Video: LATIDOAMÉRICA
Conferencias Episcopales
   
Medios Asociados
   
 
Noticias
07 de Marzo, 2016
La realidad que nos interpela en la sociedad y en la Iglesia

Imprimir
Imprimir

Plan Global del CELAM 2015-2019

Para la realización de sus funciones, el Consejo Episcopal Latinoamericano cuenta con un Plan Global cuatrienal en el cual se refleja “el cumplimiento de los encargos, directrices y otras conclusiones de la Asamblea Ordinaria”, a la luz de las acuciantes e inaplazables interpelaciones de las realidades que configuran el rostro coyuntural de América Latina y el Caribe.

De ahí que la primera parte del Plan Global 2015-2019 ofrezca “un acercamiento a la realidad socio-económica, política, cultural y eclesial”, para “una adecuada comprensión de las vicisitudes por las que atraviesan los pueblos latinoamericanos y caribeños” (Plan Global, No. 1).

El discernimiento de los signos de los tiempos, en los complejos contextos donde se registra “la acción de Dios presente en la historia hoy”, constituye el propósito fundamental de este análisis, a fin de “desentrañar cuáles son los imperativos en el Continente, a los cuales el CELAM como organismo de comunión y colegialidad de los Obispos de América Latina y El Caribe, tiene que responder” (Plan Global, No. 1).

“La Iglesia, para ser fiel a su misión evangelizadora, tiene que discernir los signos de los tiempos. Ese fue el anuncio profético del Papa San Juan XXIII al convocar el Concilio Vaticano II. Por lo tanto, el CELAM ha asumido con firmeza esta invitación de descubrir el soplo del Espíritu Santo para anunciar al Resucitado en medio de la vida de nuestros pueblos. Dar testimonio del Reino de Dios encarnado, presente en el siempre nuevo y complejo devenir de la historia es el talante de la renovación eclesial en América Latina y El Caribe. La historia humana es el lugar de la revelación de Dios quien se manifiesta como don amoroso de vida salvífica en medio de los múltiples signos de los acontecimientos históricos. La Iglesia es enviada al mundo, redimido por Cristo, con la misión de hacer discípulos que anuncien la Buena Nueva en la vida cotidiana a todos los hombres y mujeres, sobre todo a los pobres, los preferidos de Dios y primeros destinatarios del Reino” (Plan Global, No. 4).

 

Se trata, sin más, de “una lectura hermenéutica-pastoral de la realidad” (Plan Global, No. 5), que sigue el mismo método que ha caracterizado a no pocos documentos del magisterio eclesial latinoamericano y caribeño: Ver-Juzgar-Actuar, y que refleja el discenimiento de las Conferencias Episcopales y de los equipos de trabajo del mismo CELAM, particularmente a la luz del Concilio Vaticano II, del Documento de Aparecida, de la Exhoratación apostólica Evangelii Gaudium y de la carta Encíclica Laudato Si’.

No se desconoce, por supuesto, que “vivimos, como dice Aparecida, en un cambio de época impactado por la globalización” (Plan Global, No. 6), con sus consecuencias en lo social, lo económico, lo cultural, lo político y lo religioso.

A continuación, se reproduce la primera parte del Plan Global sobre la realidad que nos interpela, la cual se encuentra precedida por una Introducción y se desarrolla en dos grandes apartados: (1) En la sociedad: la justicia social, el cuidado de la creación, la construcción de la paz, la migración, las culturas urbanas y la integración continental; y (2) En la Iglesia: el espacio público (Estado, sociedad civil, diálogo con la cultura, educación y academia, y comunicación), el quehacer evangelizador (evangelización en general, acciones evangelizadoras, y formación).

 

Autor: Óscar Elizalde Prada
Foto: scastor


Descargue a continuación:

· Ver primera parte




Documento sin título