Video: LATIDOAMÉRICA
Conferencias Episcopales
   
Medios Asociados
   
 
Noticias
23 de Mayo, 2016
La Presidencia del CELAM se reunió con el papa Francisco

Imprimir
Imprimir

También visitó los dicasterios de El Vaticano

Uno de los momentos más significativos de la visita de la Presidencia del Consejo Episcopal Latinoamericano (CELAM) a la Santa Sede en el mes de mayo de 2016, ha sido el encuentro con el papa Francisco el jueves 19.

El Papa argentino, Jorge Mario Bergoglio recibió en su biblioteca privada a sus hermanos latinoamericanos: el cardenal Rubén Salazar Gómez, arzobispo de Bogotá (Colombia),  presidente del CELAM; monseñor Carlos Collazzi, obispo de Mercedes (Uruguay), primer vicepresidente; monseñor José Belisário da Silva, arzobispo de São Luis do Maranhão (Brasil) segundo vicepresidente; el cardenal José Luis Lacunza Maestrojuan, obispo de David (Panamá), presidente del Consejo de Asuntos Económicos; monseñor Juan Espinoza Jiménez, obispo auxiliar de Morelia (México), secretario general; y el padre Leonidas Ortiz, de la diócesis de Garzón (Colombia), secretario adjunto.

Cuatro grandes temas fueron abordados durante este encuentro. En primer lugar, la implementación de la exhortación apostólica Evangelii Gaudium y, particularmente, sus implicaciones para los laicos, recordando que aunque se ha venido diciendo, desde hace 50 años, que “esta es la hora de los laicos”, parece que se ha parado el reloj.

En segundo lugar, con relación a la exhortación apostólica postsinodal Amoris Laetitia, el Papa señaló que el amor en la vida de familia –asunto que se desarrolla en el capítulo 4– es el corazón de la exhortación, reconociendo también las dificultades que algunos han tenido con la lectura del capítulo 8 –y las críticas que ello ha generado, incluso por parte de algunos cardenales–, ante lo cual mencionó que la mejor manera de entender este capítulo es bajo el marco de presentación que hizo el cardenal Christoph Shönborn, arzobispo de Viena.

Un tercer punto relevante ha sido el congreso sobre el Jubileo Extraordinario de la Misericordia, organizado por el CELAM y la Pontificia Comisión para América Latina, el cual tendrá lugar en Bogotá (Colombia), del 27 al 30 de agosto. El Sumo Pontífice “se alegró con esta información y animó a los obispos de América Latina a unirse a esta gran celebración”.

Por último, la preocupación del Papa por las problemáticas sociales, políticas y económicas en América, también ha sido tema del diálogo con la Presidencia del CELAM. Más concretamente, las elecciones en los Estados Unidos, así como las complejas coyunturas que viven Venezuela, Brasil, Bolivia y Argentina…, que podrían estar pasando por un “golpe de Estado blanco”, no son ajenas al obispo de Roma, lo mismo que las carencias del pueblo haitiano y la falta de diálogo entre las autoridades de Haití y República Dominicana, así como el proceso de paz, perdón y reconciliación que se vive en Colombia.

Además de esta importante reunión, la agenda de los representantes del CELAM ha incluido varias visitas y encuentros en los distintos dicasterios: la Congregación para la Doctrina de la Fe, la Congregación para el Clero, la Congregación para la Causa de los Santos, el Pontificio Consejo para la Familia, el Pontificio Consejo para los Laicos, el Pontificio Consejo para la Pastoral de los Emigrantes e Itinerantes, y la Pontificia Comisión para América Latina, son algunos de ellos. 

A continuación, se reproducen las crónicas que el secretario adjunto del CELAM, el padre Leonidas Ortiz, ha compartido con relación a estas importantes visitas. En ellas se describe los asuntos que han sido abordados en cada uno de estos espacios privilegiados de comunión y colegialidad entre la Iglesia latinoamericana y caribeña y la Iglesia de Roma. 

Frente a nuevos desafíos un trabajo de comunión episcopal

El martes 17 de mayo de 2016 los miembros de la Presidencia del CELAM visitaron algunos Dicasterios que manejan problemas álgidos y se enfrentan a desafíos urgentes en el mundo de hoy: laicos, familia, migrantes e itinerantes. Frente a esos desafíos no hay otra posibilidad que desarrollar un trabajo pastoral intenso, basado en la comunión episcopal.

Congregación para los Obispos

En la reunión con el Prefecto de la Congregación para los Obispos, el cardenal Marc Ouellet, se presentó por parte del CELAM, un informe sobre los programas de formación que se están promoviendo para los señores obispos en este nuevo cuatrienio: cursos de actualización bíblica, de liderazgo episcopal, de auto-sostenibilidad y de itinerarios de transformación de la realidad a la luz del Evangelio y la Doctrina Social de la Iglesia. Sobre el tema del liderazgo episcopal, el cardenal Ouellet anotaba que, en términos eclesiales, habría que hablar de “pastoreo” y de “paternidad espiritual”, que tienen un gran trasfondo bíblico.

Obispos eméritos

También el CELAM mostró una gran preocupación por los obispos eméritos, con quienes se realizó el Primer Encuentro Latinoamericano, del 23 al 27 de marzo de 2015, con el lema “ser y quehacer del obispo emérito”. Este programa se va continuar en el año 2017. Al respecto el cardenal Ouellet dio una voz de estímulo a esta iniciativa del CELAM y afirmó que el panorama de los obispos eméritos es más bien positivo: pueden ser miembros de las Comisiones de la Conferencia Episcopal, tienen la posibilidad de participar en las Asambleas Episcopales con voz, aunque sin voto, y están en buenas condiciones de bienestar, en términos generales. Habría que pensar en un mensaje del Papa sobre los Eméritos. monseñor Belisario Da Silva dice que en Brasil la Conferencia tiene un fondo para ayudar a los obispos eméritos que están pasando dificultades.

Visitas a las Conferencias Episcopales

El Secretario General del CELAM también informó sobre las visitas a las Conferencias Episcopales de México, Brasil y Venezuela, con el fin de presentar el Plan Global 2015-2019 y conocer las necesidades y expectativas de las Conferencias con relación a los servicios que puede prestarles el Consejo.

Curso para nuevos Obispos

La Congregación ofrece el curso inicial para obispos recién nombrados. Pero también está ofreciendo un curso para los que ya tienen 5 años de episcopado. Se trata de un retiro espiritual organizado por los jesuitas, en el cual se hace un intercambio sobre sus experiencias en el ejercicio del ministerio episcopal; y luego, en una semana se hacen los Ejercicios de San Ignacio, orientados al discernimiento espiritual. Este año 2016 los Ejercicios se realizarán del 2 al 16 de septiembre, en Roma.

Obispados castrenses

Cuando se preguntó al Cardenal Ouellet sobre los fundamentos jurídicos de la figura de los obispados castrenses, informó que la guía sigue siendo la Constitución Apostólica “Spirituali Militum Curae”, ya conocida por todos. Actualmente hay unos 30 Ordinariatos castrenses. Es una “jurisdicción cumulativa”; los fieles del Ordinariato son fieles también de un territorio. Puede el obispo nombrar un vicario episcopal para cada una de sus fuerzas; o también solicitar uno o más auxiliares si las necesidades lo exigen.

Información sobre el curso para los nuevos obispos

La Congregación ofrece a los nuevos obispos un curso de formación, en el cual participan casi todas las Congregaciones, que tenía una duración de dos semanas. En este año se ha reducido a una semana y se ha modificado el programa, teniendo en cuenta las observaciones de años anteriores. El cardenal Salazar sugiere que se le permita al CELAM presentar, en ese curso, la identidad y los servicios del Consejo para que los obispos encuentren allí una escuela de fraternidad y de formación integral. El cardenal Ouellet piensa que esto es posible convocando a los obispos latinoamericanos a un encuentro continental, bien sea en la tarde o en la noche. El próximo curso se realizará del 11 al 18 de septiembre de 2016.

Pontificio Consejo para la Familia

El presidente del Pontificio Consejo para la Familia, monseñor Vincenzo Paglia, al recibir a la Presidencia del CELAM en su despacho, hizo una interesante introducción sobre el tema de la vida. En lugar de hablar solo de la vida, dice Monseñor Paglia, hay que hablar de las edades de la vida, siguiendo el pensamiento de Romano Guardini. Pastoralmente es más atrayente. Hay que empeñarse por todo el arco de la vida del ser humano, no solo por el principio de la vida, en donde se plantea la defensa de la vida desde sus inicios y el rechazo del aborto, o por el final, donde se plantea la problemática de la muerte digna y de la eutanasia.

Monseñor Paglia aprovechó la oportunidad para presentar el libro de su autoría que acaba de publicar, titulado “Sorella Morte” con un subtítulo “la dignitá del vivere e del morire”. Todavía no está traducido al español.

En la reforma de la Santa Sede, es posible que se unifique Familia con el Pontificio Consejo de Laicos. Así el nuevo Dicasterio sería: Laicos, Familia y Vida. La familia tiene aquí un papel muy importante, si seguimos la Exhortación Apostólica Amoris Laetitia. Pero se necesita una renovación de la eclesiología de la familia; de lo contrario, la exhortación es algo incomprensible. No hay que transformar la pastoral familiar. Hay que transformar toda la pastoral en perspectiva familiar.

La Presidencia del CELAM le suministró al Presidente del Pontificio Consejo para la Familia, monseñor Vincenzo Paglia, información sobre el Encuentro Latinoamericano y de El Caribe de Responsables Nacionales de Pastoral Familiar de las Conferencias Episcopales y de Directivos de los Movimientos con Carisma Familiar, a realizarse en el mes de julio, del 04 al 08, en Quito, Ecuador.

Su objetivo es convocar a los responsables de pastoral familiar de las Conferencias Episcopales y directivos latinoamericanos de los Movimientos que trabajan con la familia, para propiciar una metodología de integración en los planes pastorales nacionales de atención a las familias, con el fin de fortalecer en ella el discipulado misionero a la luz del estudio y comprensión para la aplicación pastoral de la exhortación apostólica Postsinodal Amoris Laetittia. El departamento de Familia le solicitó un mensaje en video de parte del Pontificio Consejo. Se está preparando el afiche motivacional de este encuentro, que pronto se les hará llegar.

Pontificio Consejo para los Laicos

El cardenal Rubén Salazar, presidente del CELAM, agradeció al cardenal Stanislaw Rylko, presidente del Pontificio Consejo para los Laicos, su amable acogida, e hizo la presentación de los miembros de la delegación. Monseñor Juan Espinoza, Secretario General, presentó la estructura del CELAM, organizada en 7 departamentos. Hay 13 programas que se relacionan con los laicos, especialmente en el campo social.

Una de las propuestas concretas del CELAM es la realización de un Congreso Latinoamericano y Caribeño de Laicos en Belo Horizonte, Brasil, del 14 al 18 de mayo de 2018, con el lema “un laicado adulto para una Iglesia en salida”. En este programa intervienen todos los Departamentos del CELAM y el CEBITEPAL.

El objetivo de este congreso es “desarrollar una reflexión teológica y pastoral, que a partir de una visión realista de las prácticas eclesiales en el Continente, con relación al Santo Pueblo fiel de Dios, promueva una profunda conmoción que estimule el compromiso de los laicos, desde su identidad y ministerialidad como bautizados, a fin de impulsar una activa participación pública del mismo en la vida de nuestros pueblos”.

Se realizarán los Pre congresos regionales, así: Región Caribe y Antillas: Cuba (La Habana), del 13 al 17 de febrero de 2017; Región Cono Sur: Argentina (Buenos Aires), del 22 al 26 de mayo de 2017; Región Bolivariana: Perú (Lima), del 07 al 11 de agosto de 2017; Región Centro América y México: El Salvador, del 02 al 06 de octubre de 2017.

El Cardenal Rylko mostró su admiración por el CELAM, como propulsor de muchas iniciativas a nivel continental. Antes, se han hecho diversos encuentros continentales y se ha visto su utilidad. Recuerda el Cardenal el congreso del laicado asiático en Corea; o el congreso panafricano, que dio un fuerte impulso a la vida del laicado. Es un observatorio para ver la situación de los laicos, especialmente su madurez a nivel continental. En este proceso, es muy importante tener en cuenta la carta que el Papa Francisco dirigió al cardenal Ouellet con motivo de la Asamblea de la CAL sobre el tema de los laicos.

El cardenal Rylko recordaba que el Papa, en el contexto de la JMJ de Río, habló a los obispos sobre los sacerdotes que quieren clericalizar a los laicos; pero también de los laicos que quieren clericalizarse. Hay una tentación de institucionalizar todo con los laicos. Si es un buen laico, quieren hacerlo diácono. “Por favor, no lo hagan”, exclamaba el Cardenal. Basta el bautismo para entender el compromiso de los laicos.

Hay que preparar a los laicos para ser verdaderamente la sal de la tierra. El cristianismo al principio fue una minoría que fue definitiva para el futuro de la humanidad.

Con relación a la JMJ 2016, después de Brasil, la estructura se mantiene igual. En 1989 se organizaron tres días de catequesis; luego la gran celebración. Y junto con esto, otras actividades, festivales…

En Cracovia, ciudad que no llega a un millón de habitantes, el Papa quiere hacer un gesto profético. En Cracovia está el santuario de la misericordia de la madre Faustina. En este sentido se celebra la JMJ en el contexto de la misericordia. Está de por medio también la figura de Juan Pablo II. Hasta el momento, están inscritos ya 800 obispos de todo el mundo; y 13000 sacerdotes.

Pontificio Consejo para la Pastoral de los Emigrantes e Itinerantes 

En su visita al Pontificio Consejo para los Emigrantes e Itinerantes, cuyo presidente es el cardenal Antonio María Veglió, quien participó con todo su equipo de trabajo, la Presidencia del CELAM hizo una somera descripción sobre la situación de las migraciones en América Latina, comenzando por Panamá que es un país de tránsito y de recepción de gente de todas las nacionalidades. La frontera de Colombia con Panamá es muy amplia y difícil. Colombia ha sido un país expulsor de migrantes. En Uruguay casi todos son descendientes de migrantes. Últimamente se han recibido familias de Siria, cuyo resultado no ha sido el más favorable, por el problema de la inculturación. En México se agrava ese problema porque los migrantes sufren muchas penalidades e, incluso, son víctimas de abusos de diverso orden.

Luego, se presentó un informe sobre los programas de la Pastoral de Movilidad Humana en el CELAM. El objetivo central para este cuatrienio 2015-2019 es “promover el acompañamiento pastoral, la ayuda humanitaria y la defensa de los derechos de los refugiados y desplazados por los conflictos sociales, políticos o religiosos, así como de las víctimas del tráfico de personas humanas y nuevas formas de esclavitud”.

El cardenal Salazar le entregó al cardenal Veglió una carta de invitación para participar en el Seminario Latinoamericano sobre Migración, Refugio y Trata de personas, que se realizará en Tegucigalpa, Honduras, del 14 al 17 de septiembre de 2016. En ese mismo tiempo, decía el cardenal Veglió, se está realizando un congreso sobre el mismo tema, organizado el Cardenal Peter Erdó, del 15 al 18 de septiembre, en el que participarán Cáritas Europa, COMOCE, Justicia y Paz de Europa, la Comisión Internacional Católica para las Migraciones, la Federación Europea de Banco de Alimentos, la Unión de dirigentes de Empresa. Y del 5 al 8 de septiembre, Cáritas y el Pontificio Consejo están preparando una Conferencia Internacional sobre la trata de personas en África.

De otra parte, el Presidente del CELAM informa al Pontificio Consejo sobre la conformación de la Red CLAMOR: Consejo Latinoamericano de Movilidad Humana y Refugio. Su objetivo es “articular, desde una espiritualidad de comunión, el trabajo pastoral que realizan diversas organizaciones de la Iglesia Católica en América Latina y El Caribe, en favor de los migrantes, refugiados y víctimas de tráfico de personas y nuevas formas de esclavitud”.

Los miembros fundadores de esta Red son : DEJUSOL-CELAM, SELACC, Secretariados de Pastoral Social CARITAS de América Latina y El Caribe con trabajo de movilidad Humana, Servicio Jesuita para Refugiados, Sclabrinianos, Scalabrinianas, Misioneros Combonianos, Misioneros de la Consolata, la CLAR y la Red Latinoamericana de Comunidades Eclesiales de Base-CEB.

El nuevo paradigma de la formación sacerdotal 

Mientras el Santo Padre Francisco recorría la Plaza de San Pedro en el Papamóvil con motivo de la Audiencia de los miércoles, la Presidencia del CELAM se reunía en la Congregación para el Clero con esa vista preciosa de las multitudes en el corazón de la Iglesia, con su prefecto el cardenal Beniamino Stella y con monseñor Jorge Patrón, Secretario para los Seminarios. También estuvo presente el padre Juan Manuel Beltrán, Oficial de la Congregación, de la Diócesis de Zipaquirá, Colombia.

La Nueva Ratio nace de Aparecida

El primer tema a tratar fue el estado de la Ratio Fundamentalis Institutionis Sacerdotalis. “La Nueva Ratio nace de Aparecida” dice el cardenal Beniamino Stella. El elemento discipular misionero está a la base de la formación, con miras a la santificación de los presbíteros y de todo el pueblo de Dios. Actualmente la Ratio está en la última etapa: la consulta con los Dicasterios. En estos dos años se han sistematizado las experiencias regionales para integrarlas; se envió el texto a las Conferencias Episcopales; y se integraron los aportes recibidos. La última redacción consta de una introducción y de ocho capítulos: normas generales;  la vocación sacerdotal; los fundamentos de la formación; la formación inicial y permanente; las dimensiones de la formación; la dimensión pastoral; la organización de los estudios; criterios y normas. A finales de junio se integrarán los aportes que se reciban de los diversos Dicasterios. 

Preparación de los formadores para la aplicación de la nueva Ratio

Se ha comenzado a preparar a los formadores de seminarios para la aplicación de la nueva Ratio, a través de un Curso de praxis formativa que imparte la misma Congregación para el Clero en su propia sede. El curso consta de cinco módulos: los formadores; los seminaristas; el fin de la formación; cómo se realiza la formación (gradualidad, integralidad y dimensiones); medios e instrumentos. El programa se dirige a los sacerdotes que llegan a Roma a cursar su licenciatura o doctorado para luego regresar a sus países y a sus diócesis, normalmente a prestar el servicio de formadores y a impartir las asignaturas de su especialización en los seminarios.

En América Latina y El Caribe se ha ofrecido este programa por medio de la Organización de Seminarios Latinoamericanos-OSLAM, en el cual han participado los presidentes y directivos de estas organizaciones nacionales. 

La formación inicial y la formación permanente

La Ratio parte del hecho de que lo más importante es la formación permanente. La vida es formación. En la nueva Ratio se conserva la categoría de “formación inicial” para referirse a la etapa propedéutica, pero también a las etapas discipular o de estudios filosóficos, de configuración o de estudios teológicos, y de síntesis vocacional o etapa pastoral. Y se utiliza la categoría de “formación permanente” para la etapa del presbiterado. Según esto, la formación permanente del presbítero comienza el día de su ordenación.

Los miembros de la Presidencia del CELAM anotaron que en las diócesis y en las Conferencias no hay consenso acerca de los itinerarios de formación permanente de los presbíteros. Es importante que el obispo tenga en cuenta la formación permanente de sus presbíteros como una tarea prioritaria. El presbítero debe estar integrado al presbiterio, es su nueva familia. Allí en el presbiterio, antes que pastor, es discípulo. En otras palabras, se trata de aprender a ser discípulo y a “ser pastor entre mis hermanos pastores”.

El cardenal Rubén Salazar afirmó que la formación permanente no es un programa de cursos sino la actitud permanente de crecer en todos los campos y dimensiones, integrando todos los aspectos de la vida. Y presentó la experiencia de las “Comunidades de Vida Sacerdotal” de la Arquidiócesis de Bogotá, que tienen como finalidad el apoyo mutuo entre los sacerdotes de la misma edad. Eso ayuda a estar juntos en la vejez. El próximo retiro espiritual en la Arquidiócesis va a ser por edades: hasta 10 años de ordenados; de 10 a 20; y de 20 a 30. En la diócesis hay que fortalecer las estructuras intermedias que favorezcan el encuentro entre los sacerdotes.

Atención a sacerdotes con dificultades

El secretario general del CELAM, monseñor Juan Espinoza, mostró su preocupación por la rehabilitación de sacerdotes con dificultades de diverso orden, para lo cual existen casas de atención especializada, muchas de las cuales no se conocen. Por eso, sugiere que sería conveniente tener un elenco de este tipo de instituciones y los servicios que prestan.

Atención a sacerdotes mayores y con enfermedades terminales 

El cardenal José Luis Lacunza afirma que el presbiterio es la nueva familia del sacerdote desde el día de su ordenación; pero, cuando envejece o se enferma, muchas veces debe volver a su familia de origen. Por eso, plantea la necesidad de crear las condiciones en la misma diócesis para atender este tipo de situaciones de los presbíteros. Monseñor Carlos Collazzi sugiere prestar una mayor atención a la seguridad social del clero.

Encuentros de Rectores y formadores a nivel regional o continental para estudiar y difundir la Ratio 

La Congregación para el Clero sugiere la realización, a nivel regional y continental, en coordinación con el DEVYM del CELAM y la OSLAM, de encuentros de rectores y formadores de seminarios, con el fin de estudiar y difundir la nueva Ratio. La Presidencia sugiere que, como se mantiene la práctica de que cada Conferencia haga su propia Ratio, es importante dar en el curso herramientas para elaborar este instrumento en cada país.

Encuentro sobre experiencias de pastoral vocacional

La Congregación está organizando un encuentro con representantes de todos los países para valorar las experiencias de pastoral vocacional, especialmente, orientadas a la formación sacerdotal, los días 19 a 21 de octubre de 2016, en Roma. 

Diaconado permanente

En general, hay una valoración positiva de esta experiencia después de 50 años del Concilio. Pero hay que continuar las reflexiones sobre su identidad y misión, orientadas al servicio de la comunidad, “non ad sacerdotium sed ad ministerium”.

En un ambiente de comunión y gozo espiritual, en las Vísperas de la fiesta de Jesucristo Sumo y Eterno Sacerdote, concluyó este encuentro fraterno entre la Presidencia del CELAM y la Congregación para el Clero. 

Encuentro de la presidencia del CELAM con el Santo Padre Francisco

El jueves 19 de mayo de 2016, en la fiesta de Jesucristo Sumo y Eterno Sacerdote, el Santo Padre Francisco recibió a las 11.45 de la mañana, en su Biblioteca privada, a los miembros de la Presidencia del CELAM.

De la Presidencia del CELAM estuvieron presentes el cardenal Rubén Salazar Gómez, arzobispo de Bogotá, presidente; monseñor Carlos Collazzi, obispo de Mercedes, Uruguay, primer vicepresidente; Dom José Belisário da Silva, arzobispo de Sào Luis do Maranhão, Brasil, segundo vicepresidente; el cardenal José Luis Lacunza Maestrojuan, obispo de David, Panamá, presidente del Consejo de Asuntos Económicos; monseñor Juan Espinoza Jiménez, obispo auxiliar de Morelia, México, secretario general; y el padre Leonidas Ortiz, de la diócesis de Garzón, Colombia, secretario adjunto.

La implementación de Evangelii Gaudium

Cuando el cardenal Rubén Salazar, después de presentarle el saludo en nombre de la Presidencia, le preguntó al Santo Padre qué desea que haga el CELAM, inmediatamente respondió: “implementar la Exhortación Apostólica Evangelii Gaudium”, especialmente todo lo que hace referencia a los laicos. Desde hace 50 años o más se viene diciendo que “esta es la hora de los laicos”, pero parece que se ha parado el reloj.

El Papa recomendó especialmente la lectura y aplicación de la Carta que dirigió al cardenal Marc Ouellet, presidente de la Pontificia Comisión para América Latina, el pasado 19 de marzo, día de San José, con motivo de la reciente Asamblea que este organismo efectuó del 1 al 4 de marzo en Roma sobre “el indispensable compromiso de los laicos en la vida pública de los países latinoamericanos”.

El corazón de “Amoris Laetitia” es el amor en la vida familiar

El Cardenal Salazar hizo referencia al diálogo mantenido el lunes pasado con los Embajadores latinoamericanos, acreditados ante la Santa Sede, sobre la Exhortación Amoris Laetitia. El Papa responde que el corazón de la Exhortación es el capítulo 4: el amor en la vida familiar, fundamentado en el capítulo trece de la primera carta de San Pablo a los Corintios.

Y el más difícil de leer es el capítulo 8. Algunos, dice el Papa, se han dejado aprisionar por este capítulo. El Santo Padre es muy consciente de las críticas de algunos, incluidos cardenales, que no han logrado entender el significado evangélico de sus afirmaciones. Y dice que la mejor manera de entender ese capítulo es bajo el marco de la presentación que hizo el cardenal Christoph Schönborn OP, arzobispo de Viena, Austria, un gran teólogo, miembro de la Congregación para la Doctrina de la Fe, muy familiarizado con la doctrina de la Iglesia.

Congreso sobre el Jubileo Extraordinario de la Misericordia

La Presidencia del CELAM se refirió también a los preparativos que se vienen haciendo para la próxima realización del Congreso sobre el Jubileo Extraordinario de la Misericordia, organizado por la Pontificia Comisión para América Latina-CAL y el Consejo Episcopal Latinoamericano-CELAM. Este Congreso tendrá lugar en Bogotá, Colombia, del 27 al 30 de agosto de 2016, con el lema: “que un viento impetuoso de santidad recorra el próximo Jubileo extraordinario de la misericordia en todas las América” (PAPA FRANCISCO, Homilía en el Pontificio Colegio Americano del Norte, Janículo, Roma, 2 de mayo de 2015.) El Papa se alegró con esta información y animó a los obispos de América Latina a unirse a esta gran celebración.

La preocupación del Papa por América

El Santo Padre mostró su preocupación por los problemas sociales que se están viviendo en América en general. Le preocupan las elecciones en Estados Unidos por la falta de una atención más viva a la situación social de los más pobres y excluidos. Le preocupan los conflictos sociales, económicos y políticos de Venezuela, Brasil, Bolivia y Argentina… De pronto se puede estar pasando a un “golpe de Estado blanco” en algunos países. Le preocupan las carencias del pueblo haitiano y la falta de diálogo de las autoridades de los países que comparten la isla, Haití y República Dominicana, a fin de encontrar una solución legal a los migrantes y desplazados. Le preocupa la manera de entender lo que es un estado laico y el papel de la libertad religiosa por parte de algunas autoridades mexicanas.

Al Papa le anima ver el avance que se está dando en los procesos de paz en Colombia; le anima igualmente su próximo viaje a este país para hacer la visita pastoral a un pueblo que ha sido tan golpeado por la violencia y que necesita emprender caminos de perdón y reconciliación.

El Papa se entusiasma cuando comienza a hablar de la Patria Grande que es América Latina y de los esfuerzos que no deben cesar para lograr la integración de nuestros pueblos. Para esto se necesitan acercar posiciones, restablecer el diálogo social y buscar soluciones mancomunadas a los desafíos que presenta el mundo de hoy.

¿“Santos” Rutilio Grande, Eduardo Pironio, Helder Camara y Luciano Mendes?

“Cientos de causas de santos latinoamericanos están en proceso en esta Congregación”, dijo el Prefecto de la Congregación para la Causa de los Santos, cardenal Angelo Amato, con motivo de la visita de la Presidencia del CELAM el pasado 19 de mayo de 2016, expresando su alegría por esta nueva realidad en la vida de la Iglesia. El Prefecto de la Congregación estuvo acompañado por su Secretario, el Arzobispo Marcello Bartolucci, y el Subsecretario, P. Bogusław Turek.

El interés del CELAM por los santos latinoamericanos

El cardenal Rubén Salazar, presidente del CELAM, le manifestó el interés que tiene este organismo latinoamericano, de dialogar con la Congregación para la Causa de los Santos sobre la gran importancia de las figuras de los santos latinoamericanos en la evangelización, haciendo énfasis en su dimensión misericordiosa.

En el Congreso que el CELAM está organizando sobre el Jubileo Extraordinario de la Misericordia, con la Pontificia Comisión para América Latina-CAL, para el mes de agosto de 2016, se va a dejar un espacio amplio para recordar a algunos de los santos más significativos, siguiendo el esquema del papa Francisco en la Homilía que pronunció en el Pontificio Colegio Americano del Norte, Janículo, Roma, 2 de mayo de 2015.

En efecto, se va tener en cuenta, por ejemplo, en diversos paneles, la misericordia expresada por santos latinoamericanos que han derramado su sangre en el martirio, comenzando por un santo de nuestros días Monseñor Oscar Arnulfo Romero, de El Salvador; o santos como Roque González y compañeros mártires en Paraguay; o Cristóbal Magallanes y compañeros mártires, que fueron perseguidos en diferentes regiones de México por confesar que Cristo es Rey de universo.

También se presentará la misericordia de humildes obreros de la viña del Señor, como Juan Diego y Santa Catalina Tekakwitha, la primera santa piel roja de Estados Unidos. Y a santos misioneros de la primera evangelización como José de Anchietta, de Brasil; o Fray Junípero Serra, de México y California-USA; o Francisco de Laval, esforzado misionero del siglo XVII, primer obispo de Quebec, Canadá, canonizado por el papa Francisco en 2014.

Y qué decir de la dimensión misericordiosa de santas místicas como Rosa de Lima, Mariana de Quito, Teresita de los Andes, Chile, o la beata María de la Encarnación, llamada la Teresa del nuevo Mundo; o Teresa Nadeau Lacour, de Canadá.  

También se contemplará la misericordia de santos pastores que “emanaban el perfume de Cristo y el olor de las ovejas” como Toribio de Mogrovejo, de Perú; Rafael Guizar y Valencia, de México; el Cura José Gabriel del Rosario Brochero, de Argentina.

Ha habido santos que fueron “servidores de los que sufren y de los marginados” como Pedro Claver en Colombia, “esclavo de los esclavos negros”, como él solía llamarse; Martín de Porres, de Perú; Francisca Javier Cabrini, llamada “la madre de los emigrantes”, misionera en Estados Unidos; Laura Montoya, de Colombia, al servicio de los indígenas y de los pueblos originarios; Alberto Hurtado, de Chile; Pedro de San José Betancur, de Guatemala.

O santos que han expresado su misericordia a través de la educación como Santa Isabel Ana Seton (+1821), quien fundó la Congregación de las Hermanas de la Caridad de San José, con el fin de educar niñas y niños pobres; o San Miguel Febres-Cordero de Ecuador.

Otros “santos” como Rutilio Grande, Eduardo Pironio, Helder Camara, Luciano Mendes, entre otros

El Cardenal Amato habló de otros “santos” latinoamericanos, cuyas causas se han introducido en la Congregación, como el Siervo de Dios Eduardo Pironio, quien fue presidente del CELAM, luego cardenal prefecto de la Congregación para la Vida Religiosa y presidente del Pontificio Consejo para los Laicos. Falleció el 5 de febrero de 1998. O la Madre Margarita Fonseca, Fundadora de las Siervas de Cristo Sacerdote en Colombia, fallecida en olor de santidad el 2 de marzo de 1994, cuya causa ha sido aceptada y se encuentra en la fase diocesana, en espera de un milagro para su beatificación. Eduardo Pironio fue el Cardenal Protector de esta Congregación, a la que orientó espiritualmente durante muchos años.

Una causa de mucho interés, muy unida a la vida de monseñor Oscar Arnulfo Romero, es la del padre Rutilio Grande García, S.J., quien murió martirizado en San Salvador. En la Santa Sede no hay ninguna objeción para que esta causa avance. Está en su fase diocesana.

Y quién no recuerda a Dom Helder Camara, arzobispo de Olinda y Recife, secretario de la Conferencia Nacional de Obispos de Brasil y uno de los fundadores del CELAM, quien falleció el 27 de agosto de 1999. El Cardenal Amato expresa que, de parte de la Santa Sede, no hay ningún obstáculo para avanzar en esta causa, la cual se encuentra en la fase diocesana. Hasta el momento, no resulta un milagro para su beatificación.

También la causa del Siervo de Dios Luciano Mendes de Almeida, S.J., Arzobispo de Mariana, quien fue presidente de la Conferencia Nacional de Obispos de Brasil y presidente de la Comisión de Redacción del Documento de Santo Domingo en 1992. Falleció el 20 de agosto de 2006, hace apenas 10 años. Ya se introdujo su causa, se encuentra en fase diocesana y se espera algún milagro para su beatificación.

El cardenal Amato habló de otros “santos” latinoamericanos como Vasco de Quiroga, primer Obispo de Michoacán, quien falleció el 14 de marzo de 1565. Desde el 2014 se dio el decreto de apertura del estudio diocesano sobre la virtud. Ya el Relator, padre Fidel González está preparando la “positio super Virtutibus”.

También el CELAM preguntó por monseñor Juan José Gerardi, de Guatemala, cuya causa ni siquiera se ha iniciado. 

El cardenal Amato concluyó la reunión diciendo que para América Latina y El Caribe hay una particular solicitud en estos momentos. Han llegado centenares de causas que ya están abiertas y avanzan a distinto ritmo. 

Bendecimos al Señor Jesús que nos ha llamado a ser perfectos y a crecer en santidad como el Padre celestial es santo.

 

Autor: Dpto. de Comunicación y prensa del CELAM, con informaciones del P. Leonidas Ortiz, secretario adjunto del CELAM




Documento sin título