Video: LATIDOAMÉRICA
Conferencias Episcopales
   
Medios Asociados
   
 
Noticias
30 de Mayo, 2016
EDITORIAL No 124: Llamado a la solidaridad frente a la desigualdad mundana

Imprimir
Imprimir

La necesidad dentro de la propia Iglesia

Como dicen los campesinos “Se sacude el árbol para que se caigan las hojas secas” y la sagrada escritura dice: “se  hace la poda para que haya nuevos frutos”, pues “por los frutos serán conocidos”.

Hay un refrán popular que lo repite la gente: “de todo hay en la viña del Señor”. Con esto se Refiere a las diversas realidades de la vida. Y dentro de la Iglesia también “hay de todo en la viña del Señor.

A lo largo de  la historia de la Iglesia y en diferentes etapas de la misma, han aparecido figuras, hombres y mujeres, algunos santos reconocidos, otros anónimos, otros no tan santos a la mirada pública pero sí en sus hechos de verdadera caridad y misericordia, mediante el establecimiento de la justicia de Dios, que es amor.

Desde el diácono San Lorenzo, cuidador de los pobres “tesoro” de la Iglesia hasta aquellos que a lo largo de los siglos lo han dado todo incluyendo su vida, siempre han surgido “agentes del Evangelio”, que han sacudido la conciencia de la Iglesia.

El Papa francisco no ha cesado de hablar de la mundanidad, no desde aquella visión maniqueista o desde la perspectiva  de lo simplista; sacro versus profano, sino señalando desde el discernimiento ignaciano la astucia del mal que se cuela por la más pequeña rendija y engaña.

El Papa habla del efecto del poder y la ambición solapada. De aquellas actitudes ocultas que hasta se visten de santidad, pero que no son movidas por la fuerza del bien y mucho menos por el amor de Dios actuante en una persona. Estos estilos de procedimiento instalan sistemas malignos que se apartan de la perspectiva del Reino de Dios aunque tengan vestido religioso y cumplidor o incluso aunque esté revestido de moralidad.

El Cardenal Fernando Filoni visitó el CELAM recientemente dándose un encuentro de amistad  que produjo mucha alegría. Dicho encuentro a partir de las palabras de bienvenida del Secretario General, Monseñor Juan Espinoza que le dijo: “Bienvenido excelencia, con la sencillez de nuestra vida le decimos que se sienta como en casa y esperamos que le haga bien el desayuno que ha sido preparado con mucho amor”, a lo que el cardenal respondió: “el amor nunca hace mal”. Esto produjo gran cordialidad.

En un ambiente cálido y fraterno que incluyó la bendición para los presentes, se tuvo un conversatorio entre los directores de las  escuelas, los secretarios ejecutivos, y la secretaría general. El Cardenal Filoni es prefecto de la congregación para la Evangelización de los pueblos. Viajó a Colombia para asistir a la ordenación episcopal y toma de posesión de dos obispos nombrados para dos vicariatos apostólicos de ese país.

Lo que más  conmovió al Cardenal fue la desigualdad de clero entre los lugares donde la vida es más cómoda, las diócesis, las ciudades o donde el clero recibe más beneficios o hace alianza con el poder recibiendo de esa manera privilegios, y los lugares de misión que escasean de lo necesario.

Pero las desigualdades dentro de la iglesia no son solo de ese tipo. La diferencia de riqueza y acceso a recursos económicos entre unos sectores del clero y otros, es enorme. Por aparte está la diferencia de mundo entre el clero de países ricos y el de países pobres, entre quienes no se hace efectiva la solidaridad del Evangelio. De un centro misionero a otro, igual puede haber diferencia, entre quien recibe todo y le sobra, y quien carece de lo necesario para ejercer su misión.

El Cardenal Filoni hizo incapié en la necesidad de cambio de mentalidad, no solo para tener conciencia misionera sino para saber ser solidario. El tema de la distribución de los recursos dentro de la iglesia es un tema no tratado del todo. El Papa Francisco con su ejemplo y su acción ha ido moviendo a toda la iglesia  en la dirección del Evangelio que implica como ya dijo la Conferencia de Aparecida, la distribución justa de los bienes al interno de ella misma. Mientras unos viven bien, otros pasan necesidad.

El Espíritu Santo sigue moviendo a la iglesia para que permanezca comprometida y sea fermento en la sociedad haciendo germinar los valores del Reino de Dios.

Dentro de lo que se mueve en la iglesia, les ofrecemos dentro del plan Global CELAM, los testimonios de los Santos que fueron justicia de Dios, caridad y misericordia, encaminandonos con esa luz hacia el Congreso latinomericano y caribeño de la misericordia que se tendrá el próximo Agosto en Bogotá. Dentro del encuentro con la Santa Sede, El Papa pide al CELAM poner en práctica la “alegría del Evangelio”, así  mismo se contó esta semana con  la alegre visita del Cardenal Filoni al CELAM. La iglesia salvadoreña ha celebrado con júbilo un año de la beatificación de Monseñor Romero. Un nuevo Obispo ha sido nombrado para la Habana, Cuba, se impulsa una escuela de derechos humanos desde la Repam. En Guatemala un nuevo Obispo es ordenado y da inicio a su misión episcopal en Zacapa y Esquipulas: profetas y pastores del Siglo XXI. En Mexico la CEM, emite comunicado. Se realiza un encuentro de laicos en Uruguay y se organiza la celebración mundial de la Laudato Si.

Sin desalentarnos continuamos nuestro camino con fe y esperanza sabiendo que el Evangelio exige no claudicar en el convencimiento de que el Reino de Dios crece desde la semilla de mostaza para convertirse en realidad de vida nueva para todos.

 




Documento sin título