Video: LATIDOAMÉRICA
Conferencias Episcopales
   
Medios Asociados
   
 
Noticias
15 de Marzo, 2016
Católicos de chile comprometidos con los adultos mayores

Imprimir
Imprimir

Campaña de fraternidad 2016: “tu aporte y mi experiencia valen”

La Iglesia de Chile, a través de la pastoral social (Cáritas Chile), adelanta durante la Cuaresma de fraternidad 2016 una campaña de solidaridad a favor de los adultos mayores del país, que tiene por lema: “tu aporte y mi experiencia valen”.

Esta iniciativa se enmarca en las tradicionales jornadas cuaresmales que lleva a cabo la Conferencia Episcopal de Chile desde 1982, con el propósito de promover la vivencia profunda de este tiempo litúrgido, “e ir en ayuda de personas y grupos de nuestra sociedad que se encuentran en situación de vulnerabilidad”.

La decisión de dedicar la Cuaresma de Fraternidad de este año –y hasta el 2018– a los adultos mayores, “como una manera de reconocer su dignidad, el valor de su experiencia y el gran aporte que hacen al desarrollo de nuestra sociedad, atendiendo también a las vulneraciones y carencias que muchos de ellos viven”, responde a una acuciante realidad del país: de acuerdo con la encuesta CASEN Adulto Mayor 2013, el 16,7% de la población chilena son adultos mayores. Más aún, con relación a las informaciones que se tienen de 2011, el índice de envejecimiento ha aumentado en 9,3%.

Junto con esta constatación, es importante señalar que las personas mayores enfrentan una serie de riesgos y problemáticas que conlleva a una particular situación de vulnerabilidad que afecta sus derechos y su dignidad en el campo de la salud, por ejemplo, frente a la falta de especialistas y de cuidados sanitarios. De igual forma, las bajas pensiones y la escasez de recursos económicos en general, representan una auténtica problemática en el cubrimiento de sus necesidades básicas y el desarrollo digno de esta última etapa de la vida. Adicionalmente, se han detectado casos de adultos mayores “expuestos a situaciones de maltrato, que van desde la negligencia, el abandono o la falta de cuidado, hasta la violencia física o psicológica”.

De cara a estos desafíos, “la Cuaresma de Fraternidad irá en ayuda de estas personas para beneficiar diversas actividades e iniciativas que van orientadas a mejorar sus condiciones de vida y a promover su participación e instancias que contribuyan a que envejezcan con dignidad”, como ha expresado el obispo auxiliar de Santiago, monseñor Jorge Concha.

Justo es reconocer que las acciones de solidaridad con el adulto mayor que se desarrollan durante la Cuaresma de Fraternidad 2016, se sitúan en consonancia con la labor que desde hace años impulsa Cáritas Chile, mediante la Pastoral del Adulto Mayor, “con el propósito de animar y apoyar las instancias de coordinación de los diversos esfuerzos eclesiales dirigidos al adulto mayor, facilitando el intercambio de experiencias y posibilitando espacios de formación y colaboración para las personas mayores”. 

 

Autor: Óscar Elizalde Prada
Fuentes: caritaschile.org / cuaresmadefraternidad.cl
Foto: obispadodevalparaiso.cl

   




Documento sin título