Video: LATIDOAMÉRICA
Conferencias Episcopales
   
Medios Asociados
   
 
Noticias
09 de Mayo, 2016
Después del terremoto: subsidios de la Conferencia Ecuatoriana de Religiosos

Imprimir
Imprimir

¡Ánimo, no temas!, ¡yo estoy contigo!

Ante los dramáticos acontecimientos del terremoto que golpeó al pueblo ecuatoriano el sábado 16 de abril de 2016, el Equipo de Reflexión Teológica de la Conferencia Ecuatorianas de Religiosas/os (CER) ha propuesto un ciclo de reflexiones, en clave de oración, para “intentar escuchar hacia dónde nos llama la voz de Dios en estos momentos trágicos”. Para ello, es preciso “escuchar en profundidad su voz y su Palabra, que exige releer lo que vivimos, compartir lo que pensamos y sentimos, discernir con otros y orar en profundidad a partir de lo que experimentamos y de la escritura”, como se expresa en la introducción a los subsidios.

Ciertamente, ante la gravedad de los hechos, “muchas lecturas de estos acontecimientos son posibles, incluso, en nombre de Dios”. No obstante, los teólogos de la CER afirman que “la fe en el Dios de Jesús nos guía para rechazar toda lectura que nos aleje de la mirada misericordiosa, compasiva y cercana que el Abbá tiene por sus hijos”.

Si bien es cierto que el terremoto es “una experiencia que no logramos entender del todo, porque forma parte de un misterio, el misterio del amor de Dios que es tan grande que abarca también el dolor”, particularmente de quienes han sido directamente afectados por el terremoto, así también la vida consagrada reconoce la necesidad de asumir una postura profética para discernir los ‘signos de los tiempos’ con esperanza y misericordia: “como vida consagrada somos conscientes de nuestra responsabilidad y de la misión que tenemos de ser profetas, con nuestra vida y con nuestra praxis. Se nos pide intentar discernir la voz de Dios en lo que pasa y ayudar a los hermanos/as a leerlo desde la perspectiva de Dios”.

En este sentido, los teólogos de la CER también afirman su convicción “de que Dios siempre habla en los acontecimientos, en nuestra historia personal, en la historia de nuestros pueblos. Pero hay momentos donde escuchar esta palabra de Dios se hace más difícil y cuestionante: la tragedia que ha vivido nuestro país, sobre todo en el litoral, es seguramente uno de estos momentos”.

A la luz de estas interpelaciones, los subsidios propuestos por la CER contemplan tres rasgos fundamentales de Dios y de su actuar con su pueblo: (1) Dios escucha el clamor y el dolor de su pueblo; (2) descubrir el rostro misericordioso de Dios; y (3) reconocer a Cristo resucitado. De igual forma, y de acuerdo con estas temáticas, se proponen tres guías de oración en las cuales se distinguen siete momentos: (1) ambientación, (2) canto, (3) iluminación bíblica, (4) reflexión de la Palabra, (5) compartimos, (6) oración final, y (7) canto final.

Las reflexiones y las guías de oración se pueden descargar en el sitio web de la CER: http://www.vidadelacer.org/index.php/comisiones/ert/2123-animo-no-temas-yo-estoy-contigo-reflexion-y-oracion-ante-el-sufrimiento-del-terremoto-abril-2016

 

Autor: Departamento de comunicación y prensa CELAM
Fuente: CER
Foto: signisalc.org




Documento sin título