Video: LATIDOAMÉRICA
Conferencias Episcopales
   
Medios Asociados
   
 
Noticias
19 de Abril, 2016
Amoris Laetitia, “la alegría del amor que se vive en las familias”

Imprimir
Imprimir

Exhortación apostólica postsinodal del papa Francisco

Con una breve nota, el pasado 8 de abril de 2016, el papa Francisco entregó la esperada Exhortación apostólica postsinodal Amoris Laetitia:

Invocando la protección de la Sagrada Familia de Nazaret, me complazco de enviarte mi Exhortación “Amoris laetitia” para el bien de todas las familias y de todas las personas, jóvenes y ancianas, confiadas a tu ministerio pastoral. Unidos en el Señor Jesús, con María y José, le pido que no se olvide de rezar por mí. Francisco.

La Exhortación, firmada por el Papa el 19 de marzo, en la solemnidad de San José, en el cuarto año de su pontificado, representa simultáneamente un punto de llegada y de partida en el camino sinodal de la Iglesia, si se considera que, por una parte, ella recoge complejos temas que fueron profundizados durante el Sínodo Extraordinario de 2014 y el Sínodo Ordinario de 2015. “Consideré adecuado redactar una Exhortación apostólica postsinodal que recoja los aportes de los dos recientes Sínodos sobre la familia, agregando otras consideraciones que puedan orientar la reflexión, el diálogo o la praxis pastoral y, a la vez, ofrezcan aliento, estímulo y ayuda a las familias en su entrega y en sus dificultades” (AL 4), escribió el obispo de Roma.

Por otra parte, refiriéndose a los procesos que desencadena la nueva Exhortación, el Sumo Pontífice también reconoce que, aunque “en la Iglesia es necesaria una unidad de doctrina y de praxis”, “ello no impide que subsistan diferentes maneras de interpretar algunos aspectos de la doctrina o algunas consecuencias que se deriven de ella”, refiriéndose, explícitamente, a que “en cada país o región se pueden buscar soluciones más inculturadas, atentas a las tradiciones y a los desafíos locales” (AL 3).

Los 325 párrafos que constituyen la Exhortación se encuentran organizados en nueve capítulos, precedidos de una Introducción (AL 1-7) bajo el título “La alegría del amor”: capítulo primero: “A la luz de la Palabra” (AL 8-30); capítulo segundo: “Realidad y desafíos de la familia” (AL 31-57); capítulo tercero: “La mirada puesta en Jesús: vocación de la familia” (AL 58-88); capítulo cuarto: “El amor en el matrimonio” (AL 89-164); capítulo quinto: “Amor que se vuelve fecundo” (AL 165-198); capítulo sexto: “Algunas perspectivas pastorales” (AL 199-258); capítulo séptimo: “Fortalecer la educación de los hijos” (AL 259-290); capítulo octavo: “Acompañar, discernir e integrar la fragilidad” (AL 291-312); y capitulo noveno: “Espiritualidad matrimonial y familiar” (AL 313-325). La Exhortación concluye con una oración a la Sagrada Familia.

El papa Francisco se anticipa a explicar que la “inevitable extensión” del texto se debe “a la riqueza de los dos años de reflexión que aportó el camino sinodal” (AL 7), donde se abordaron muchos y variados temas con diferentes estilos. De ahí que el Papa afirme: “no recomiendo una lectura general apresurada. Podrá ser mejor aprovechada, tanto por las familias como por los agentes de pastoral familiar, si la profundizan pacientemente parte por parte o si buscan en ella lo que puedan necesitar en cada circunstancia concreta” (AL 7). 

Por su parte, el presbítero venezolano Antonio José Velázquez, secretario ejecutivo del Departamento de Familia, Vida y Juventud del CELAM, ha recordado la importancia de abordarla bajo el lente de la ‘conversión pastoral’: “El mayor reto que nos hace la Exhortación es a la conversión pastoral, para poder vivir un cambio de enfoque en la evangelización y acompañamiento pastoral de la familia, para ir en busca de quien se siente excluido, alejado, condenado, herido y maltratado, para poder acogerles, escucharles, discernir e integrarles en el corazón de la Iglesia.

Se puede acceder a la Exhortación apostólica postsinodal Amoris Laetitia (disponible en siete idiomas), a través del sitio web de La Santa Sede

 

Autor: Departamento de comunicación y prensa CELAM
Fuentes: vatian.va y CELAM
Foto: www.vatican.va




Documento sin título