Video: LATIDOAMÉRICA
Conferencias Episcopales
   
Medios Asociados
   
 
Noticias
07 de Marzo, 2016
Episcopado colombiano celebró su Asamblea No. 100

Imprimir
Imprimir

Comunicado al pueblo colombiano

En la semana del 15 al 19 de febrero de 2016, la Conferencia Episcopal de Colombia (CEC) celebró su Asamblea No. 100 con un particular agradecimiento a Dios por “este centenar de asambleas que han sido signo de un episcopado que ha querido prestar su servicio eclesial a la Iglesia que peregrina en Colombia con toda responsabilidad y sentido pastoral”.

Así lo manifestó el presiden de la CEC, monseñor Luis Augusto Castro Quiroga, arzobispo de Tunja, al finalizar las sesiones de la Asamblea y dar lectura al Comunicado de los obispos al pueblo colombiano.

De acuerdo con el prelado, la Asamblea posibilitó diversas reflexiones “sobre la realidad y la misión de los obispos, de los sacerdotes y de los diáconos permanentes, conscientes de que, a pesar de las limitaciones y de los defectos, en virtud de la unción recibida, vivimos en la unidad en torno a Cristo, el compromiso apostólico para el cual hemos sido consagrados con fidelidad, con entusiasmo y en el continuo abrirnos a las necesidades de las comunidades cristianas y de toda la sociedad”.

Concretamente, como cuando  los obispos abordaron algunos puntos importantes de la vida nacional, como lo es el la paz, desde el punto de vista de la justicia transicional: “Nos ocupó el proceso de paz especialmente en lo que se refiere a la justicia transicional y nos interrogamos sobre cómo la misma responda a los delitos de lesa humanidad que de ninguna manera pueden tener amnistía ni ser cobijados por la impunidad. El proceso jurídico en elaboración lo va logrando, así como lo espera la sociedad nacional e internacional, las víctimas y el mismo Papa Francisco”.

Monseñor Castro Quiroga también se refirió a “la corrupción tan elevada que hay en el país y que puede llevar al desastre a Colombia”, apelando a la ética, la cual “debe ser tomada muy en serio si queremos construir la nueva Colombia del postconflicto”. “El país debe levantarse sobre cimientos éticos como la honestidad, espirituales como el perdón y la reconciliación y culturales como la cultura de la vida, de los derechos humanos y del buen ciudadano”, afirmó el presidente de la CEC.

Otros temas también hacen parte del Comunicado del episcopado colombiano, como la presión a la que se sienten sometidos algunos médicos, por no aceptar ante las autoridades la práctica de la eutanasia y del aborto, y las mujeres embarazadas que sufren los riesgos del virus del zika y se sienten presionadas a abortar. “Invitamos a los organismos de salud a cuidar la vida y la salud tanto de las madres como de sus hijos”.

En el mismo orden, los obispos expresaron su preocupación ante la posibilidad de que se deforme la realidad del matrimonio “introduciendo bajo el mismo nombre otras formas de sociedad que respetamos pero que no son la unión de un hombre y una mujer y que deberían distinguirse por un nombre acorde con su naturaleza”, lo mismo que ante la propuesta de introducir en el preescolar y en la primaria la educación sexual, “invadiendo el derecho que le corresponde a la familia de introducir en esta realidad a los propios hijos con tacto, con cariño, con respeto y de forma apropiada a su edad”.

Otras realidades como la situación del campo y la necesidad de una mayor inversión, por parte del gobierno, también fueron señaladas por la CEC, sin dejar de mencionar que la Iglesia colombiana se empieza a preparar para la visita del papa Francisco, prevista para el primer semestre de 2017.

Descargue el Comunicado de la conferencia episcopal de Colombia desde la Conferencia Episcopal, al concluir la Asamblea No. 100.

 

Autor: Óscar Elizalde Prada
Fuente y foto: CEC


Descargue a continuación:

· Comunicado de la conferencia episcopal de Colombia desde la Conferencia Episcopal




Documento sin título