Santa Sede a solicitud del Episcopado latinoamericano, como signo e instrumento del afecto colegial en perfecta comunión con la iglesia universal y con su Cabeza Visible, el Romano Pontífice”. La asamblea general conformada por representantes de cada uno de los 22 países, se reúne cada cuatro años.

En dicha asamblea se nombra un nuevo presidente y cada uno de los cargos directivos para el periodo. Cada una de las instancias: Presidencia y secretaría general, así como cada uno de los departamentos y escuelas realiza la función que le corresponde.

Al inicio del cuatrienio se realiza la reunión de coordinación general, en ella participan la presidencia, que está conformada por el presidente, los dos segundos presidentes, el secretario general, el tesorero y el secretario adjunto, También participan los presidentes de departamentos y los secretarios ejecutivos y directores de cada una de las escuelas.  A esta reunión de coordinación general asisten los presidentes de cada conferencia episcopal de cada país.

Cada cuatro años se elabora un plan de trabajo para los cuatro años que incluye; marco de la realidad, marco teológico y marco práctico o plan operativo. Se abre camino el plan operativo con un objetivo general que traza las líneas directrices de lo que serán los acentos de acción pastoral eclesial durante los 4 años. A partir de allí, tanto Secretaría General como cada uno de los departamentos y escuelas trazan sus objetivos generales, que engloban el quehacer de cada área. Para hacer eficaz el objetivo de cada Departamento o Escuela están los programas que acuerpan los procesos concretos que en cada campo de trabajo se va realizando.

La reunión entre presidencia, secretaría general y cada Departamento y Escuela del Celam realizada este pasado 8 de Marzo en Usaquen, Bogotá, Colombia;  permitió encuadrar en un cuerpo de forma integral cada una de las áreas y consolidar los estilos de trabajo tanto de los presidentes como de los secretarios ejecutivos y/o directores de Escuelas.

El encuentro se realizó en un ambiente de fraternidad, solidaridad, cooperación, sencillez humana y solidez, al mismo tiempo.

Posteriormente los días 9 y 10, en las instalaciones de la Sede de la Conferencia Episcopal de Colombia, se realizaron los dos días consecutivos de encuentro entre los Directivos Celam y los Secretarios generales de las 22 Conferencia Episcopales.

La presencia de cada país es importante y ofrece la riqueza que tiene la Iglesia en la nación con las características propias de los pueblos que peregrinan en América latina y el Caribe.

El contenido de la temática giró en torno a la realidad sociopolítica y Eclesial de cada país sobre la cuál actúa el plan de cuatrienio Celam, de tal manera que se contribuya como Iglesia desde el Evangelio para acrecentar el Reino de Dios en la historia, en la tierra, y en la realidad de los paises, para, como indicara la Conferencia de Aparecida realizada en el año 2007 en Brasíl, que “nuestros pueblos en El tengan vida.”

El encuentro finalizó con una pequeña peregrinación cruzando la puerta de la misericordia y ofreciendo la Eucaristía de acción de gracias en el Santuario de Monserrate, presidida por el Cardenal, Rubén Salazar, Presidente del Celam. Que la virgen María de Guadalupe proteja nuestros países y conserve en su amor a esta Iglesia latinoamericana y Caribeña. 

Les ofrecemos también para esta edición: realidad y profecía, una sección más del contenido del marco de la realidad del plan del cuatrienio 2015-2019. Así como un relato general en tono periodístico del encuentro de Directivos Celam y Secretarios generales de los episcopados de América latina y el Caribe. Tenemos las notas del VIII encuentro de pastoral de migrantes y refugiados realizado en Panamá el pasado 29 de Febrero.

Nos acercamos al misterio de la iniquidad del mal y de la fuerza del amor de Dios y del servicio en el testimonio Martirial de 16 personas en Yemen entre ellas 4 religiosas de la caridad de la comunidad de Madre Teresa de Calcuta. Como regalo para esta edición nos llega la noticia de que el 4 de Septiembre será canonizada Madre Teresa de Calcuta. El cura Brochero de Argentina, así como el niño mártir Mexicano serán canonizados el 16 de Octubre de este año. En Honduras Berta Cáceres una líder indígena del pueblo Lenca, defensora del medio ambiente fue asesinada por su labor de defensa de la Casa Común, el hecho nos alerta ante los depredadores de la Casa de todos, que es la tierra.

Identidad Católica y libertad religiosa, es la carta circular de los obispos de Ecuador sobre la confusión religiosa que se padece y para ayudar a los fieles a comprender la naturaleza propia de la Iglesia y su ministerio. Clamor por la dignidad de la mujer es una campaña impulsada por la pastoral social en contra la violencia que sufren muchas mujeres colombianas. Por su parte los Obispos Brasileños emitieron un comunicado ante la situación que sufre el país. En Chile, Cáritas, impulsa la campaña de fraternidad en favor de los adultos mayores. Finalmente la edición cierra con el Video del Papa Francisco por las intenciones semanales, en esta ocasión por los niños y las familias en dificultad.

Avanzamos estos días hacia el final de la cuaresma en la que fuimos llamados a la misericordia por medio del mensaje cuaresmal del Papa: Misericordia quiero y no sacrificios y a la luz de la palabra y misterio de Cristo que nos ilumina. Que la plenitud de la Pascua de Cristo que viviremos en esta Semana Santa 2016 plenifiquen por la Pasión Muerte y Resurrección del Señor nuestras vidas y las de nuestros pueblos y que en El tengamos vida en abundancia.




Documento sin título