Video: LATIDOAMÉRICA
Conferencias Episcopales
   
Medios Asociados
   
 
Noticias
19 de Abril, 2016
EDITORIAL No 119

Imprimir
Imprimir

Pena y dolor por terremotos en Ecuador y Japón

Que la ayuda material y espiritual llegue a donde se sufre.

Un fuerte terremoto sacudió el viernes 15 de Abril a la Isla Kyushu y Kumamoto en Japón. Un día después, el 16 de Abril, Ecuador fue sacudido por otro desastroso sismo de 7.8 grados en la escala de Richter dejando al menos 499 muertos y varios miles de heridos así como destrucción de casas y edificios. Al dia siguiente el domingo 17, la tierra tembló en Tonga, otra isla de Japón.

“Ante el fuerte movimiento telúrico sentido en todo el Ecuador, los fallecimientos de las numerosas personas y los daños materiales ocurridos en diferentes ciudades, los Obispos del Ecuador queremos hacer llegar al pueblo ecuatoriano una palabra de confianza en el Señor, dueño de la naturaleza, para que en su infinita misericordia se compadezca de cuantos hemos sido afectados por este sismo.” Dijeron los obispos ecuatorianos fuertemente conmovidos en un comunicado dirigido al pueblo de ese país sacudido por el fuerte terremoto que dejo algunos centenares de muertos y miles de heridos.

Los medios informativos de comunicación social nacionales e internacionales dieron cuenta de lo sucedido al pueblo ecuatoriano.

Los obispos consternados por la devastación, las muertes y los heridos hicieron un llamado y tomaron la iniciativa de hacer una colecta en favor de los damnificados. “En este sentido, nuestro pensamiento va de modo especial por nuestros hermanos de las provincias de Manabi y Esmeraldas, que hasta ahora parecen ser los más afectados, e invitamos a todos a unirse a una colecta nacional en favor de los damnificados con el fin de socorrerles en sus necesidades más inmediatas.”

Los obispos ven que en la pena y en el dolor debe manifestarse fuertemente la caridad y la solidaridad humana y cristiana, pues el cristiano no puede ser indiferente ante el sufrimiento de otro ser humano y menos cuando sufre por algo tan impredecible como es un terremoto.

La tierra ecuatoriana fue sacudida por el terremoto tanto en la ciudad como en la provincia. Presentando datos concretos de una cuenta bancaria los obispos han pedido que se contribuya para aliviar al menos la pena de los que sufren indicando que  “Pueden hacer su contribución a la Cuenta Corriente del Banco del Pichincha Número 3085358804 a nombre de la Conferencia Episcopal Ecuatoriana, RUC 1790100219001.”

Se espera que de ese modo, con caridad y solidaridad, se muestre cercanía para con los damnificados de tan desastroso terremoto.

Invocando para que “María, Reina de todo lo creado, nos ayude a confiar más en Dios Providente y Señor de la naturaleza.” Los obispos de Ecuador cerraron su comunicado esperando la respuesta a ese llamado en favor de las víctimas de tan fuerte terremoto.

Trágicos terremotos ha asolado muchas regiones de la tierra como en Filipinas, México, Guatemala, Nicaragua y Haití que quedó marcado la desolación y la muerte.

Es la hora del ser humano para con el ser humano y se espera que la solidaridad contraria a la indiferencia haga fluir la ayuda que situaciones como estas necesitan para ser atendidas. Además de la ayuda material y humanitaria, los creyentes somos llamados a contribuir también con el don de nuestra oración y los no creyentes invitados a ayudar con la fuerza de los buenos deseos del corazón que permita que quienes sufre, reciban la ayuda que les permita levantar sus vidas.

En esta edición de Noticelam Monseñor Solórzano obispo de Granada Nicaragua y Secretario General del episcopado Nicaragüense publica una carta  que partiendo de la realidad Nicaragüense impulsa una misión comprometida con el crecimiento del Reino de Dios en ese país centroamericano. De Monseñor Solórzano les presentamos la entrevista en la que habla de la situación de los migrantes cubanos, que quedaron retenidos en Costa Rica ante la imposibilidad de poder Cruzar Nicaragua. Como reacción a la carta pastoral los medios de comunicación empiezan a cuestionar la unidad de los obispos de Nicaragua aduciendo división, problemática que aclara el Cardenal Brenes en una entrevista publicada mediante un video.

Un encuentro sobre la iniciación a la vida cristiana fue realizado por el departamento de Misión y Espiritualidad del CELAM. Y el departamento de Comunicación y Prensa junto con el DEVYN, acompañan el encuentro de formación en comunicación para responsables de seminarios mayores en Centroamérica, México y República Dominicana.

La alegría del amor es el título de la exhortación post-sinodal publicada por el Papa Francisco que recoge los aportes de los sínodos de la familia y traza un camino de líneas pastorales para acompañar a las familias en el seno de la iglesia.

La Conferencia Episcopal de Brasil se pronuncia ante el momento actual que vive el país en el marco de su 54ª  reunión plenaria.

La conferencia Episcopal de Ecuador acompaña a su pueblo en la pena y el dolor y se da el cambio de directivos para este nuevo periodo en la Conferencia Episcopal de México.

Finalmente los obispos Chilenos claman por justicia y paz en Araucanía.

Noticelam hace un llamado a la unidad latinoamericana mediante el establecimiento del derecho y la justicia en cada nación que genere el desarrollo humano e integral tan deseado para esta región que comparte con el Caribe. Un llamado a la solidaridad que rompa con la indiferencia y haga de este continente signo resplandeciente ante el mundo.

 

Autor: Noticelam
Fuente: Conferencia Episcopal de Ecuador




Documento sin título