Video: LATIDOAMÉRICA
Conferencias Episcopales
   
Medios Asociados
   
 
Noticias
15 de Marzo, 2016
Los obispos brasileros ante el momento actual que atraviesa el país

Imprimir
Imprimir

Comunicado del Consejo Permanente de la CNBB

Ante la compleja coyuntura que vive Brasil, marcada por “una profunda crisis política, económica e institucional que tiene como telón de fondo la ausencia de referentes éticos y morales, pilares para la vida y organización de la sociedad”, la Conferencia Nacional de Obispos de Brasil (CNBB, por sus siglas en portugués), se ha pronunciado con un mensaje claro, sereno y profundo, inspirado en las palabras del papa Francisco en la Exhortación Apostólica Evangelii Gaudium: “nadie puede exigirnos que releguemos la religión a la intimidad secreta de las personas, sin influencia alguna en la vida social y nacional, sin preocuparnos por la salud de las instituciones de la sociedad civil, sin opinar sobre los acontecimientos que afectan a los ciudadanos” (EG, 183).

De ahí que, “preocupados ante el grave momento por el cual pasa el país”, los obispos brasileros enfatizan que “la búsqueda de respuestas pide discernimiento, con serenidad y responsabilidad”, y que “cualquier solución que atienda a la lógica del mercado y a los intereses partidarios antes que a las necesidades del pueblo, especialmente de los más pobres, niega la ética y se desvía del camino de la justicia”.

A partir de estos presupuestos, la CNBB insiste en el imperativo de rechazar toda forma de corrupción, incrementar el desarrollo sustentable, y urge al diálogo comprometido entre los responsables de la administración de los poderes del Estado y la sociedad. “Es inadmisible alimentar la crisis económica con la actual crisis política. El Congreso Nacional y los partidos políticos tiene el deber ético de favorecer y fortalecer la gobernabilidad”. 

Por otra parte, ante las sospechas de corrupción, los obispos recuerdan el rol riguroso que corresponde a las instancias a las que compete “garantizar la transparencia y retomar el clima de credibilidad nacional”. De igual forma, afirman que “las instituciones formadoras de opinión de la sociedad tiene un papel importante a fin de retomar el desarrollo, la justicia y la paz social”.

Conscientes de que el momento actual no debe ser “provocador de ánimos” y más bien debe asumirse con exhaustividad el ejercicio del diálogo, aunque sin negar el derecho democrático a las manifestaciones populares, las cuales “deben ser pacíficas y respetuosas de las personas y de las instituciones”, los prelados expresaron que es preciso “garantizar el Estado democrático de derecho” y buscar soluciones pacíficas a las dificultades que enfrenta la nación: “estamos llamados al diálogo para construir un país justo y fraterno”, concluyeron.

La nota, divulgada el 10 de marzo de 2016, ha sido suscrita por el Consejo Permanente de la CNBB, conformado por monseñor Sergio da Rocha, arzobispo de Brasilia y presidente de la CNBB, monseñor Murilo S. R. Krieger, arzobispo de San Salvador y vicepresidente de la CNBB, y monseñor Leonardo Ulrich Steiner, obispo auxiliar de Brasilia y secretario general de la CNBB.

El El texto completo se encuentra disponible en portugués en el sitio web de la CNBB. 

 

Autor: Óscar Elizalde Prada
Fuente: CNBB
Foto: Religión Digital




Documento sin título