Video: LATIDOAMÉRICA
Conferencias Episcopales
   
Medios Asociados
   
 
Noticias
29 de Febrero, 2016
La Iglesia en América, Una comunidad continental que estrecha la comunión, la solidaridad y la Esperanza

Imprimir
Imprimir

Reunión de obispos de las Américas (Canadá, Estados Unidos y CELAM)

Desde 1967 se viene realizando una reunión que al inicio se llamó “encuentro interamericano de obispos”, eran reuniones informales que posteriormente se convirtieron en los encuentros de los obispos de América. Este año una vez más se ha realizado en Tampa Florida, Estados Unidos, el encuentro finalizó este 25 de Febrero. En representación de las conferencias de los Episcopados de américa latina y el Caribe, ha participado la presidencia del CELAM. De parte de Estados unidos y Canadá han participado Obispos de ambos países. Estos encuentros son importantes porque van construyendo un solo cuerpo eclesial en el continente.

Hace algunos años, la Iglesia inició la experiencia del congreso continental americano con el lema “Iglesia en América tu vida es misión” y la conferencia de Aparecida de 2007 reforzó ese caminar continental.

El establecimiento de la relación fraterna y la comunión entre los episcopados de todos los países del continente Americano se da en dos grandes bloques: los países ricos de Canadá y Estados unidos y los 22 países del resto del continente. Es una relación fraternal que tiene su naturaleza en el Evangelio y en Cristo fundamento y génesis de la Iglesia. Por ello, esta relación que se consolida requiere, para que sea con espíritu y estilo del Reino de Dios, que fue el deseo de Jesús, como lo pide y lo predica e insiste el Santo Padre, el Papa Francisco, que sea una relación colegiada al estilo apostólico” interparens” que quiere decir de iguales.

Hay que reconocer el bien que la Iglesia puede hacer cuando tiene un espíritu libre a las estructuras de poder y de acuerdo al espíritu del Evangelio. Sabemos sin ser expertos, que Jesús quiso que sus seguidores y siervos en la tierra fueran, sal, levadura y fermento del Reino en la sociedad y en los sistemas. Que Piensen de acuerdo al sueño de Jesús, “para que el mundo crea” y confirmen a sus hermanos en la fe. Hermanos inmersos en diversas realidades muchas veces de tinieblas, retos y desafíos.

Por eso esas reuniones son un signo sumamente positivo  en el siglo XXI con todas las situaciones que los pueblos y sociedades viven.

Una mirada a encuentros en los que se dialoga, se conversan temas complicados de la realidad y se discierne a la luz del Espíritu de Dios el camino y las acciones pastorales conjuntas, trae al tapete de la vida,  las palabras del profeta y que retoma San Pablo al decir  “Qué hermosos son sobre los montes los pies del que trae buenas nuevas, del que anuncia la paz, del que trae las buenas nuevas de gozo, del que anuncia la salvación, (Is, 52,7)

Una iniciativa importante impulsada conjuntamente ha sido la traducción de la Bia (Biblia de America) para todos los hispanohablantes del continente.

Dios quiera que gracias al intercambio, cooperación mutua, que debe materializarse en la comunión de bienes, así como la colegialidad y acción conjunta pastoral de los Obispos de todo el continente, cambie la suerte de los que más sufren y nazca en el continente la tierra prometida que mana leche y miel para todos los pueblos de América, como resultado de la instauración de sistemas justos  que respetan la dignidad humana.

Nos alegra sobre manera, enterarnos de esas buenas noticias como este encuentro continental que les trasladamos a ustedes por medio de la siguiente nota de prensa.

 

Encuentro de los Obispos de la Iglesia de América 2016

Concluye reconociendo “la necesidad urgente de una vivencia práctica de la misericordia”

 

TAMPA, FL, 25 de febrero de 2016  – Más de doce obispos en representación de la Iglesia  Católica en Canadá, América Latina y los Estados Unidos concluyeron este 25 de Febrero, tres días de oración y diálogo con motivo del 38º Encuentro de los Obispos de la Iglesia de América.  Reunidos después de dos visitas del papa Francisco a la región, hablaron del gran clima de fraternidad y solidaridad en la visita del Santo Padre, compartiendo sus experiencias pastorales como miembros de la misma y única Iglesia de América.

Participaron en la reunión representantes de la Conferencia Episcopal Católica de Canadá (CECC), el Consejo Episcopal Latinoamericano (CELAM) y la Conferencia Episcopal Católica de los Estados Unidos (USCCB).

“Al mirar alrededor de la mesa, veo a hermanos en Cristo,” dijo el Arzobispo Joseph E. Kurtz, presidente de la USCCB.  “Mi oración se eleva para que todo el pueblo de Dios vea en su vecino, de norte a sur, a su hermana y hermano en Cristo”, añadió.

“Esta reunión de los obispos brinda siempre nuevo aliento  a nuestras  Conferencias. Aprendemos unos de otros, nos apoyamos mutuamente, nos animamos unos a otros y estamos unidos en nuestro deseo de seguir a Jesús con fidelidad”, indicó Monseñor Douglas Crosby, OMI, presidente de la CECC.

“Los fieles buscan una vida más digna para sus familias y nosotros deseamos acompañarlos”,  dijo el presidente del CELAM, el cardenal Rubén Salazar Gómez.

A pesar de problemáticas de gran complejidad a las cuales se enfrenta hoy la comunidad católica, y la diversidad de culturas en la Iglesia, los obispos compartieron un deseo común de invitar a todos a “un encuentro con Jesucristo” dando también testimonio del poder sanador y unificador del amor de Cristo. Los temas discutidos el primer día abarcaban tópicos muy diversos tales como la migración,  la evangelización de las culturas urbanas, los derechos de los pueblos indígenas, el suicidio con asistencia médica, el peligro de la pornografía y la creciente amenaza a la libertad de religión en el mundo.

El segundo día, los obispos intercambiaron sobre los proyectos en curso para apoyar el Jubileo de la Misericordia. En particular, se destacó el tema de la misericordia en el documento de Aparecida.  Como bien lo expresó un participante, “la tarea por hacer es revelar la presencia de Dios en el mundo y animar a los profetas de la misericordia”.  Conforme el año avanza, las Conferencias están elaborando materiales y herramientas para propiciar una vivencia diaria y práctica de la fe. 

Se concluyó en la mañana del tercer día con un momento de oración.

El Encuentro de los Obispos de la Iglesia de América es parte de una serie de reuniones informales, previamente conocidas como el Encuentro Interamericano de Obispos, que se celebraba casi anualmente desde 1967 con el propósito de  subrayar la unidad de la Iglesia en el hemisferio occidental. La CECC organizó el encuentro de este año. 

 

Autor: Noticelam
Fuente: Celam




Documento sin título