Video: LATIDOAMÉRICA
Conferencias Episcopales
   
Medios Asociados
   
 
Noticias
02 de Noviembre, 2016
Editorial No 136

Imprimir
Imprimir

Los caminos de la paz

Este año, en la Jornada Mundial de Oración por la Paz celebrada en Asís, “la ciudad de san Francisco”, Jorge Mario Bergoglio destacó que para trabajar por la paz es preciso “salir, ponerse en camino, encontrarse juntos”. Más que una acción física, se trata, sobre todo, de un movimiento del espíritu. “Son respuestas espirituales concretas para superar la cerrazón abriéndonos a Dios y a los hermanos”, dijo del Papa, subrayando la inaplazable tarea de los hijos y las hijas de Dios para contrarrestar el virus de la indiferencia. “Dios nos lo pide, exhortándonos a afrontar la gran enfermedad de nuestro tiempo: la indiferencia. Es un virus que paraliza, que vuelve inertes e insensibles, una enfermedad que ataca el centro mismo de la religiosidad, provocando un nuevo y triste paganismo: el paganismo de la indiferencia”.

En el encuentro-taller sobre “La Iglesia y el obispo en la transformación de conflictos y la construcción de la paz”, realizado por el CELAM y la Conferencia Episcopal de México (CEM), se dijo que no solamente es necesario “hacer las paces”, también es imperativo “construir la paz” y ello implica, de alguna forma, integrar esfuerzos para edificar una “casa nueva”, corrigiendo lo que dio origen a la guerra y apostando por una ética de la transparencia y la compasión, una espiritualidad del perdón y la reconciliación, y una cultura de los derechos humanos y de la aceptación de la pluralidad.

“Hoy el mundo tiene una ardiente sed de paz”, ha dicho el papa Francisco. Es preciso transitar caminos de diálogo y encuentro para alcanzar los “mínimos” que la hagan posible, con la certeza de que la paz “no es una simple protesta contra la guerra, ni siquiera el resultado de negociaciones, compromisos políticos o acuerdos económicos, sino resultado de la oración”, como ha aseverado el obispo de Roma. Ciertamente, “buscamos en Dios, fuente de la comunión, el agua clara de la paz, que anhela la humanidad: ella no puede brotar de los desiertos del orgullo y de los intereses particulares, de las tierras áridas del beneficio a cualquier precio y del comercio de las armas”.

En esta edición No. 136 de Noticelam se comparten algunos esfuerzos eclesiales para construir la paz, como el citado encuentro-taller promovido conjuntamente por el CELAM y la CEM. A ello se añade la “Declaración de Honduras”, que recoge los aportes del Seminario Latinoamericano sobre Migración, Refugio y Trata de personas, organizado por el Departamento de Justicia y Solidaridad del CELAM; y una lectura bíblica sobre el conflicto armado en Colombia, hecha por el Padre biblista, Claretiano y misionero, Gonzalo de la Torre.

Otras alentadoras propuestas devienen del VIII Curso-taller para la Animación Bíblica de la Pastoral (ABP) realizado en Santo Domingo y de la “Hoja de ruta 2016-2019 de la ABP”, donde la Escuela Bíblica del CEBITEPAL ha dado un importante aporte.

Por otra parte, con un acento marcadamente ecológico, la Iglesia de Brasil dedica la Campaña de la Fraternidad 2017 al cuidado de los biomas brasileños y a la defensa de la vida, mientras que, en el norte del Continente, la crisis migratoria de miles de haitianos en la frontera México-Estados Unidos clama por urgentes respuestas solidarias interinstitucionales.

Finalmente, se destacan algunas informaciones referidas al próximo consistorio donde serán creados tres cardenales latinoamericanos; el programa de la visita apostólica del papa Francisco a Suecia y; como novedad, una video-entrevista producida por el Departamento de Comunicación y Prensa del CELAM.

“Bienaventurados los que trabajan por la paz” (Mt 5,9). Con este propósito queremos caminar.




Documento sin título