Video: LATIDOAMÉRICA
Conferencias Episcopales
   
Medios Asociados
   
 
Noticias
07 de Junio, 2016
“Somos Iglesia colombiana, en salida misionera”

Imprimir
Imprimir

Conclusiones del XII Congreso Nacional Misionero

“Somos Iglesia colombiana, en salida misionera” fue el lema del XII Congreso Nacional Misionero celebrado en la ciudad de Bucaramanga, del 26 al 29 de mayo de 2016, con el propósito de “despertar, profundizar y madurar la conciencia y la acción misionera de las Iglesias particulares, para que sus planes y procesos de evangelización respondan con mayor generosidad y eficacia a los desafíos de la misión Ad Gentes, que el mandato de Jesucristo y las urgencias del mundo, plantean para la construcción del Reino de Dios”.

El evento contó con la participación de misioneros y misioneras delegados de todo el país (laicos/as, sacerdotes, religiosas/os y obispos), y tuvo como marco eclesial la celebración de los 50 años de la conclusión del Concilio Vaticano II y de la publicación del decreto Ad Gentes, así como la canonización de la madre Laura Montoya, primera santa nacida en Colombia, el año Jubilar Extraordinario de la Misericordia, la enseñanza y solicitud misionera de Evangelii Gaudium, y los imperativos que se derivan de la realidad del país: la construcción de la paz y de la reconciliación, la búsqueda de una ecología humana, los pobres, las comunidades indígenas, las comunidades afrocolombianas, y los jóvenes.

Presidido por monseñor Francisco Javier Múnera, vicario apostólico de San Vicente del Caguán, el XII Congreso Nacional Misionero, contó con la presencia del cardenal Fernando Filoni, Prefecto de la Congregación para la Evangelización de los Pueblos, representando al papa Francisco, quien presentó la ponencia: “Conciencia y responsabilidad misionera de las Iglesias particulares”. También estuvo presente monseñor Luis Augusto Castro, arzobispo de Tunja y presidente de la Conferencia Episcopal de Colombia, quien disertó sobre “la misión en salida y sus rostros maravillosos”.

Del mismo modo, a la luz del tema “Misión Ad Gentes, vida y compromiso, en los planes y procesos de evangelización de las iglesias particulares de Colombia”, el Congreso posibilitó el compartir de experiencias y testimonios, propició el análisis del estado de la misión en los planes y procesos de evangelización, y la profundización sobre “la metodología misionera de Santa Laura Montoya”, presentada por dos religiosas misioneras de la Madre Laura: Nancy Flores y Carmen Sofía Camacho.

Al cierre del XII Congreso Nacional Misionero, y a modo de síntesis, sus participantes asumieron algunos compromisos concretos e identificaron diez conclusiones:

1. La gran mayoría de los participantes en este Congreso es consciente de que la Iglesia es misionera, Cristo la fundó para evangelizar. Sin embargo todos los participantes están de acuerdo en que nos falta a todos, es decir a los laicos, a los consagrados, a los seminaristas, a los sacerdotes, a los obispos, a las comunidades religiosas, a las diversas comunidades eclesiales y a las Iglesias particulares, a todos nos falta, una mayor conciencia misionera universal y una respuesta más generosa en la misión ad gentes ad intra y ad extra.

2. La conciencia misionera es fruto del encuentro con Cristo. Es necesario vivir en estado permanente de conversión, de oración y de misión. Por esto se hace necesario el promover constantemente la espiritualidad misionera, la animación misionera y la formación misionera en los seminarios, casas de formación, agentes de pastoral y en todos los laicos.

3.  Constatamos que en los planes pastorales de las Iglesias particulares, a nivel general, no aparece con claridad la orientación para la misión ad gentes.

4. Es necesario y urgente el integrar, aún más, todas las fuerzas misioneras para evitar la dispersión de actividades y mejorar la acción misionera con una pastoral de conjunto que tenga como centro la misión.

5. Se está realizando una pastoral indígena y afrodescendiente que se debe fortalecer mucho más.

6. Los COREMI han crecido en unión y conciencia misionera. El reto es de fortalecerlos para ser mejores instrumentos de animación, formación y proyección misionera ad intra y ad extra.

7. Dios nos ha dado una inagotable riqueza de santidad y de misión en la vida y obras de nuestra querida santa Laura Montoya. Pero, siendo muy sinceros, nos hace falta conocerla más, sobre todo, nos hace falta empaparnos de su espiritualidad mística, de su pedagogía y de su sentido misionero.

8. El Papa Francisco nos pide asumir el reto de una conversión ecológica que sane nuestro vínculo con nuestra madre y hermana naturaleza, don que Dios nos dio para cuidar, promover y compartir, para ser gestores de justicia y fraternidad universal en nuestra casa común.

9. Es indispensable la formación misionera para la evangelización en las TICS, pues el Papa Francisco nos insiste en crear puentes y redes evangelizadores.

10. De verdad hay que intensificar la integración y acompañamiento de los LAICOS en su compromiso con la misión ad gentes. Es la hora de la misión ad gentes de los laicos. Hacen falta más escuelas de formación misionera para los laicos.

 

Autor: Dpto. de Comunicación y Prensa del CELAM
Fuente: ompdecolombia.org
Foto: cec.org.co




Documento sin título